fbpx La poesía florece siempre | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 21.03.2021
La poesía florece siempre

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Poesía, AGENCIA PACO URONDO comparte este informe sobre algunos de los últimos lanzamientos editoriales.

Por Gito Minore |​ Ilustración: Nora Patrich

Por iniciativa de la UNESCO, desde 1998, el 21 de marzo se celebra el Día Internacional de la Poesía. Para esta fecha, por lo general, se organizan eventos y festivales a lo largo y ancho del mundo, los cuales congregan a varios amantes del género. Este año, por razones obvias, muchos de todos esos festejos se realizarán en forma virtual o bien se postergarán.

A pesar de lo yermo que fue el pasado 2020 en cuanto a producción en general, en lo que a poesía respecta, ha habido unos cuantos proyectos por demás interesantes.

En este informe compartimos las reseñas de tan solo un puñado de los muchos libros que llegaron a nuestras manos en estos últimos meses. ¡A disfrutar!

Sesiones de Poesía Compartida, segunda temporada

Desde hace unos años, el poeta y gestor Federico Baggini viene llevando adelante un particular ciclo que se llama “Sesiones de Poesía Compartida”. Para su realización convoca a diversos poetas, a quienes invita a mandarle por email un fragmento de poema. Con esa semillita comienza un trabajo a cuatro manos con el autor (aunque en algunos casos son muchas manos más) que, con el correr de las idas y vueltas, de las relecturas y reescrituras, termina convirtiéndose en un poema que, lejos de las particularidades de cada sujeto, consigue una unidad personal. Un poema único. Pero la cosa no queda ahí. Poco tiempo después, la obra es grabada en video y compartida en el canal de youtube del proyecto. Por si fuera poco, un año después, con todos los poemas de la temporada, se arma y publica un libro de autoedición cuyas ventas son utilizadas para distintas causas. Así, la recaudación del primer tomo se destinó a la construcción del techo del comedor central de la villa La Estrella (Pcia. Bs. As.) y de pabellones literarios en hospicios del GCBA; y con la de su sucesor, a la creación de una biblioteca chica y de una ludoteca en el comedor de villa Bananita en la ciudad de Rosario.

En este segundo tomo, además del mencionado mentor, participan: Pablo Arraigada, Juliana Planas, Daniel Quintero, Dolo Trenzadora, Gustavo Tisocco y una nutrida lista.

Un proyecto que, lejos de detenerse frente a las adversidades de los tiempos que corren, apuesta a sumar. A sumar siempre.

Tal como lo comenta Gabriela Borrelli Azara en el prólogo: “Si hay que leer al futuro, hay que leerlo en las palabras, en la poesía, en lo que ya fue escrito”.

Se puede conocer el trabajo en su página de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCxXOT2jPpLQ4wd2rKGQsQug

La máquina eterna

En el oeste del conurbano, puntualmente en la localidad de Haedo, poco antes de que comience la pandemia, un grupo de amigos y amigas estudiantes de edición se juntaron para poner en práctica aquello que habían aprendido en la facultad y darle rienda suelta a la producción de poetas y narradores noveles.

Con ediciones semiartesanales de pocos ejemplares cosidos (50, promedio) salieron a la calle con las novelas Pobrecitxs ellxs de Bruno Vicino; Se llama Mariana, le dicen Pola, de Bruno Dotta y el poemario de Pedro L´Eveque Libres de intemperie.

Construido por veintinueve poemas titulados con números romanos, el libro se presenta como un único texto poético al cual se lo puede abordar desde distintos lugares. Reflexivo, urbano, sin caer en lugares comunes, los versos se manifiestan sensibles a una realidad abrumadora. Tal como lo expresa en el poema IX: “también hay hombres/ que torturan/ a otros hombres torturados/ que piensan/ cómo ayudar a otros hombres/ que nunca van a conocer”.

Mención aparte para las geniales ilustraciones de Irina Carlisi, las cuales constelan de manera armónica con los versos y convierten al conjunto en una obra sencilla, pero contundente.

Humedal (Poemas a cuatro manos)

En octubre de 2020, la editorial rosarina Ciudad Gótica, lanzó Humedal. Estos poemas a cuatro manos, escritos por Sergio L. Fuster, Néstor Farini, Antonio Ramos y Sergio Ferreira, son un verdadero manifiesto de denuncia frente a la ambiciosa quema de los humedales de la zona litoraleña, acaecidos el año pasado. Estos infiernos repetidos en distintos puntos de nuestro país, y que hace días tuvo su nefasta continuación en la Patagonia, son el eje de las denuncias que estos versos colectivos no se cansan de vociferar a viva voz y sin medias tintas.

Así lo expone Amor Perdía en su prólogo: “Humedal cuestiona, en cuatro tonos, una misma realidad: la quema indiscriminada en las islas, la intencionalidad de las llamas, la ceguera del humo. La mano que mueve al fuego es la mano que quema al mundo. Quienes escriben, lo saben. Iluminados de pánico, lo saben.”

Acompañan a los versos, las acuarelas de Antonio Ramos y la tapa de Grisel Vander Mey.

El libro se puede conseguir en formato físico o se puede descarga en pdf de manera gratuita en el link del sello: https://www.cgeditorial.com.ar/productos/humedal-poemas-a-cuatro-manos/

30 años de poesía y militancia

La editorial 3+1 cumplió 30 años de trayectoria, el pasado 2020. Fiel a su estilo, para celebrarlo, lo hizo publicando dos títulos más que elocuentes: ¿Qué es poesía? y Poetas editores de poesía, ambos compilados por Eduardo Montejopia.

El primero de ellos ¿Qué es la poesía?, tal como su título lo adelanta, intenta dar respuesta a este interrogante. Para hacerlo, el sello ha invitado a 30 poetas, gestores, editores, referentes de  distintos puntos del país y de Chile, para que escriban un ensayo corto y un poema. Porque ¿hay mejor manera de responder sobre qué es la poesía sino con un poema? O mejor dicho ¿Qué mejor forma de no responder a la pregunta sino de seguir planteando el dilema que con un poema?

Entre los invitadxs se encuentran: Norberto Barleand (CABA); Theodosio Andrés Barrios (Posadas); María Beatríz Bolsi (Sta. Fe) y Victoriana Gajardo Rebolledo (Chile).

El segundo título es un proyecto que intenta vincular la labor de los poetas que a su vez son editores. Precedido por un extenso capítulo histórico donde Montejopia recorre los diversos proyectos editoriales que a lo largo de estos dos siglos afloraron en nuestro país, el cuerpo del libro trae dieciséis reportajes a diferentes poetas-editores actuales, entre ellxs: Rubén Derlis, Alejandro Cesario y Graciela Licciardi. Como no podía ser menos, los reportajes también vienen acompañados de un poema del entrevistadx.

De este modo lo expresa su autor en la presentación: “Este libro es un poco de historia personal y de la de aquellos que diariamente piensan en los libros de poesía. Es una simple búsqueda de lo que somos (usted podrá leer a mis colegas en un interviú sobre su experiencia al final del libro), y yo soy como editor y poeta”.

La editorial que a lo largo de estos 30 años lleva publicadas más de quinientas antologías temáticas y cien libros de autores individuales, no detiene su motor y sigue dando batalla a lo que se presente. Un verdadero canto a la autogestión.

Poesía nuestra

Desde el año 2012 Clara Beter ediciones viene contrayendo la colección “Poesía nuestra”. Surgida como fruto del ciclo literario “Poesía bajo la autopista”, de la cual se lanzaron cuatro antologías cooperativas, desde hace un tiempo a esta parte viene alentando la publicación de autores locales y extranjeros. Durante estos últimos meses han salido libros que reúnen los trabajos de poetas que se sumergen en distintas poéticas, entre ellos: Lo que no ahora todavía es un alba, de Juan Fonrouge; Parir luz en el caos, de Federico Nahuel; Incierto o el demonio de los ojos azules, de Adrián Dubinsky, Este reo tipo, de Iván Quinteros, Todos los aviones que saludamos en la infancia, de Ariel Abregu, y Líneas en fuga del grupo de docentes conformados por Mónica Torzullo, Susana Anahí Vidal, Micaela Raquel Vidal, Fernando Rey y Guillermo Gorbarán.

Durante los primeros meses de la pandemia, como una manera de combatir la tristeza con imaginación, lanzó una convocatoria con la consigna de escribir (poesía o narrativa) y dibujar sobre un electrodoméstico bastante particular: la heladera.

La propuesta fue bien recibida y con una selección de los trabajos realizados se editó la plaquette Escritos a la heladera, la cual se estrenó en el evento “Sacamos la mesa a la vereda” realizado en diciembre de ese mismo año, al aire libre y con todos los protocolos.

Para festejar sus ocho años de existencia, ese mismo mes lanzó en formato epub su primera antología para descargar de forma gratuita desde su página: http://clarabeterediciones.com.ar