fbpx Caso Roberto Autero: confirman procesamiento de un ex agente de la Metropolitana por homicidio | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 07.04.2017
Caso Roberto Autero: confirman procesamiento de un ex agente de la Metropolitana por homicidio

Así lo determinó la Sala V de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, al desestimar la versión del acusado respecto a un accionar justificado en la legítima defensa.

La Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento del ex agente de la Policía Metropolitana Sebastián Ezequiel Torres por el homicidio del adolescente Roberto Autero, hecho que tuvo lugar el 7 de febrero de 2015. En la instrucción de la causa intervienen el fiscal Fernando Fiszer y la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin).

El policía, quien al momento de los hechos se desempeñaba en la Dirección de Vigilancia y Prevención de la Policía Metropolitana, disparó contra la víctima luego que ésta golpeara con la réplica de un revolver el vehículo donde se encontraba Torres. El adolescente se asustó al ver bajar al agente de la policía porteña y salió corriendo, momento en el cual -estando de espaldas- recibió un disparo en la cabeza, según el relato de testigos que coincide con la pericia balística realizada en la causa y el informe de autopsia efectuado por el Cuerpo Médico Forense.

El tribunal, con el voto de los jueces Ricardo Matías Pinto y Rodolfo Pociello Argerich, consideró que existen elementos de convicción suficientes para desacreditar la hipótesis de la legítima defensa planteada en tanto no existía, al momento de que el imputado efectuó el disparo contra la víctima, una agresión actual o inminente. Por la misma razón, sostuvieron los jueces que la calificación legal de homicidio cometido con exceso en la legítima defensa tampoco se compadece con los elementos probados en la causa.

En su fallo, los camaristas destacaron que los resultados de la pericia ponen en evidencia que Torres se encontraba parado, erguido con uno o los dos brazos extendidos y que la víctima se encontraba en movimiento, a una distancia de casi 19 metros; además, indican que la trayectoria de la bala fue de atrás hacia delante, de derecha a izquierda, en un mismo plano horizontal. "Por lo tanto, el recorrido de la bala y la posición en que se ubicaban el imputado y la víctima, indican que Autero estaba de espaldas cuando recibió el disparo que produjo su deceso", señalaron los magistrados.

Según los camaristas, no se demostró en el expediente que haya existido una agresión ilegítima al momento en que el acusado efectuó el disparo hacia Autero, por lo que “no se puede tener por acreditada la existencia de un ataque en forma repentina con un elemento que permitiría considerar la necesidad de utilizar un medio racional para evitarlo” y ordenó entonces confirmar el auto de procesamiento “con los alcances expuestos y sin perjuicio de la calificación legal que en definitiva corresponda.”

El fallo confirmó además el embargo dispuesto sobre los bienes de Torres por un millón veinticinco mil pesos.