fbpx Cuarenta días de Macri: el balance de los trabajadores del programa Verdad y Justicia
DDHH //// 22.01.2016
Cuarenta días de Macri: el balance de los trabajadores del programa Verdad y Justicia

Los trabajadores emitieron esta semana un comunicado en que repasan los principales hechos del gobierno macrista, que el miércoles cumplió cuarenta día en el poder. La distribución regresiva del ingreso, la persecución política, “el vaciamiento en las políticas de derechos humanos” y “el retorno al derecho lombrosiano”. El documento completo.

En un comunicado emitido el miércoles y circulado vía Facebook, los trabajadores del programa Verdad y Justicia del Ministerio de Justicia de la Nación trazaron un primer balance del gobierno de Mauricio Macri, que cumplió ese día sus cuarenta jornadas en el poder.
Los trabajadores del programa, que ya se vio afectado por despidos, rechazaron la detención de la diputada del Parlasur Milagro Sala y señalaron la “distribución regresiva del ingreso” que se verifica en las medidas económicas del nuevo gobierno, la “persecución política” y “el retorno al derecho lombrosiano”, además del “vaciamiento en las políticas de derechos humanos” que afectará el desarrollo de los juicios por crímenes de lesa humanidad y la “criminalización de la protesta”.
Éste es el texto completo:
 
Comunicado de los trabajadorxs del PVyJ
Hoy 20 de enero de 2016 se cumplen 40 días de la asunción del Presidente Mauricio Macri cuya gestión viene impulsando políticas que atentan contra las libertades y los derechos de los trabajadores, afectando sus condiciones de vida: despidos masivos tanto en el sector estatal como privado, devaluación del 40%, aumento generalizado de precios, distribución regresiva del ingreso de los trabajadores hacia el sector empresarial, criminalización de la protesta y retroceso y vaciamiento en las políticas de derechos humanos.
En este sentido, rechazamos la detención de la Diputada del Parlasur, Milagro Sala, entendiendo que constituye un ataque a la libertad de expresión y protesta, implicando una grave violación a los derechos humanos. A esta detención, se suman hechos de persecución política e ideológica y despidos de trabajadores de la administración pública nacional, provinciales y municipales, a lo largo y ancho de todo el país. Los despidos que sufrimos los trabajadores en el Programa Verdad y Justicia, en la secretaría de Derechos Humanos, en la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad, en el Centro Ulloa, como en los distintos sitios de memoria, afectan directamente el desarrollo de los Juicios por crímenes de Lesa Humanidad.
Asimismo estas prácticas de persecución política, el retorno al derecho Lombrosiano evidenciado en detenciones arbitrarias en la vía pública y las últimas normativas en torno a la emergencia de seguridad; también ponen en riesgo los distintos derechos sociales y políticos, como la libertad personal.
Consideramos que todos estos hechos constituyen una política de vaciamiento del Estado que hacen peligrar los derechos adquiridos constituyendo un retroceso significativo que afecta la vida de todos los argentinos. Es necesario advertir que la violación de los derechos adquiridos puede implicar posibles sanciones internacionales porque se estaría violando la garantía de no regresividad. Garantía que se encuentra plasmada en Instrumentos Internacionales como la “Convención Americana sobre DDHH” Art. 26 y “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” entre otros, de los que surge la obligación de los Estados partes de garantizar la progresividad de los derechos y como consecuencia la prohibición de regresividad citada.
Los trabajadorxs del Programa Verdad y Justicia, reunidos en asamblea, decidimos:
- Exigir la inmediata libertad de Milagro Sala. No a la criminalización de la protesta social.
- Reincorporación inmediata de todos los despedidos.
- No al vaciamiento de las políticas de Derechos Humanos.