fbpx Misiones: denuncian presiones y hostigamientos de una empresa a una comunidad campesina | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 13.07.2020
Misiones: denuncian presiones y hostigamientos de una empresa a una comunidad campesina

Habitantes de la Colonia Pepirí, de la localidad de El Soberbio, acusan e la empresa Puerto Laharrague SA y a Policía Provincial de hostigarlos para que abadonen los terrenos donde viven.

Un grupo de familias de Colonia Pepirí, ubicada en la localidad de El Soberbio, en la provincia de Misiones denunció los embates que sufre por parte de la empresa Puerto Laharrague SA para que abandone las tierras en donde viven. Originalmente, hace más de hace sesenta años se habían asentado 43 familias en dicha localidad, sin embargo “el hostigamiento fue tan violento que hoy solo quedan un poco más de ocho familias que se saben dueñas de las tierras de la colonia donde sostienen la Escuela de Frontera 618, viven y producen en comunidad”. Así lo detalló el portal Noticias del 6 en su web. 

Según señaló Ricardo Hasman, habitante de Pepirí, al portal local, los integrantes de la comunidad sufrieron amenazas y agresiones por parte de efectivos policiales para que abandonen los terrenos. “Me resistí y me golpearon, al compañero que me defendió lo llevaron preso. Rompieron nuestros elementos de trabajo y me dejaron golpeado tirado en el monte”, señaló Hasman. Además, añadió: “Esto pasó cuando tenía 19, hoy tengo 26. Pero ahora comenzaron nuevamente con las presiones. En mi casa aparecieron 14 guardaparques junto a la policía ambiental exigiendo que saque los animales, y se llevaron las motosierras en las camionetas de la empresa Laharrague. Esto ya hicieron antes con mi papá al que le robaron las maderas del aserradero”. 

Por su parte, la integrante de la comunidad, Judith De Olivera, también ofreció declaraciones al portal provincial en relación a la presión y al hostigamiento que sufrieron en manos de la compañía. “Las presiones de la empresa empezaron cuando hicimos la siembra, primero quisieron negociar el desalojo y después nos demandaron, y enviaron a la policía, nos asesoró un abogado, estamos litigiando y confiamos que se va resolver el tema, pero siempre con amenazas sobre nuestras cabezas”, explicó. 

Asimismo, añadió: “Buscan acorralarnos con el tema de los animales, entonces nos quedamos sólo unas vaquitas para tener leche, nos quedamos con lo mínimo para subsistir. Teníamos diez hectáreas de citronela y disminuimos en tres para no tumbar el monte y aún así no dejan de presionar. Me propuse aguantar hasta el final, nací y crecí acá y no voy a abandonar la tierra que me pertenece”. 

Los miembros de la colonia subrayaron: “Necesitamos los títulos de propiedad de nuestras tierras para que nadie más nos atropelle, que tengamos luz y agua y podamos vivir tranquilos en esta comunidad”. En este mismo sentido, le pide al Gobierno de Misiones, encabezado por Oscar Herrera Ahuad, que les ofrezca asistencia ante esta situación.