fbpx A una semana de la muerte de Juan Ghergo, sus familiares y amigos reclamaron justicia | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 08.06.2021
A una semana de la muerte de Juan Ghergo, sus familiares y amigos reclamaron justicia

El joven de 29 años fue asesinado por un policía el pasado lunes 31 de junio. Sus familiares y amigos denuncian que se trató de un caso de gatillo fácil. 

Por Paula Viafora

El joven Juan Francisco Ghergo de 29 años, residente del Barrio Mitre, ubicado en la zona de Saavedra detrás del Shopping Dot Baires, fue muerto por un agente policial el pasado lunes 31. Sus familiares y amigos denuncian que se trató de un hecho de gatillo fácil. 

Según las crónicas periodísticas el joven habría pactado la compraventa de un celular con el policía, que estaba de civil, por las redes sociales. En el momento del intercambio en el lugar acordado (Superi al 4300) algo se complicó: algunas fuentes dicen que Juan quiso escapar sin pagar, lo que motivó que el policía le disparara varias veces por la espalda hasta terminar con su vida. Los vecinos alertaron al 911 y patrulleros de la Comisaría 12 de la Ciudad. Al llegar al lugar protagonizaron incidentes con vecinos de Juan que reclamaban justicia.

Según el medio Infobae (muchas veces vocero de las fuerzas de seguridad), Juan habría contactado al vendedor desde un perfil falso de Facebook para acordar el precio y lugar de encuentro. La publicación señala a Juan como integrante de la hinchada de Platense (aunque no barrabrava y le atribuye antecedentes penales por robo y venta de estupefacientes). La investigación está a cargo del fiscal José Campagnoli. Cabe recordar que la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional repudió en 2014 el proyecto para nombrar al representante del Ministerio Público Fiscal "ciudadano ilustre" porteño, raíz de las multiples denuncias de hostigamiento y discriminación a vecinos del barrio.

Desde otra perspectiva, los familiares de Ghergo sostiene una versión completamente distinta a la versión policial. Ellos sostienen que la venta del celular es absolutamente falsa. Juan simplemente iba a comprar unas galletitas para su hijo y fue sorprendido por el policía. Un testigo del hecho aportó que sin voz de alto ni incidente alguno el policía le disparó. El uniformado Ariel Arias Butron, nunca estuvo detenido y tendría una causa por gatillo fácil de 2018. A una semana de los hechos, los familiares aún esperan la entrega del cuerpo y que la jueza Elizabeth Alejandra Paisan, titular del Juzgado Criminal y Correccional 12, permita que el abogado de la familia tenga acceso al expediente, cosa que se le negó. Juan vivía en pareja con otra joven y tenía dos hijos pequeños.