fbpx V Encuentro Federal de Derechos Humanos: pedido de unidad y reclamo por el asesinato de Lucas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 25.11.2021
V Encuentro Federal de Derechos Humanos: pedido de unidad y reclamo por el asesinato de Lucas

Tras la edición virtual del 2020, el sábado 20 en la ex ESMA se convocaron más de mil asistentes de todas las provincias para debatir sobre la situación de los derechos humanos en nuestro país. Cuentas pendientes y la violencia institucional como eje.

Por Diego Moneta / Foto: Red Federal por los Derechos Humanos

El 20 de noviembre de 2007 la Armada desocupaba de forma definitiva las instalaciones de la Escuela Mecánica (ESMA) y se firmaba el convenio que creó el Ente Interjurisdiccional Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos. Catorce años más tarde, el sábado pasado, en el mismo lugar, se llevó a cabo la quinta edición del Encuentro Federal de Derechos Humanos (DDHH). Entendido más como un espacio militante, antes que institucional, su objetivo es poner en común experiencias y hacer un balance de lo que ocurre en cada rincón del país.

Tras realizarse de manera virtual el año pasado, en el predio de Avenida del Libertador 8151 se congregaron más de mil personas de todas las provincias. A lo largo de la jornada se debatió en once comisiones con distintas temáticas y durante los próximos días la Red Federal por los Derechos Humanos compartirá un documento con las conclusiones para que sirvan de insumo para futuros proyectos legislativos e iniciativas ejecutivas.

De la apertura participaron Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, Délfor “Pocho” Brizuela, secretario de DDHH de La Rioja, y Horacio Pietragalla Corti, secretario de DDHH de la Nación, nieto restituido y principal impulsor del evento, desde que ocupaba la misma cartera pero en Santa Cruz. La primera edición fue en la Universidad Nacional de Avellaneda en 2017 ante los retrocesos en la materia bajo el gobierno de Mauricio Macri y la imposibilidad de implementar medidas en los marcos institucionales. A partir de los resultados de las ultimas elecciones, Pietragalla Corti aseguró que se van a usar “todas las herramientas legales y constitucionales para que quienes no reconozcan que en este país hubo delitos de lesa humanidad no puedan asumir en el Congreso”.

Todo el Encuentro estuvo atravesado por el fusilamiento de Lucas González en manos de la Policía de la Ciudad, por lo que la comisión de violencia institucional fue la más convocante. Allí se sucedieron relatos de distintos familiares de víctimas del accionar estatal que revivieron su historia a partir del caso del joven futbolista, mientras se resaltaba que la problemática es una cuestión de clase. “Es tiempo de que el gobierno haga las cosas que tiene que hacer”, reclamó Miriam Medina, madre de Sebastián Bordón, asesinado en Mendoza en 1997 durante su viaje de egresados.

La primera oradora en el edificio Cuatro Columnas fue Raquel Witis, madre de Mariano Witis, fusilado por la Policía Bonaerense hace 21 años, e integrante de la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, quien remarcó la importancia de que se sancione el proyecto de Ley Contra la Violencia Institucional, que podría perder estado parlamentario a fin de año. En ese sentido, Pietragalla Corti expresó que “de nada sirve que las autoridades de la Ciudad lamenten la muerte de Lucas si después no dan quórum”. Entre las medidas reclamadas destacan el juzgamiento administrativo por un tribunal independiente y la exoneración de la fuerza para que los condenados no sigan cobrando sueldo o jubilación; una reparación económica, simbólica y psicológica, más allá de lo judicial; dejar el arma tras cumplir el horario laboral y la implementación de controles de salud mental anuales.

El cierre del Encuentro, con la promesa de regionalizarlo fuera de Buenos Aires el año próximo, incluyó un vídeo por el día de la Soberanía Nacional y el reconocimiento a Alfredo Moffat y Alicia Stolkiner por su labor en la vinculación entre DDHH y salud mental. El otro eje fue el pedido de unidad para defender los derechos humanos conquistados y luchar por los que faltan. De Pérez Esquivel a “Taty” Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y “Lita” Boitano, de Familiares Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, muchos oradores señalaron esa necesidad a pesar de las diferencias. “Unidad en la diversidad” fue el mensaje para seguir sosteniendo discursos y banderas.