fbpx Investigan a un fiscal bonaerense por el presunto encubrimiento del gatillo fácil de Lucas Verón | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 13.07.2021
Investigan a un fiscal bonaerense por el presunto encubrimiento del gatillo fácil de Lucas Verón

Se trata de una de las causas vinculadas al asesinato policial en el barrio Scasso, en González Catán. “En este primer aniversario seguimos luchando para lograr obtener justicia", declaró la tía del joven en conversación con AGENCIA PACO URONDO. 

Por Juan Borges

El sábado 10 de julio se cumplió el primer aniversario del asesinato policial del joven Lucas Verón. Los uniformados de la Policía Bonaerense, Ezequiel Benítez y Cintia Duarte, se encuentran acusados de asesinar al joven en el día de su cumpleaños número dieciocho. Los agentes permanecen detenidos desde el día del crimen, luego de que el accionar de la familia y organismos de derechos humanos desactivará la estrategia del fiscal y la fuerza de seguridad para encubrir el caso.

En este marco, representantes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) dialogaron con AGENCIA PACO URONDO y señalaron: “Actualmente, por estos hechos hay tres causas en la justicia. El expediente central, que investiga el homicidio de Lucas y el intento de homicidio de Gonzalo.  Allí se encuentran imputados Benítez y Duarte. Tras la recusación de fiscal Juan Pablo Tahtagian por las graves violaciones a los derechos y garantías procesales cometidas esa madrugada, la investigación quedó a cargo de los fiscales Claudio Fornaro y Marcos Borghi de la fiscalía temática de homicidios de La Matanza. Además de la CPM, que patrocina a la familia de Lucas, la CTA de los trabajadores – La Matanza se presentó como particular damnificado y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre lo hizo como Amicus curiae.”

En este mismo sentido, desde la CPM desarrollaron: “Vinculada al expediente central, hay una segunda causa con trámite en la Ayudantía Fiscal de gravedad institucional de La Matanza que investiga a funcionarios policiales de la comisaría de González Catán por adulterar pruebas e intentar desviar la investigación. El comisario y segundo jefe departamental Diego Ocampos, el subcomisario Daniel Quinteros y la oficial subayudante María Giselle Genez están procesados por los delitos de amenazas coactivas, privación ilegal de la libertad, falsedad ideológica y falso testimonio”.

El fiscal de la causa fue cuestionado por la familia del joven asesinado y los patrocinantes ante lo cual los letrados de la CPM sostuvieron: “La tercera de las causas investiga la actuación del fiscal Tahtagian; además de las irregularidades en el expediente central y motivo de su recusación, se investiga si por acción u omisión la participación suya posibilitó las conductas delictivas de los funcionarios policiales durante las primeras horas de la investigación. Recientemente, el fiscal general de San Martín Marcelo Lapargo ordenó el desarchivo de la causa, que había sido dictado por la fiscal de delitos complejos Andrea Andoniades”.

Po su parte, Alejo Rivera, miembro a la organización HIJOS de La Matanza ofreció su testimonio y señaló: “El balance que hacemos en este primer aniversario del crimen de Lucas es que es necesario estar organizados y movilizados para frenar la impunidad. Para quebrarle el brazo a un poder judicial que pocas veces o quizás nunca está del lado de los sectores populares. La impunidad que intentaron llevar a cabo desde la cúpula de la policía de González Catán, de la Comisaria N° 2 junto con el fiscal Juan Pablo Tahtagian. Estas maniobras fueron derribadas gracias al rápido accionar de la familia de Lucas Verón y a la movilización del barrio. Cada día 10 nos congregamos enfrente de los tribunales de La Matanza y eso nos permitió estar en contacto con el poder judicial. Que vean las caras de la familia, de los vecinos. Que vean lo genuino que era el reclamo y como la justicia debe cambiar en pos de los sectores más vulnerables de la sociedad”.

Finalmente, la tía de Lucas, Marina Mapelli conversó con este medio y ofreció su testimonio: “En este primer aniversario seguimos luchando para lograr obtener justicia. Para conseguir una verdadera reforma judicial, pero también una reforma de las fuerzas de seguridad para que realmente no sigan sucediendo tantos casos de violencia institucional y que finalmente se constituya un verdadero y definitivo nunca más”.