fbpx Algodonera Avellaneda: durante un conflicto laboral atropellaron a dos trabajadoras | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sindicales //// 21.08.2020
Algodonera Avellaneda: durante un conflicto laboral atropellaron a dos trabajadoras

AGENCIA PACO URONDO dialogó con la delegada sindical Sonia Zanel, una de las trabajadoras atropellada por una moto mientras llevaban adelante un acambe en la empresa qe pertenece al Grupo Vicentín. 

Por Fernando Latrille

Dos trabajadores de Algodonera Avellaneda, empresa del grupo Vicentín, fueron atropelladas por dos motos en la madrugada del martes 18 de agosto. Los dos sujetos de las motocicletas que arrollaron a la delegada Sonia Zanel y a Lucía Calderón, responderían a las órdenes del abogado del grupo Vicentin, Héctor Luis Vizcay.

“Nosotros estábamos en la manifestación de huelga que venimos haciendo hace 70 días, en acampe que venimos haciendo en la empresa, siendo las cinco de la mañana llega un patrullero, llega el abogado Vizcay que pertenece a la empresa Vicentín y llegan personas en moto que fueron llamados por Vizcay y en un momento le dice a estos muchachos que ingresen, atropellen y eso es lo que hicieron”, expresó Sonia Zanel en diálogo con AGENCIA PACO URONDO.

Aproximadamente a las 5:30 fue cuando se vivieron los hechos de violencia en el Parque Industrial Reconquista cuando las trabajadoras en huelga de Algodonera Avellaneda fueron atropelladas. “El atropello que sufrimos lo sentimos como atropello a la huelga”, aseguró. “La personas no se sacaron el casco, no sabemos si eran compañeros o eran personas contratadas para que hagan eso”, concluyó.

En la denuncia formulada por las víctimas, se señala que se podría dar cuenta que fue el abogado Vizcay quien ordenó que se atropelle a les trabajadores, con los registros de las cámaras de seguridad que la empresa tiene. A pesar de que existía presencia policial, no se disuadió a los atacantes que actuaron con total impunidad, también se señala en la denuncia formulada.

La denuncia penal contra Vizcay, señala que “es importante mencionar que el señor Vizcay y los demás intervinientes en el atropello, actuaron con total desprecio de género y abusando de nuestra condición de mujeres, siendo un claro caso de violencia de género, debiendo tratarse el hecho como una tentativa de femicidio”, destacaron y detallaron que “el señor Vizcay obligaba mediante gritos aproximadamente a 20 personas a que atropellen para que ingresen a la planta, pese a que nadie impedía el ingreso”.

Petitorio

Les trabajadores de Algodonera Avellaneda vienen exigiendo mediante la huelga que llevan adealnte: aumento de incentivo de la producción, acorde a la canasta básica; aumento de categoría y antigüedad tanto para planta como para tejeduría, unificado al valor de los desmotadores. Reclaman para que no exista persecución psicológica, ni maltrato, ni discriminación, ni abuso de autoridad. Piden por la mejora del servicio de refrigerio. Aumento del incentivo de premio bombero, que varíe acorde al porcentaje de paritaria; aceptación a la renuncia de toda persona que no quiera pertenecer al equipo de brigadistas; que no se cuestione los certificados médicos que vengan prescritos por un profesional matriculado con sello y firma.

También reclaman que no descuente el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP); que se pague los días caídos; que no se tome represaría con ningún trabajador quincenal ni mensual por las medidas adoptadas; que se respete el artículo de la Ley 22.990 referido a donación de sangre, que en caso de urgencia pueda donarse sin previo aviso; rever el instructivo de trabajo de los operarios de los telares, puesto que siguiendo este instructivo es imposible llegar a la producción exigida.

Solicitan además que para cargado y balanza zorras eléctricas, puesto que hay que mover palets de gran porte. Grupo de máquinas, que exista cantidad y velocidad y que no haya mucha distancia entre máquinas otorgadas a cada operario. Cambiar la metodología de medición, que sea del producto final y no por rendimiento de máquinas, entre otras demandas que indican claramente las deplorables condiciones de trabajo que tienen en Algodonera Avellaneda del grupo Vicentín.

La abogada Luciana González que representa a les trabajadores de Algodonera Avellaneda en diálogo con este medio manifiesó: “No hay negociación por parte de la empresa. Lo que hacen es puro atropella, utilizar el aparato del ministerio público de la acusación a los efectos de criminalizar la protesta al mejor estilo de La Forestal. Nunca hicieron un ofrecimiento, no hay negociaciones y se manejan como patoteros con los empleados”, señaló y culminó expresando que la empresa “utiliza el aparato represor del Estado para amedrentar trabajadores hambrientos”.

El abogado Héctor Luis Vizcay, representante legal de la empresa, tiene un hijo junto a Verónica Vicentín- hija de Rubén Vicentín-. Ese hijo en común, Ignacio Vizcay, está imputado por una brutal golpiza hacia un joven ocurrida después de una fiesta en el año 2012. El joven sufrió traumatismo facial. Ignacio Vizcay le pegó de atrás una piña en la cien al joven que cayó al piso y fue en el piso cuando Ignacio Vizcay lo pateó en la cara fracturándole la mandíbula, causándole graves consecuencias que padece hasta el día de hoy. Ignacio Vizcay fue protegido por su padre. La impunidad que goza el grupo Vicentín que sale a la luz por el concurso preventivo que iniciaron, y lo que hizo el abogado Héctor Vizcay con las trabajadoras de Algodonera Avellaneda, es lo que aprendió y mamó su hijo, manejarse con total impunidad, sabiendo que el poder judicial- luego de 8 años- todavía no se ha pronunciado sobre su situación procesal. La violencia parece ser la forma de relacionarse de los poderosos, las trabajadoras de Algodonera Avellaneda resisten.