fbpx Repudio de gran parte del arco político al atentado al local del Frente de Todos en Bahía Blanca | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 26.05.2021
Repudio de gran parte del arco político al atentado al local del Frente de Todos en Bahía Blanca

Durante el día de ayer la mayoría de la dirigencia política de nuestro país comunicó su rechazo al atentado al local oficialista en el sur del país. 

Durante la madrugada del día de ayer sucedió una explosión en la sede del Frente De Todos (FDT), ubicado en Berutti 184, en la ciudad de Bahía Blanca. Hubo, únicamente, daños materiales y también afectó a comercios y edificios vecinos. Acudieron al lugar Defensa civil, Bomberos, Guardia Urbana, Comando de Patrulla, Policía Ecológica y la División Explosivos. En este marco los responsables del FDT dieron intervención a las autoridades judiciales para desarrollar la instrucción correspondiente en la averiguación de un posible ilícito. En ese sentido, aseguraron que fue “un acto de violencia política inédito”, considerando que los atacantes dejaron una nota anónima adjudicándose y reivindicando el atentado.      

A lo largo del 25 de mayo distintas figuras de la dirigencia política salieron a repudiar los hechos. Entre los representantes del FDT destacaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, y el responsable del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque.

A su vez, sumó su mensaje Federico Otermín, quien sostuvo que no pueden naturalizarse los hechos, “que son un atentado contra la convivencia democrática”, y subrayó que “tienen que hacerse cargo” de las consecuencias su discurso quienes “fogonean el odio con mentiras sistemáticas”. En la misma línea se expresó Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, alegando que lo sucedido "se inscribe en la decisión del principal partido opositor de promover abiertamente la violencia con sus mentiras y discursos de odio".

Desde Juntos por el Cambio quien primero se pronunció fue Héctor Gay, intendente de Bahía Blanca, que definió que el acto violento fue “contra todos los bahienses”. Le siguieron, entre otros, la diputada nacional por Buenos Aires, Karina Banfi, de la Unión Cívica Radical, y comunidades del bloque de senadores provinciales de la alianza opositora y de la dependencia de la Coalición Cívica-ARI en el distrito. 

A nivel nacional se expresaron los representantes del Poder Ejecutivo porteño, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. También se sumaron el senador nacional Martín Losteau, el expresidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, y el titular del bloque de la Coalición Cívica-ARI en la Cámara Baja Juan Manuel López. 

No hubo declaraciones por parte de la dirigencia nacional del PRO. Silencio por parte del expresidente Mauricio Macri, de la titular del partido Patricia Bullrich y de los representantes de bloque en ambas cámaras legislativas, Cristian Ritondo y Humberto Schiavoni. Tampoco dijeron algo al respecto María Eugenia Vidal, ex gobernadora de la provincia, y Mario Negri, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados. 

De igual manera, hasta el momento hay ausencia de declaraciones del interbloque Federal, en el que confluyen legisladores lavagnistas, schiarettistas, socialistas y algún que otro justicialista, y del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, a cargo del mendocino José Luis Ramón. En cambio sí hicieron circular su repudio Nicolás Del Caño y Christian Castillo, del Partido de los Trabajadores Sociales, y Jorge Ceballos, de Libres Del Sur.