fbpx Histórica marcha de San Cayetano en reclamo de "paz, pan y trabajo"
Sociedad //// 08.08.2016
Histórica marcha de San Cayetano en reclamo de "paz, pan y trabajo"

La movilización, convocada por la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa y acompañada por sindicatos y organizaciones políticas, recorrió trece kilómetros desde Liniers hasta Plaza de Mayo denunciando el ajuste macrista y exigiendo políticas concretas para la economía popular.

Por Jorge Giordano. Foto Movimiento Evita Capital
En la previa, la marcha de San Cayetano sonaba a locura. Trece kilómetros separan Liniers de la Plaza de Mayo, distancia que pareció pesar poco en el transcurso efectivo de la movilización, acompañada de altoparlantes que pasaban de transmitir canciones de los Redondos a consignas del Papa Francisco. 
Las columnas partieron de San Cayetano a las 9.45 y arribaron a Plaza de Mayo cerca de las 15. La convocatoria excedió el marco de los organizadores: estuvieron presentes el Movimiento Evita, ATE Capital, Patria Grande, Movimiento Popular La Dignidad y Seamos Libres, entre otros. El abanico de dirigentes y caras conocidas también fue amplio: desde Hugo Yasky, de la CTA, Roberto Baradel por SUTEBA, Eduardo López de UTE, Víctor Santamaría del SUTERH e inclusive el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni.
Esteban "el Gringo" Castro, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, detalló: "Con paz, pan y trabajo reivindicamos la lucha del compañero Saúl Ubaldini, en los '80, contra la dictadura cívico militar, y con techo, tierra y trabajo reivindicamos la consigna que surge del encuentro de los movimientos populares con el Papa. Nosotros acompañamos las jornadas que propusieron desde ATE y también en contra de los despidos en el sector público, y también de las cinco centrales obreras contra los despidos en el sector privado. Hoy necesitábamos visibilizar a nuestro sector. Los compañeros que desarrollaron cooperativas, que recuperaron empresas, son visibilizados en esta jornada de lucha". 
Respecto a los reclamos de su sector, Castro planteó que "nosotros vamos a plantear el salario universal complementario, que le garantice a los trabajadores de la economía popular un ingreso que sea igual al salario mínimo, vital y móvil. Para cada sector, vamos a dar peleas concretas. En el plano que excede lo reivindicativo, tenemos grandes posibilidades de sentarnos todos en una mesa a discutir el proyecto de país, discutir qué queremos que se produzca en la Argentina, qué queremos consumir, cuánto tiene que valer el alimento y cuánto tenemos que ganar para vivir dignamente."
Durante el trayecto los manifestantes fotografiaron y filmaron las muestras de apoyo a lo largo de Rivadavia: aplausos desde las paradas de colectivo y los balcones, grupos más o menos organizados que confluían en esquinas con carteles apoyando la movilización y denunciando el ajuste macrista. En una de las últimas paradas, sobre la 9 de Julio, apareció el guiso de las ollas populares que, complementado con los choripanes y los sanguches, alivió el hambre de los caminantes que avanzaron sin descanso durante más de cuatro horas. 
El diputado provincial y refente del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, evaluó que "el caudal de la marcha supera absolutamente nuestras expectativas porque nuestra idea era caminar desde San Cayetano a Plaza de Mayo con cinco mil compañeros. Estamos superados por las expectativas, pero lo rico de la marcha es la diversidad, el componente policlasista. Hay compañeros de la economía informal, mujeres y hombres de barriadas muy humildes, muchos compañeros de clase media, organizaciones sindicales de la CGT y las dos CTA, expresiones políticas, sociales y culturales y compañeros autoconvocados. Todos sienten un rechazo a la política de ajuste y empobrecimiento de Macri y hoy marchan para expresar ese descontento y esa bronca pero además para empezar a frenar las acciones de un gobierno que solo piensa en una minoría de grupos económicos concentradas. Intentamos modificar la correlación de fuerzas ahora, no esperar a las elecciones o que en el Congreso se formule una mayoría. Esa mayoría debe formularse, pero siempre dijimos que hay que construir en la calle, el conflicto en el marco de la legalidad pero defendiendo con firmeza nuestros intereses es donde se va a construir la unidad popular para derrotar a Macri".
Daniel Catalano, Secretario General de ATE Capital, afirmó que "es fundamental que el gobierno pueda hacer una lectura de lo que está pasando en la economía informal y lo que les está pasando a los trabajadores. Esta es la antesala de la Marcha Federal que estamos convocando desde la CTA, si esta marcha es multitudinaria, imaginate lo que va a ser cuando vengan los compañeros de todas las provincias. Las expectativas son altísimas porque hay un nivel de movilización social muy grande."
Catalano agregó que "el 11 de agosto tenemos que estar en la marcha número dos mil de las Madres de Plaza de Mayo, hay que garantizar masividad, sobre todo en rechazo a lo que hizo la justicia de manera cómplice con Macri para tratar de detener a Hebe. Eso fue parte de lo que estos tipos están intentando hacer: generar una situación de crisis persiguiendo a referentes políticos y sociales muy importantes. La militancia sindical y política tiene que poner el cuerpo, y saber que poner el cuerpo implica que nos puede ir mal. Pero no hay que tener miedo sino estar más organizados que nunca, hay que resistir y avanzar. 
El senador Juan Manuel Abal Medina también se hizo presente, y declaró que "es una convocatoria multitudinaria, con mucha fuerza y mucha contundencia que está reclamando lo que todos sabemos, que la Argentina requiere un cambio urgente de rumbo si no queremos que se consolide un proceso que les está costando a miles de compañeros en términos de hambre y de desocupación."