fbpx Barro tal vez..., por Mariano Molina | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Relámpagos //// 22.05.2017
Barro tal vez..., por Mariano Molina

“No considero que las elecciones ponga en debate la moral que nos constituye como seres humanos, sino precisamente algo más simplón y concreto: tratar de poner algún freno a este gobierno”.

Transferencias desmedida de recursos del Estado a los privados. Presos y presas políticas. Quita de retenciones y rebajas impositivas. Aumentos de servicios públicos. Balazos de gendarmería a una murga. Pago a fondos buitres en condiciones favorablemente inéditas para los usureros. Intento de nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto. Pérdida de miles de empleos en el sector privado. Supresión de una parte de la ley de Medios por decreto. Aumento de deuda externa. Represión a trabajadores. Pérdida del poder adquisitivo. Persecución y despidos a trabajadores y trabajadoras del Estado por su pensamiento político. Caída de la producción industrial. Agresiones a locales políticos de organizaciones opositoras al gobierno nacional. Aumento de importaciones. Caída del consumo de leche y otros alimentos básicos. Represión a Docentes. Aumentan las ventas de productos de alta gama. Cierre de fábricas. Aumento de deuda externa. Apoyo al golpe de Estado en Brasil. Bicicleta financiera. Intento de detención a una madre de plaza de mayo. Crecimiento del déficit fiscal. Descalificadoras agresiones verbales contra el consumo de sectores populares. Vuelta del FMI a controlar las cuentas de la nación. Alineamiento de política externa con EEUU. Aumento de Deuda externa. Negativa de paritarias para la Educación. Quita de fútbol para todos. Caída de programas sociales. Quita de beneficios en medicamentos a jubilados. Aumento de deuda externa. Secuestro de militantes de la Garganta Poderosa. Intento de amnistía o indultos a genocidas. Aumento del transporte público. Inflación record. Aumento de servicios de luz, agua y gas por más de 500%. Compra de casas preconstruidas en el extranjero. Fin del reclamo soberano sobre Malvinas. Expulsión de Telesur. Intento de privatización de las jubilaciones. Aumento de deuda externa. Represión al pueblo Mapuche. Caída del turismo interno. Desinversión en proyectos tecnológicos. Recorte en CONICET. Intento de reemplazar docentes con voluntarios. Cierran comercios minoristas. Se desfinancia el programa CONECTAR-IGUALDAD. Aumenta la deuda externa. Desfinanciamiento de los medios de comunicación comunitarios. Campaña de desprestigio hacia la educación pública desde el Estado. Los productos de necesidades básicas tienen aumentos superiores al 50% por año. Ingresos de fuerzas de seguridad en universidades y colegios. Endeudamiento y aumento de deuda externa...

La lista puede continuar casi indefinidamente con el aporte de todos y todas. Hay quienes siguen pensando que las elecciones son una disyuntiva moral que define la totalidad de nuestros actos. Hay quienes practican una militancia de las diferencias desde redes sociales. Y hay quienes creen tener la llave de la puerta para dejar pasar a unos y frenar el ingreso de otros, sin darse cuenta que el adentro o el afuera puede solo un puñado de buenas intenciones.  

Se habla mucho del regreso, como si fuera un simple devenir natural de la historia. Cuando haya regreso, si es que hay regreso, no solamente es imperativo volver siendo mejores; esa vuelta será con todo lo que implica tener generaciones endeudadas y un país que ya no es, ni será igual.

Quizás un prejuicio materialista sugiere que aquellos que no dan cuenta de la urgencia, tienen sus vidas económicas más o menos resueltas. Los errores se pagan con injusticias sociales, sufrimientos de los sectores más desprotegidos y ausencia de políticas públicas democratizadoras e inclusivas.

No considero que las elecciones ponga en debate la moral que nos constituye como seres humanos, sino precisamente algo más simplón y concreto: tratar de poner algún freno a este gobierno. Una acción que (contradictoriamente con lo anterior) tiene algo de interpelación ética sobre nuestros actos. La famosas ética de la convicción y de la responsabilidad, probablemente van de la mano en esta coyuntura histórica.

Se hace cuesta arriba tener que seguir argumentando para explicar las necesidades de la época y el dilema trágico que nos atraviesa.  

RELAMPAGOS. Ensayos crónicos en un instante de peligro. Selección y producción de textos: Negra Mala Testa Fotografías: M.A.F.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs).