fbpx Política | Page 207 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política
06.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Tiempo Argentino, por Martín Piqué) Impulsan la Corriente Nacional de la Militancia Política y Social. Sería “la tercera pata”, junto a la CGT y el PJ, para brindar respaldo al modelo. Pérsico y el “Chino” Navarro lo habían analizado junto al ex presidente Kirchner.

Todo comenzó en la Quinta de Olivos, en una larga conversación con Néstor Kirchner, el jueves 14 de octubre a la tarde. Sus interlocutores eran Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, ambos dirigentes del Movimiento Evita. El motivo de la reunión era charlar en confianza sobre la cena de vigilia por el Día de la Lealtad, que se realizaría dos días después, con la presencia de 800 invitados y en una carpa estructural montada sobre la Plaza de Mayo. Pérsico y Navarro habían llegado hasta Olivos para analizar con el ex presidente los objetivos de la convocatoria: la intención era avanzar en la conformación de la Corriente Nacional de la Militancia Política y Social, nuevo espacio en el cual confluirían todas las organizaciones kirchneristas.
Kirchner apoyó con entusiasmo la iniciativa. Reconoció que el déficit del oficialismo seguía siendo la falta de una fuerza política y alentó a sus invitados a avanzar. Les dijo que se pusieran a trabajar, que sumaran a todos los dirigentes representativos de las mismas ideas: un peronismo frentista, abierto, comprometido con los Derechos Humanos, que quiera profundizar la distribución de la riqueza y no se subordine a los poderes corporativos. “Fue una de las mejores reuniones que tuvimos con él”, recordó ayer Pérsico en diálogo con Tiempo Argentino. Durante la charla, Kirchner instó a sus interlocutores a empezar a trabajar con los dirigentes más representativos de ese peronismo frentista, aquellos a quienes la sociedad relaciona con las medidas más transformadoras del gobierno, como la integración con Venezuela y el rechazo al ALCA en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata.
“Ese día charlamos un rato largo. Néstor nos dijo que siempre estábamos pidiendo candidatos prestados. También dijo que había que construir un espacio nuevo y acordó con nosotros en que había que trabajar la figura de (Jorge) Taiana en la provincia de Buenos Aires”, contó Pérsico a este diario. Aparte del ex canciller, en esa conversación en Olivos se habló también del senador Daniel Filmus y del diputado Agustín Rossi.  Y esa charla en la quinta presidencial explica por qué, dos días más tarde, en la cena de vigilia por el 17 de octubre, los principales oradores fueron Pérsico, Edgardo Depetri pero también Taiana, Filmus y Rossi. Fue un acto desbordante de alegría: nadie imaginaba la tristeza infinita que golpearía a toda la militancia apenas diez días después.En esa comida, en la que participó buena parte del Gabinete, se anunció por primera vez la conformación de una corriente unificada de las organizaciones kirchneristas. El encargado de hacer el anuncio fue el jefe del bloque en Diputados.
“Así como el movimiento obrero organizado lanzó su Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, nosotros tenemos que construir una Corriente Nacional de la Militancia Política y Social en la que todos los compañeros que militan a lo largo y ancho del país tengan un lugar de referencia, participación y debate”, fue la frase textual de Rossi en la vigilia del 17 de octubre. Las palabras del diputado por Santa Fe reflejaron cuál es el objetivo que se pretende alcanzar con la nueva corriente. La idea es crear una organización que tenga capacidad de movilización y figuras con potencialidad electoral. Según los artífices de la iniciativa, esa combinación de poder territorial más potenciales candidatos convertirá al nuevo espacio político en la “tercera pata” de la estructura de poder oficial. Las otras “dos patas” serían la CGT y la estructura de poder institucional integrada por gobernadores e intendentes del PJ.
La decisión de lanzar una nueva corriente política ya estaba tomada antes del fallecimiento del ex presidente. Y el escenario que abrió la muerte no hizo más que confirmarla. El nuevo objetivo es convertirse en un contrapeso para evitar que algún sector intente condicionar el rumbo de la presidenta o ponerle límites durante la coyuntura electoral. “Vamos a cerrar filas con Cristina, nuestra presidenta, la conductora de todos. Haremos visitas al Interior. Y vamos a participar en el debate político electoral, porque queremos reivindicar la memoria y el proyecto de vida de Néstor”, confió Depetri en diálogo con Tiempo. Y Pérsico lo dejó en claro, con una definición tajante: “Vamos a hacer cristinismo salvaje”.
La nueva corriente ya tiene programada su agenda de actividades. El martes realizará un plenario en la Plaza de los Dos Congresos. Se instalarán diez carpas para discutir en comisiones, se leerán las conclusiones y se escucharán los discursos de cierre. Está prevista la participación de 5000 militantes. La agenda continuará con un acto masivo el Día de la Militancia, que el peronismo conmemora el 17 de noviembre, al cumplirse un nuevo aniversario del regreso de Perón. Para los meses subsiguientes, la corriente hará un gran evento cultural por el 20 de diciembre, probablemente en Plaza de Mayo, para recordar el alzamiento popular y la caída de Fernando de la Rúa. Y para 2011 está programado un acto multitudinario en el estadio de Vélez, donde se recordará el triunfo de Héctor Cámpora del 11 de marzo de 1973.
“Nuestro rol, el rol de toda la militancia, será reconstruir un Néstor colectivo. Darle a Cristina una nueva herramienta política en la que pueda apoyarse para seguir profundizando”, argumentó Pérsico. (Agencia Paco Urondo)

05.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en la página del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) El Índice de Desarrollo Humano de Argentina para 2010 es igual a 0.775, posicionando al país en el puesto número 46 de la clasificación mundial, en el grupo de países de alto desarrollo humano. Comparando 2005 con 2010, Argentina escaló 4 posiciones en el ranking mundial de desarrollo humano, siendo uno de los países de América Latina que más avanzó en el ranking, a pesar de ser uno de los de desarrollo humano más alto.
Considerando su desempeño en los últimos 30 años, el Índice de Desarrollo Humano de Argentina siempre se ha ubicado en los primeros puestos de América Latina. En 2010, el mismo se incrementó un 18% respecto de 1980 (0.56% promedio anual). Considerando cada dimensión por separado, el índice de esperanza de vida se incrementó en 14%, el de educación en 37% y el de ingreso en 7%.
 
El Índice de Desigualdad de Género, que incluye variables de salud, educación, trabajo y representación política atinentes a mujeres y varones, alcanza el valor 0.534, colocando a Argentina, junto con Chile y Uruguay, a la cabeza de la región. Se destaca que Argentina es el país de la región con mayor porcentaje de mujeres en el parlamento (39.8%) y uno de los países con menor tasa de fecundidad adolescente (56.9 por 1000).
 
El Índice de Desarrollo Humano ajustado por Desigualdad toma en cuenta la desigualdad en la distribución del ingreso, así como también la que se manifiesta simultáneamente a nivel de la salud y la educación, y alcanza un valor de 0.622. Cuando se compara este valor con el valor del correspondiente Índice de Desarrollo Humano de Argentina, se obtiene una reducción porcentual del nivel de desarrollo humano igual a 19.7%, la cual se interpreta como atribuible a la desigualdad. Esto implica que, de no existir desigualdad, el desarrollo humano sería casi 20% superior. Esta reducción es similar a la experimentada por Chile y Uruguay.
 
Si analizamos este índice por componentes, el de salud recibe la menor penalización al considerar la desigualdad, siendo la reducción en el índice de esperanza de vida de 10.4% (reducción similar a la de Uruguay y una de las más bajas de la América Latina). Luego se ubica el índice de educación cuya reducción es de 12,1% (después de Uruguay una de las más bajas de la región) y, finalmente, el índice de ingresos, 34,4% (porcentaje inferior al promedio de América Latina). (Agencia Paco Urondo)

03.11.2010

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El Senador Nacional, Dr. César Gioja, presentó en el Senado de la Nación, un Proyecto de Ley para designar “Ruta Presidente Néstor Kirchner” a la ruta Nacional Nº 40, con origen en el Kilómetro cero (km 0) en Cabo Vírgenes, provincia de Santa Cruz, y finalización en la localidad de La Quiaca, provincia de Jujuy, en el límite con Bolivia.
El proyecto tiene como objetivo rendir homenaje al ex Presidente Néstor Carlos Kirchner, por su trayectoria pública vertebrada en la defensa de los derechos humanos y el desarrollo de un modelo de inclusión para todos los argentinos. Respecto a su iniciativa, el legislador sanjuanino expresó: “el accionar de Néstor Kirchner trasciende lo coyuntural, porque traspasa el tiempo, las épocas y las fronteras. Fue quien revalorizó la imagen del voto popular, tras su gestión, como consecuencia de su accionar. Consolidó la unión latinoamericana, ampliando el contexto del MERCOSUR. Supo encauzar con éxito las consecuencias del default internacional argentino, devolviendo al Estado la soberanía política en materia de decisiones económicas. Una de sus prioridades fue la inclusión a los beneficios de la seguridad social de los sectores más vulnerables de nuestro país”. Por último el Senador César Gioja dijo: “la gestión de Néstor Kirchner en la Presidencia de la Nación, será objeto de diversos reconocimientos y homenajes. Muchos de ellos, como el presente, como iniciativa de expresiones sociales y políticas representativas de zonas alejadas del puerto de Bs. As., como lo es la Ruta Nacional 40, una expresión geográfica profundamente federal.” (Agencia Paco Urondo)
 

03.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Página 12) Cuando se van asentando la tristeza y la emoción después de la muerte de Néstor Kirchner, el líder que sacó a nuestro país de la debacle y simbolizó en la Argentina lo que fue el giro a la izquierda en toda América latina desde 2000, es el momento de los primeros análisis políticos. Hay un dato clave que marca su deceso y, sobre todo, la impresionante muestra de fervor popular posterior: ha surgido en la Argentina una poderosa y contundente corriente política nacional-popular y de izquierda. Una corriente que hereda las mejores tradiciones de ampliación de derechos y autonomía frente a los poderes internacionales que trajeron el yrigoyenismo y el peronismo, y retoma temas clásicos del imaginario socialista y progresista. El kirchnerismo es el partero de este movimiento, que por supuesto engloba hoy una parte central del partido, la juventud y el sindicalismo peronistas, pero que los excede en partidos como el EDE, de Martín Sabbatella, corrientes sindicales como el ala Hugo Yasky de la CTA, y en un importante conglomerado cultural, artístico y comunicacional urbano. La prematura muerte de Néstor Kirchner deja ese primer legado a nuestra democracia, algo que nunca pudieron construir el alfonsinismo o la vieja fracción renovadora del peronismo, pero que emerge con fuerza en el octavo año del kirchnerismo en el gobierno. No sostengo que esta corriente nacional-popular y progresista sea hoy mayoritaria en el país, digo que está organizada, y que, según se vio en estos días, tiene una representatividad social mayor que los grupos políticos y culturales que la componen.

¿Qué elementos centrales aportó el kirchnerismo para la construcción de este movimiento político que parece lanzarse al futuro a partir de la dolorosa muerte de su principal gestor? Por supuesto, políticas públicas como la fenomenal ampliación y recuperación del sistema previsional, la activación sindical, la ley de medios y muchas otras. Pero hay tres factores últimos y esenciales que el kirchnerismo trajo a la vida política Argentina desde 2003, y que son clave para entender el movimiento en ciernes:
1 Frente a la derecha y al establishment, como se ha mencionado mucho en estos días, el kirchnerismo significó centralmente la recuperación de la autonomía de la política. El Estado, encarnando el poder político emanado de las urnas, puso límites al mercado y sectores empresarios, a la Iglesia, a la gran prensa, a los organismos financieros internacionales, a la corporación militar. Ninguna corriente política emancipatoria se puede siquiera concebir sin este retorno de la política.
2 Frente a una izquierda testimonial que alberga una visión de la política como un escenario del Far West, donde los malos sólo habitan zonas lejanas y depredan recursos naturales, o frente a un “progresismo” republicano de buena pluma y ONG que invoca a los pobres pero detesta a sus organizaciones, el kirchnerismo se propuso nada menos que incidir en la disputa por el poder real. Para ello no dudó en armar alianzas tácticas complejas, pero tampoco en enfrentar factores de poder cercanos y tangibles, nunca antes tocados en democracia.
3 El kirchnerismo reorganizó desde arriba, políticamente, la clase trabajadora fragmentada y castigada por años de neoliberalismo. Sindicalismo, movimientos sociales y referentes territoriales, la base organizativa del kirchnerismo, convergieron para respaldar una política inclusiva que revertía importantes legados de los años ’90.
Es muy posible, entonces, que estemos en los albores de un movimiento nacional-popular y de izquierda nuevo y duradero en la Argentina, hoy liderado por Cristina Fernández de Kirchner. La genética que aportó el kirchnerismo, en términos de recuperación de la autonomía de la política frente a las corporaciones, de incidencia en las disputas de poder real frente al progresismo de cuño testimonial o liberal, y de reunificación organizativa de la clase trabajadora fragmentada por años de neoliberalismo, son elementos esenciales para seguir consolidando este movimiento en el futuro.
Director de la Maestría en Ciencia Política, Universidad Torcuato Di Tella. (Agencia Paco Urondo)

03.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Télam) El jefe de Gabinete dijo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner "tiene claro hacia dónde quiere ir". El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó hoy que la Confederación General del Trabajo (CGT) que conduce Hugo Moyano es la "columna vertebral" del Gobierno.
"No representa al Gobierno, pero por definición estratégico-política de Juan Perón, siempre los peronistas hemos definido, sobre todo los que hemos respetado a rajatabla el magisterio conceptual de Juan Perón, que el peronismo tenía una columna vertebral que es el movimiento obrero organizado", enfatizó Fernández.
En declaraciones a radio 10, el ministro coordinador aseguró que "esa CGT que hoy conduce Hugo Moyano es nuestra columna vertebral", y describió al sindicalista como "híperconsecuente" con la Casa Rosada en materia de reivindicaciones de los derechos de los trabajadores. (Agencia Paco Urondo)

03.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Perfil) En Twitter, la actriz Anabel Cherubito (@anabelcherubito) elogió las virtudes de ser “militante”, y dejó una dirección de mail para que sus seguidores se unan a las filas de “La Cámpora”. “Para los jóvenes valientes y comprometidos que me preguntan cómo hacen para empezar a militar aqui les paso un mail: yoquieromilitar@gmail.com”, comenzó escribiendo la actriz. “Es para militar en ‘La Cámpora’, si quieren militar en otro lado sólo tienen que acercarse”, aclaró.
Luego, explicó qué entiende ella por militancia política: “militar es juntarse con compañeros que tienen una misma ideología a luchar con amor para tener un país más justo y libre”. También dijo que al comprometerse, “se van a sentir llenos de vida y amor”. “Pueden militar donde quieran, simplemente elijan y acérquense a las sedes, se van a sentir llenos vida y amor al estar comprometidos“, escribió. (Agencia Paco Urondo)

 

03.11.2010

Córdoba (Agencia Paco Urondo, por Emilse Diani) La presidenta dijo presente en la planta automotriz de Santa Isabel luego del histórico adiós al Presidente Néstor Kirchner. Acompañada por una multitud que se movilizó desde la sureña Río Cuarto pasando por los compañeros de Alta Gracia hasta los norteños bien representados por Cerro Colorado dijeron presente para cobijarla y brindarle un respaldo total a su gestión.

La Presidenta estuvo presente en la planta de Renault Córdoba donde se lanzó un nuevo automóvil que generará 500 puesto de trabajo. El lanzamiento se realizó con la presencia de 3000 invitados y empleados de la fabrica como así también estuvieron presentes parte del gabinete nacional, el gobernador Schiaretti, el intendente Giacomino, el ex gobernador De la Sota, el intendente de Villa María Eduardo Acastello y diferentes dirigentes del ámbito gremial, empresarial, social y un amplio abanico de diferentes sectores políticos de toda la Provincia.

La Presidenta en su discurso remarcó el record de producción automotriz durante este año, producto dijo “de un nuevo modelo de País que se viene llevando a cabo desde el 2003”. Este cambio de modelo que impulsó el ex presidente Néstor Kirchner, demostró ser el adecuado pese a algunos augurios que pensaban era el equivocado. Este camino dijo CFK, “se sostiene con buenos salarios y la participación de los trabajadores en los beneficios”. El momento emotivo fue cuando la Presidenta recordó a Kirchner, “hoy me siente menos triste porque seguro El estará por acá, entre ustedes. Porque El trabajó por esta Argentina como nadie, se consumió su vida por este modelo y por ustedes; porque ustedes se lo merecían.”
 
Para ver el discurso completo de la presidenta, cliquear acá.
 

(Agencia Paco Urondo)

03.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La fotógrafa Analía Garelli recorrió el centro porteño para verificar con su cámara lo que las mayorías populares expresaron en las paredes durante las últimas jornadas de despedida a Néstor Kirchner.
Clickear sobre las imágenes para ver la galería y las imágenes en tamaño real.
 
{gallery}Las paredes{/gallery}
 

(Agencia Paco Urondo)
 

02.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Para Claudia Acuña, con amor peronista

En el final de la cola, unos ocho metros antes del féretro, en uno de los corredores de la Casa Rosada, una piba llora. Sí, una piba: 16, 17 años, como mucho. Divina, cándida, antelical. Una chica que bien podría uno imaginarse llorando así con una novela del Cris Morena Group o con la llegada de los Jonas Brothers, aunque un poco más hippona. Si Néstor Kirchner hubiera sabido que lo iba a llorar una piba así capaz que no se moría.
Ok, lo que acabo de decir es una reflexión machista, pelotuda, lo que quieran. Olvídense. Pero a ver si queda claro: la plaza de Mayo y sus alrededores se llenó de pendejas y pendejos divinos, pibes muy chiquitos, adolescentes y jóvenes conmovidos por la muerte de Kirchner. Pibes que transformaron en hit el canto “andate Cobos, la puta que te parió”, o su versión extendida: “Andate Cobos y llevate a la Carrió”. O sea, pibes y pibas que hicieron su lectura política del asunto. Pibes y pibas militantes.
Todos putos
Un pibe escribe con aerosol, en el piso, sobre la avenida de Mayo, casi Bernardo de Yrigoyen, Néstor VIVE, y sobre cada una de las V de la palabra VIVE escribe una K, reemplazando la P peronista del PERÓN VUELVE. Me río: se lee KK. O sea, caca. Evalúo por un momento la posibilidad de compartir mi hallazgo con el pibe que escribe con aerosol. Y lo imagino contestándome: “De caca te voy a llenar la cabeza, puto”. Pero no, descartado. El pibe no diría eso. Parece más un pibe que pudo estar tomando un colegio anteayer. Más rockero que cumbiero. Clase media porteña, laburante. El pibe de la fotocopiadora, ponele. Hasta es probable que ni sea peronista. Nada de “eh, puto”. Y menos ahora que a su lado pasa una columna (bueno, un grupito con pancarta), unas treinta personas que llevan orgullosas el cartel que dice “Putos peronistas”.
Sí, los putos y las travas también. En la fila, a ocho cuadras de Plaza de Mayo, está Marlene Wayar, la hermosa Marlene, altísima, flaca, ojos enormes, sonrisa transparente, la voz más lúcida de la diversidad sexual, el pensamiento más sexy del país, una travesti que no cree en el matrimonio pero cree en la igualdad. Quién lo hubiera dicho, Marlene en la fila para ver a Néstor. ¿O debo decir “en la cola”? Sí, Marlene en la cola de Néstor, que esta noche es también promiscua y libertina. Que esta noche es todos con todos, todas con todas, todos con todas, todas con todos, todo con todo. Esta noche, la del pastiche que supimos conseguir. Unámonos. Abracémonos. Te amo, Marlene. Qué bueno que estés acá.
Noche de abrazos
Esta es una noche de abrazos. Me abrazo con Marlene, me abrazo con Claudia Acuña (bueno, con Claudia siempre nos abrazamos), me abrazo con Mariana Collante, me abrazo con Eduardo Anguita (sí, aquí estoy, Eduardo, ¿dónde iba a estar?), me abrazo con Dani Tavarone (Dani, qué linda sorpresa, tanto tiempo), me abrazo con Maxi Vecco (responsable de los videos de ¡Mueva la patria!), me abrazo con mi compadre falopero Felcho Marquestó (nos encontramos de casualidad; él fue a la plaza con Ramón, su hijo de 8 años), me abrazo con el gran Poroto D’Addario, exquisita pluma chabona de Página 12, que está haciendo la cola a la altura de Bernardo de Yrigoyen entre Avenida de Mayo y Rivadavia, me abrazo con Juampi Pichetto, a quien hace años que no veo, y en qué andás, y me cuenta que está haciendo Clase Turista, y me alegro, qué buen programa, y nos fumamos esa tuca que queda, qué bueno vernos, pensamos, y claro, cómo no íbamos a estar acá.
Aquí estamos. Con esa bola de nervios, esa bola de cagazo y esa bola de emoción al vernos, al constatar eso, que aquí estamos. Somos bien distintos y de repente nos damos cuenta de que también podemos ser bien iguales. O que, bueno, esto es lo que nos une. Que no debería haber rencores a partir de esto. Que sí, después da para discutir, para cagarnos a puteadas, a bardearnos, a mandarnos  a la concha de nuestras madres o a la puta que nos parió, que si ya llegaron los putos es probable que en cualquier momento también lleguen las putas peronistas, y tampoco tengamos miedo a volvernos un poco trogloditas (o a seguir siendo peronistas, como prefieran), ahora que todos estamos aprendiendo a ser más correctos. Pero siempre teniendo en cuenta esta noche. A bardear, a discutir, pero sabiendo cual es nuestro lugar en el mundo, dónde vamos a marchar cuando las cosas se pongan pesadas.  Pensemos en Néstor.
Pensemos
Eso, pensemos en Néstor. No por obligación, sino porque eso es lo que nos sale: pensar, reflexionar, intentar hacer política. Porque después del abrazo, del reconocernos, de la certeza a mitad de camino entre el “qué bueno que estás acá” y el “claro, cómo no ibas a estar acá”, llega la discusión, la reflexión. Si hay algo para lo que sirvió esta noche es para constatar un par de cosas que, hasta hoy, no eran más que cuestiones que se afirmaban sobre la intuición. Ahora nos damos cuenta que era verdad, que la política había vuelto, que la militancia había vuelto. Y esta, la noche del Chau Néstor es la noche de la política y la noche de la militancia.
La vuelta de la política. La vuelta de la militancia. La vuelta de los pendejos a la militancia. Pensemos en Néstor. No, no fue Néstor quien construyó todo esto. Si Néstor fue apenas un gobernador peronista de los 90. Un gobernador de una provincia petrolera que estuvo en la primera línea de combate de la privatización de YPF. Un aliado de Menem y Cavallo. Un tipo al que, antes de llegar a ser presidente, jamás le importó lo que decían los movimientos de derechos humanos, que jamás se preocupó por los crímenes de la dictadura y que, encima, era el candidato de Duhalde.
Sin embargo, Néstor no sólo no defraudó, sino que sorprendió. Uno no esperaba casi nada y el tipo se mandó con varias cosas inéditas y esperanzadoras. Y siguió, aunque todas podrían resumirse en una: no tengo claro si Kirchner era mi amigo, pero estoy seguro de que irritaba a mis enemigos. No sé si a todos (las críticas que tuve, tengo y tendré tienen que ver con eso, con aliados impresentables), pero sí a muchos. Demasiados para los que nos tenía preparada la historia argentina. Y estas cosas sólo se pueden medir en perspectiva histórica.
Juan Domingo K
Más allá de las críticas que puedo tener, creo que Néstor Kirchner (él y Cristina) fue el mejor presidente de la Argentina en los últimos 50 años. O, más precisamente, el mejor desde Perón, desde el primer peronismo, el de los 50. O, para decirlo en términos más constatables, fue el que más se enfrentó a mis enemigos y a los enemigos de toda la gente que vino esta noche. Por eso hay tanta gente que dice “yo no lo voté, pero aquí estoy”, “yo no soy peronista, pero aquí estoy” o “yo soy de izquierda, pero aquí estoy”, como me dijo el pibe que subía al lado mío por las escaleras mecánicas del subte E, cuando llegué a la plaza el jueves a la tarde.
Sí, el mejor desde Perón. Juan Domingo Perón, para más datos. Un milico con simpatías por el Eje durante la Segunda Guerra Mundial, que participó en los primeros golpes de Estado de la Argentina, como oficial del Ejército. Un tipo del que no había mucho que esperar, o más bien de quien se podía esperar lo peor. Sin embargo…
Como Perón, Kirchner hizo mucho más que lo que se esperaba de él. Pero hay algo más que identifica a ambos líderes, a ambos presidentes. Está claro que el peronismo es algo mucho más trascendente, mucho más complejo y mucho más rico que la figura de Juan Perón. Pues bien, si el kirchnerismo es esta plaza, si son esos pibes (y también esos señores, esas señoras, esos laburantes, esos viejitos, esos putos, esos fumones, esos oficinistas, esos fans de 678, esos flacos que se están tomando una birra, toda esa gente que hace seis, ocho, diez horas que está haciendo la cola para pasar 30 segundos a cinco metros del ataúd cerrado donde está el ex presidente), está claro que ese movimiento político y social trasciende con creces a Néstor Kirchner.
No, Néstor no construyó todo esto, pero Néstor fue quien lo leyó. El emergente y, al mismo tiempo, quien abrió el juego. Olvidémonos de la lista de virtudes (Corte Suprema, estatizaciones, juicios a los represores de la dictadura, asignación universal, integración continental) y defectos (pejotismo, mineras, petroleras). En otro momento podemos discutir todo eso. Ahora es el momento de centrarse en el principal logro de este Gobierno: la militancia.
A lo chori
“Chipa, chipa”, grita la paraguaya, sentada en un banquito, con su puestito improvisado donde vende el modesto manjar guaraní. Chipa y no chipá, que quede claro. Acaba de llegar, son las once de la noche. “A la rica chipa”. A su lado, una mujer vende pósters con la foto de Néstor y Cris, y papeles y fibrones. ¿Para qué? Lo aclara en el papel que tiene escrito: “Néstor, siempre con vos”, dice el papel, escrito con fibrón. Que cada uno escriba lo que quiera, pero que todo el mundo sepa que puede escribir cosas como esa, como una forma de hacer catarsis o de romper el cerco mediático de Clarín.
Más allá, un tipo comienza a prender la parrilla. “El chori y el paty salen como piña”, me dice un parrillero que está prendiendo otro fuego porque ya agotó stock y va por el ballotage. Se venden también banderas, cintas negras, escarapelas. Y para beber, gaseosas, cerveza, café. Me cuenta Mariano Lucano (estoy caminando por avenida de Mayo con él y con Flavia, su novia) que en el entierro de Alfonsín (no, no fui) no había choris ni nada de eso. Pero que, a cambio, el McDonalds de enfrente del Congreso estuvo abierto toda la noche.
Acá los negocios están cerrados. Los bares bajaron sus persianas después de la medianoche y sólo quedan algunos, poquísimos, maxikioscos. Por eso a la una de la mañana se siguen prendiendo parrillas. Puede parecer liturgia peronista, pero acá los compañeros tienen hambre. Y el chori se cobra, eh. No se regala, eh. Que acá no hay micros, no hay aparato, loco, eh. Nadie vino por el chori y la Coca. Ni siquiera vino por Néstor. Acá la gente, la mayoría de la gente, vino a hacer el aguante y a no sentirse tan sola. Vino a tratar de dejar claro que esta vez no, no nos van a volver a cagar.
Qué grande sos
Sí, claro, los pendejos. Sí, claro, la clase media progre. Sí, claro, los zurdos, los intelectuales, los universitarios, los profesionales. Por supuesto, todos ellos están. Pero también está el peronismo. También está la gente que se tuvo que tomar tres bondis para ver el cajón. Está Zulema, que vino de San Justo. Está la gente del Docke y otros que vinieron desde las provincias. También están (en primera línea) los militantes peronistas de veintipico, de treintaipico, esos productos tan típicamente Néstor que volvieron a sentir orgullo de ser peronistas. Que cantan la Marcha y se emocionan y hacen emocionar a quienes alguna vez nos emocionamos cantando la Marcha.
Otros hits: “Olé, olé, olé/ Nestoooor… Nestoooor”, con acento en la “o” alargada final. Pero sobre todo uno, bien peronista, que advierte: “Che gorila, che gorila/ no te lo repito más/ si la tocan a Cristina/ qué quilombo se va armar”. Ese y el de Cobos son los más escuchados. Los pibes proponen, advierten. Nadie dice boludeces, ni nadie evoca fantasmas. Hay un mensaje concreto: no jodan. Y viendo toda esa gente, sintiendo la emoción y la onda que hay en el aire, por un momento da para el entusiasmo, da para pensar que quien sabe, tal vez…
Oficialitis
Néstor irritó a nuestros enemigos y más allá de las diferencias, más allá de las medidas y aliados impresentables, más allá de la minería y el pejotismo, el espanto que generaban esos enemigos siempre pudo más. Y cada vez que alguno de estos enemigos mostraba los dientes y las uñas daba ganas de volverse más K que Orlando Barone. Sí, lo confieso: muchas veces, escuchando a Biolcatti, leyendo a Morales Solá o a Mariano Grondona o viendo algunos títulos de Clarín me dieron ganas de pasar por la galería Bond Street, tatuarme la cara de Néstor y Cris en la espalda y después salir, ir al estudio de Canal 7 donde se graba 678 y decir: “Mirá, Barone, a que vos no tenés un tatuaje así, soy más oficialista que vos”.
Desde el miércoles, cuando Néstor la quedó en Calafate, las bestias comenzaron a mostrar los colmillos. Son los mismos simios gigantes que quisieron dictarnos lecciones republicanas impresentables luego del velorio de Alfonsín, sin olvidar que ellos habían odiado a Alfonsín. Pero claro, Alfonsín se quedó ahí. Lo intentó tibiamente, arregló, no supo. Sí, por supuesto, vivió modestamente, no como estos millonarios santacruceños. Pero políticamente terminó devorado por sus enemigos, sin siquiera haber atinado a pelear como es debido. Se confió, actuó como una persona y, como tal, creyó en la humanidad de las bestias que lo rodeaban.
No, Néstor no era de esa estirpe. Néstor peleaba. Por eso, como bien dice Beatriz Sarlo, prefirió no convertirse en patriarca y morir luchando. Por eso, en su despedida, no hubo ningún Biolcatti, ningún Cobos, ningún Morales Solá, ningún Duhalde. Sí, claro, nadie se alimenta de vidrio: sí hubo un Scioli o un Gioja. Pero otra vez: se podrá criticar a los amigos, pero nunca se dudará de la calaña de los enemigos. Porque lo mejor de Néstor era cuando no dialogaba con quienes reclamaban diálogo pero en realidad querían exigir, y cuando se peleaba con quienes merecían que los cagaran bien a trompadas.
No se trata aquí de comparar entierros. Pero no sólo es necesario dejar en claro que a Néstor lo despidió por lo menos el doble de la gente que le dio el último adiós a don Raúl. También sería bueno recordar que entonces hubo algunos imbéciles que destacaron lo masivo del entierro de Alfonsín (que lo fue) y presagiaban una muerte en soledad para Néstor. Que la chupen, que la sigan chupando. Vos, gorila republicano, la tenés adentro. ¡Vamos todos! “Tomala vos/ dámela a mí/ el que no salta/ es de Clarín”.
9 años no es nada
Camino con Mariano Lucano y de repente tengo un dejà vu. ¡Esto parece el 2001! Cuando también caminé con Mariano, por estas calles, dos años antes de Barcelona. Bueno, no, nada que ver: todo está tranquilo, no hay represión, ni siquiera un poquitín de clima tenso o jodido, ni siquiera una pizca de paranoia. Hay miedo, sí, pero es un miedo por el devenir político, no por el presente, no por la caminata por estas calles. Y hay que decirlo aunque suene pelotudo o inocente: hay esperanza. Por lo demás, estamos como entonces. Nueve años no son nada. Somos los mismos que entonces. Y algunos otros, más pendejos, que podrían haber estado ahí.
Mariano me cuenta que ayer se cruzó con Diego Parés (el dibujante que mejor retrató el 20 de diciembre de 2001) y con el Niño Rodríguez. Me imagino que deben estar (como Mariano, como yo) descosiéndose el cerebro pensando en qué carajo van a decir, qué corno es lo que van a dibujar de todo esto. A mí se me enquilomba todo. No puedo parar de pensar, como todos los que estamos aquí. Como no podemos (sí, lo bueno de esto es lo fácil que es pasar del “yo” al “nosotros”) dejar de sorprendernos y emocionarnos, como todos los que estamos aquí.
Gracias totales
Aquí abunda el análisis político al paso. Lo admito, no puedo parar de hablar con todo el mundo. Charlo, discuto (ya lo dije, ¿no?). Por supuesto, se habla de quién ocupará el lugar de Néstor. Quién se bancará al PJ, quién evitará el aluvión Scioli, cómo hacer para no cagarla en este momento político que, bien manejado, puede ser bastante favorable para una salida digna. O sea, para evitar que el Mal Mayor se haga cargo del asunto. Y para neutralizarlos por un buen rato. El precio a pagar puede significar el convencimiento casi religioso de que aquello que considerábamos el Mal Menor se transforme de repente en un Bien Aceptable. O al menos que mude su domicilio a los suburbios del Bien, a pocas cuadras del Riachuelo o la General Paz del ideal ideológico.
Más allá de la especulación macro política, el verdadero desafío es ver cómo articular todo esta voluntad colectiva, este montón de ganas, de abrazos y de emoción al margen de toda especulación electoral. Por supuesto, lo electoral existe y es relevante. Pero nadie piensa en Máximo o en Alicia por aquí. Ya se verá si el hijo presidencial puede realmente ser una opción y si eso realmente puede ser bueno. Por el momento, parece tener menos carisma que Fabián Matus, pero estos momentos suelen hacer milagros. Si no, mírenlo a Ricardito Alfonsín.
Lo que realmente importa ahora es cómo salir de esta plaza. Y lo más importante, cómo hacer para volver a encontrarnos todos aquí, con esta misma emoción, con esta misma fuerza. Cómo tener la certeza de que, si nos joden, aquí vamos a estar. Aguantando los trapos. No los de Néstor ni los de Cristina. Los nuestros, los de los montones de personas que no queremos que nos rompan las pelotas. Los de todos aquellos que estuvimos horas y horas esperando para ver durante 30 segundos un ataúd cerrado, porque sabíamos que allí adentro había un tipo especial.
Un tipo que no fue ni un héroe revolucionario, ni un gran ideólogo, ni siquiera alguien muy parecido a nosotros. Sin embargo, ese tipo fue quien hizo el milagro de juntarnos, de hacernos tomar conciencia de que somos un montón y de darnos cuenta de que hay ciertas cosas que no vamos a permitir. Bueno, no exageremos, que somos frágiles. Pero al menos ahora sí tenemos claro que hay cosas con las que no se jode. Por eso, aunque sólo sea por eso, gracias Néstor.
 El autor dirige la revista Barcelona (Agencia Paco Urondo)

02.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video) La presidenta Cristina Fernández agradeció por cadena nacional el masivo apoyo popular a la despedida de Néstor Kirchner. Visiblemente emocionada afirmó: "él se lo merecía".

 

(Agencia Paco Urondo)

01.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner dará un mensaje por cadena nacional hacia las 20.30. No existe gente convocada para tal horario en Casa Rosada y se supone que será un discurso grabado. Ampliaremos. (Agencia Paco Urondo)

01.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)   Te lloramos FlacoEs que a veces Dios se manda cada cagadaEs que desde arriba nos mal acostumbró tantoNos dio a Perón , a Evita , al Che , a De Nevares , a MugicaA Hebe , a Estela , al Diego ,                            a CristinaY no te lloramos por flojos , porque no aflojamosTe lloramos porque nos damos el gustoPorque Evita dijo que por dolor lloran hasta los animalesPero por agradecimiento , sólo lloran los humildes Gracias por confrontar apasionadamentePor aislarnos de los que nos saqueaban y abrazar a nuestra Patria GrandePor no quedar bien , por elegir que te insulten en las tapas de los poderososPor elegir el amor y la igualdad antes que la moralina de sotana y de cartónPor tener adentro a los torturadores , por sacarnos de encima a los buitres del fondoPor las escuelas , por los barrios , por tantas cosas Por devolver la esperanza a un país que se hundíaPor marcar opciones , que no es todo igualPor los pibes , que se suman convencidosPor la memoria recuperadaPorque en cada mano, en cada cabeza , en cada oreja y en cada corazón están las herramientas para un buen homenaje Acá en los barrios humildes la primavera nos tira una nevadaAcá en los corazones , un nudo , en los brazos un vacío que llenan los que pueden abrazar fuerte a Cristina allá en la Plaza Acá , que no te vas y sos millones Y allá arriba treinta mil que te festejan Gracias, Flaco  (Agencia Paco Urondo)

01.11.2010

 Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en 26 Noticias) El funcionario actualmente ocupa la banca que hace tres años llevaba adelante la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Si bien todavía no hay precisiones sobre el hecho, la mujer no padecía ningún de salud. Según fuentes allegadas al legislador, aseguraron que el senador no quiso hablar sobre lo sucedido y exigió que sea respetado el momento que atraviesa. (Agencia Paco Urondo)
 

31.10.2010

{gallery}/web-anterior/kirchner_1{/gallery}

31.10.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)
FEDUBA expresa su dolor por el fallecimiento del ex Presidente, Diputado Nacional y Secretario General de la UNASUR, Néstor Kirchner, y envía sus condolencias a la Sra. Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, a familiares y amigos.

 
Para el campo popular, la acción de Néstor Kirchner desde la presidencia de la Nación en 2003, ha significado una recuperación de la política como herramienta de cambio tras la etapa de resistencia de los ‘90. Las políticas de Derechos Humanos, los Juicios a los Genocidas, la reforma de la Corte Suprema, la unidad con los países de América Latina, la profundización del Mercosur y UNASUR, las políticas económicas en función del desarrollo autónomo y sin tutelas del FMI, fueron algunos de los ejes del proceso político iniciado en 2003.
 
Como trabajadores de la educación valoramos la voluntad de hacer lugar a demandas históricas, que se concretaron en otros aspectos de su gestión: apertura de Paritarias, Ley Nacional de Educación, aumento del Presupuesto Educativo, recuperación de la administración de los fondos previsionales.
 
Cabe recordar, como han señalado los compañeros de CTERA, que su primera medida como Presidente fue viajar a las provincias de Entre Ríos y Rio Negro, que llevaban meses de paro, para resolver el gravísimo problema de los docentes que no cobraban y se les pagaba en bonos.
 
En materia de política universitaria, la acción de gobierno también dio lugar a demandas que habían sido históricamente postergadas: el mejoramiento sustancial de las condiciones materiales de la educación superior, a través del presupuesto, la creación de nuevas universidades, jubilación del 82% móvil y el mejoramiento de los salarios docentes.
 
El fallecimiento de Nestor Kirchner no hace más que reactualizar la necesidad de fortalecer la unidad del campo popular y los trabajadores en la defensa de las conquistas obtenidas hasta aquí y de las que quedan por construir frente a la avanzada del poder económico y sus lacayos que intentarán instaurar un clima de incertidumbre y desestabilización.
http://feduba.org.ar/info/?p=1261

 
(Agencia Paco Urondo)