fbpx Santa Fe: La policía hostigó a trabajadores que reclamaban contra una empresa del Grupo Vicentín | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 03.08.2020
Santa Fe: La policía hostigó a trabajadores que reclamaban contra una empresa del Grupo Vicentín

Diez trabajadores de Algodonera Avellaneda repartían volantes para visibilizar su reclamo por mejores condiciones laborales cuando fueron interceptados por la policía de Santa Fe y fotografiados. 

Por Fernando Latrille

Diez trabajadores de la Algodonera Avellaneda, empresa del grupo Vicentín que el viernes a la mañana se encontraban repartiendo volantes ejerciendo su derecho a la protesta para reflejar la problemática que padecen fueron interceptados por la policía de Santa Fe que los fotografió y también les tomó su datos. “Nosotros habíamos hecho unos folletos para mostrarle a la sociedad lo que estamos reclamando porque no estamos siendo escuchados y la sociedad no está entendiendo lo que está pasando con nosotros”, dijo en diálogo con AGENCIA PACO URONDO, Sonia Zanel, delegada de les trabajadores.

Su derecho a la protesta fue interrumpido por la fuerza policial en la mañana del 31 de julio cuando les trabajadores decidieron ir hasta donde está el parque industrial de la ciudad de Avellaneda, Santa Fe, a repartir los panfletos que habían preparado para visibilizar su reclamo. A los cinco minutos en que estaban distribuyéndolos apareció la policía con dos patrulleros que solicitó documentación a les manifestantes, como también la documentación de sus vehículos- aunque la distribución la hacían caminando-, y con total cuidado, con los barbijos correspondientes y respetando la distancia. “Nos pidió el permiso para circular, los datos de los vehículos en los que andábamos y le preguntamos por qué hacían eso, porque acá se puede circular porque no hay casos”, contó Sonia Zanel.

El folleto que distribuían cuanta la situación que están atravesando les trabajadores de Algodonera Avellaneda, empresa del grupo Vicentín, desde hace un tiempo y dice: “Una empresa que es del grupo Vicentín hace 20 años.  Nunca dejó de producir siempre al 100%, creció en un 90% con la tecnología en maquinarias nuevas; empresa que en el año 2018 exportó el 66% de su producción; reclamamos un salario digno; tenemos salario de 116 pesos por hora; valor de antigüedad de 10 pesos para un trabajador con 30 años, toda una vida en la empresa. Luchamos para poder llevar estabilidad económica a nuestra familia; poder brindarles la posibilidad de seguir estudiando a nuestros hijos”.

 

 

“Algodonera Avellaneda está cerrada porque nosotros hace 50 días que estamos de paro”, señaló Zanel a este medio. “Estanos esperando que la empresa se siente a negociar con el gremio Aceiteros que no está representando”. Por su parte, el sindicato de Aceiteros y Desmotadores de Algodón de los Departamentos General Obligado y San Javier emitió un comunicado por lo sucedido que calificó como “Amedrentamiento y hostigamiento policial contra volanteada de Algodonera Avellaneda”. Señalaron que “las trabajadoras y los trabajadores de la Algodonera Avellaneda, parte del grupo Vicentin, fueron hostigados hoy por agentes policiales mientras intentaban repartir volantes para informar a la población de su situación, donde no están cobrando ni siquiera la totalidad de los salarios de hambre que paga la empresa”.

“Patrulleros se dirigieron específicamente hacia el pequeño grupo de diez obreras y obreros, quienes cumplían con todas las medidas sanitarias y de distanciamiento correspondientes a la Fase 5 vigente en la provincia. Los agentes policiales los interrogaron, reclamaron datos personales, les sacaron fotos y les impidieron continuar con la actividad de difusión”, subrayaron en el comunicado el sindicato de Aceiteros y Desmotadores.

El sindicato dio cuenta de la doble vara al señalar: “Esto ocurre en la misma localidad donde el intendente Dionisio Scarpin convoca repetidamente aglomeraciones en defensa del directorio de la empresa Vicentín, violando medidas sanitarias, insultando y agrediendo periodistas sin ningún inconveniente policial”. También dejaron sentado que el hostigamiento contra les trabajadores no ha sido el único al expresar que “el repudiable hecho se suma a otra práctica de amedrentamiento que la fuerza policial ha desplegado en los últimos días: citar a delegados y referentes gremiales a las comisarías como "testigos" de su propio conflicto, práctica que es ilegal y que este sindicato ya ha denunciado ante el Gobierno de la Provincia de Santa Fe”.

Así también, el gremio comunicó que realizarán una presentación ante el ministro de Seguridad de la Provincia, Marcelo Saín sobre todo lo sucedido. “Que sepa la sociedad cómo son tratados los trabajadores cuando reclaman por sus derechos: cobrar los salarios en su totalidad y también, que esos salarios no sean de hambre. Hacemos responsable a la Provincia de Santa Fe de que la policía local actúa como fuerza de choque de la empresa Vicentín”.