fbpx Violencia institucional en el Pellegrini: el testimonio de un docente | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 13.11.2018
Violencia institucional en el Pellegrini: el testimonio de un docente

Ricardo Romero, profesor de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini-UBA, se refirió a la requisa violenta de efectivos policiales a alumnos adolescentes de la institución.  

El profesor de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini-UBA, Ricardo Romero, publicó una columna en el diario Página 12 reflexionado sobre el hecho de violencia institucional ocurrido en la puerta de la Escuela Carlos Pellegrini, el viernes 9 de noviembre pasado, en la ciudad de Buenos Aires. De esta manera, el trabajador de la educación reflexionó en torno a la violencia de los efectivos policiales: “Sin duda, pegarles golpes de puño a profesores y estudiantes en puntos de knock out, como se ve en los videos a quien escribe, o al hígado a chicas y chicos de 15 años, denota la violencia institucional y muestra lo repudiable del accionar de las fuerzas frente a ésta situación”. 

En esta misma dirección, el docente cuestionó la cobertura mediática del hecho y defendió el accionar de los docentes que impidieron que los efectivos policiales no abusen de su autoridad. “Si bien ciertos medios acusaron a docentes de ´enfrentar´ a la policía para impedir la detención de un ´supuesto portador de marihuana´, lo cierto es que trataron de buscar la mejor forma de abordar una situación que involucraba a un joven de 15 años estudiante de nuestra escuela.” 

Además, el testigo de los hechos señaló: “Es preciso realizar una reflexión profunda sobre el accionar de las fuerzas, más en temas referidos a adicciones, donde sería recomendable propiciar abordajes formativos y no represivos, o al menos que sea implacable con organizaciones delictivas y más humana con la ciudadanía”. 

Finalmente, concluyó: “Ojalá esas conductas llamen la atención de los responsables institucionales de las fuerzas y procedan a propiciar un cambio en su accionar, porque ese sería el mejor ejemplo de una tarea docente.”

Cabe recordar que desde el Centro de Estudiantes habían relatado en un comunicado: "En ese momento hubo todo tipo de agresiones físicas. Los policías empujaron a un preceptor que se desvaneció y tuvo que recibir asistencia médica. Además, golpearon a varias personas más e, incluso, amenazaron con arrojar gas pimienta".

Por su parte, la institución educativa emitió una declaración formal y destacaron: "Al pretender subir al niño al patrullero, la reacción de los alumnos fue intentar impedirlo. Los oficiales deciden abrirse paso entre decenas de menores y autoridades llevando a una situación violenta que terminó en empujones, con un docente golpeado desmayado en el piso y con chicas y chicos con crisis nerviosas y de angustia que fueron atendidos por el SAME".