fbpx Primera derrota de la reforma judicial impulsada por Macri
Política //// 25.04.2016
Primera derrota de la reforma judicial impulsada por Macri

La reforma judicial enviada por el Poder Ejecutivo ya causó un fuerte ruido en todos los sectores de la oposición. El macrismo hace apenas unos días presentó la primera parte de su plan Justicia 2020 y ya tuvo que postergar la discusión en el Congreso para junio. La nueva ley del Ministerio Público, el foco de la polémica.

Por Redacción APU
Las repercusiones del paquete legislativo para reformar la justicia enviado al Congreso por el macrismo dejó expuesto al Ministro de Justicia, Germán Garavano. Hace dos semanas, el proyecto que impulsa cambios en la ley del Ministerio Público fue presentado ante comisiones de diputados. Durante la exposición, el Ministro recibió críticas por parte de todos los sectores de la oposición. Desde el Frente Renovador, Raúl Pérez, advirtió que la reforma es inconstitucional y "va a tener un resultado catastrófico”. Margarita Stolbizer, del GEN, remarcó con preocupación que "hay un desapoderamiento total de la Procuración”. Pablo Kosiner, del bloque Justicialista, criticó con dureza la "concentración de poder” que se la da a los subprocuradores, la nueva figura que el oficialismo intenta crear en la reforma. La diputada del FPV María María Emilia Soria, por su parte, se refirió a la reforma como "un ataque a las instituciones." Los cronistas legislativos dan cuenta que el propio bloque del radicalismo “abandonó” a su suerte al Ministro en el plenario. Entre ausencias y silencios, prácticamente no hubo quien defendiera al proyecto gubernamental.
Pero el proyecto no solamente fue cuestionado por los diputados sino también por los trabajadores judiciales del Ministerio Público Fiscal. El ministro se jactó durante la reunión de haberse juntado con el sindicato de trabajadores judiciales (Sitraju), hecho que fue desmentido por los dirigentes gremiales que se encontraban en la sala al momento de la exposición. Desde Sitraju se manifestaron "preocupados" y en “alerta” ante la posibilidad de que la reforma ponga en riesgo más de “500 fuentes laborales.”
La Justicia enojada
A la crítica pública de los sectores de la oposición, se le suma el rebote que tuvo la reforma entre los fiscales federales que se encuentran preocupados ante el avance sobre esta orbita de la Justicia. El paquete contempla la creación de cuatro subprocuradores. El proyecto macrista pretende otorgar facultades a los cuatro subprocuradores para quitar causas a la justicia federal. Una facultad que la actual Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, no tiene.
Un fiscal muy influente de Comodoro Py, sin ninguna simpatía por Gils Carbó, dejo transcender que “el proyecto es un emparchado para ir contra la actual Procuradora.” Por otro lado, el rechazo de aquellos fiscales que desean el actual puesto de la Procuradora fue rotundo. Los funcionarios judiciales desean ser procuradores bajo esta Carta Orgánica del Ministerio Público Fiscal.
Los fiscales nacionales contra el proyecto
Otra de las reformas que incluye el proyecto incluye el traspaso de causas de la Justicia Nacional a la de CABA. La semana pasada en los palacios de Tribunales se realizó una reunión que incluyó a los fiscales Joaquín Ramón Gaset y Mauricio Agustín Viera. El encuentro sumó también al oficialista Ricardo Saenz, que intentó presentarle a sus colegas “las bondades” de la reforma macrista. La repuesta de los funcionarios judiciales pertenecientes a la Justicia Nacional no fue la que Saenz esperaba. Los fiscales se posicionaron vehemente en contra de la reforma: “No queremos ser fiscales de trocha angosta, es decir no queremos ser fiscales municipales. Esta ley nos baja el precio, pasamos a valer dos mangos”, afirmó uno de los funcionarios presentes.