fbpx Myriam Bregman: “En la Ciudad se ha profundizado la desigualdad” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 07.08.2017
Myriam Bregman: “En la Ciudad se ha profundizado la desigualdad”

Entrevista a la abogada y dirigente del PTS, candidata a Legisladora porteña por el Frente de Izquierda. “Estamos convencidos de que a Macri no se trata de ponerle un límite. Hay que derrotarlo: son ellos o nosotros”.

Por Juan Manuel Ciucci

APU: Se presenta como candidata a Legisladora, ¿qué la impulsa a asumir este desafío?

Myriam Bregman: Lo vivo como un desafío muy importante y con mucha alegría porque es enorme la simpatía y el afecto que vemos todos los días. Apostamos con la lista que encabezo a hacer una elección que permita al Frente de Izquierda tener una bancada muy importante en la Ciudad. Hace casi 10 años que quienes hoy están en el gobierno dirigen la Ciudad y es desde donde Macri pudo proyectarse nacionalmente. ¿Por qué pudo hacerlo? Macri primero y Horacio Rodríguez Larreta después, no han gobernado solos, no contaron con mayoría propia en la Legislatura. Pudieron imponer todos sus planes porque le votaron las leyes, porque contaron a lo largo de estos años con el apoyo de diputados que están en Unidad Ciudadana y de los radicales que van con Martín Lousteau. Hay que decirlo, no hubieran llegado hasta acá si no fuera por ese apoyo, sin que le votaran el presupuesto que fue bajando el porcentaje dedicado a Educación, la Agencia de Bienes que remata las tierras y todas las demás leyes.

Tampoco ha tenido grandes conflictos en la calle y eso que no tienen afinidad política con la dirigencia de los grandes sindicatos radicados en CABA, como Telefónicos, Docentes y otros. Por eso, es un desafío y una necesidad que el Frente de Izquierda, llegue con mucha fuerza a la Legislatura, porque no transamos con las leyes de ajuste, con la venta de terrenos públicos para favorecer los negociados, con presupuestos a la baja que siempre apuntan contra la educación, la salud pública, o a recortar lo que se destina para paliar la situación de las mujeres víctimas de violencia de género. Somos una fuerza con mucha presencia en los lugares de trabajo, entre los docentes, los estatales, los trabajadores del subte, los aeronáuticos, en la juventud, en el movimiento de mujeres, militamos codo a codo con los que todos los días mueven esta Ciudad y estamos dispuestos a enfrentar en serio al gobierno.
 
APU: ¿Cómo analiza la política de la Alianza Cambiemos en la Ciudad? ¿Nota algún cambio entre la gestión de Larreta y la de Macri?

MB: Son dos estilos diferentes para una misma política. Larreta aparece como el hombre de la “gestión” con un discurso centrado en la Ciudad y parece que no sabe hablar de política nacional. Pero como jefe de gobierno ha continuado la obra de Macri. Han avanzado en la venta de terrenos públicos a los pulpos empresarios de la construcción, de la gastronomía, del turismo. Con la unificación de la Policía han profundizado la política de tener como blanco a los sectores populares. Vemos mucho maquillaje pero ningún cambio. Por el contrario en la Ciudad se ha profundizado la desigualdad. Larreta se basa en el sistema y tejido de alianzas que te decía antes.
 
APU: ¿Cómo analiza la participación femenina en su lista y en su Frente? ¿Y en las demás listas de estas elecciones?

MB: Nuestra lista es un símbolo de esa impresionante respuesta que miles de mujeres sintetizamos en #NiUnaMenos. Por eso estoy orgullosa de la cantidad de compañeras que llevamos en nuestras listas. Compañeras como María del Carmen Verdú, abogada y referente de la CORREPI se presenta a Diputada Nacional. También Alejandrina Barry, hija de desaparecidos, compañera mía del CEPRODH y una gran luchadora por terminar con la impunidad de los civiles que participaron del golpe, o Ana Laura Lastra, delegada del INDEC y referente de la lucha de los estatales contra los despidos. Para el Frente de Izquierda, la agenda de las mujeres es una prioridad. En la Ciudad de Buenos Aires llegaron al extremo de recortar el presupuesto para la Dirección General de la Mujer y en particular en el programa de Asistencia a Víctimas de Violencia de Género, mientras Larreta destina 1.200 millones a pagar publicidad. No hacemos demagogia con los derechos de las mujeres sino que somos parte de cada una de las luchas por nuestros derechos y consecuentemente lo vamos a decir en el Congreso, en la Legislatura y en las calles junto al enorme movimiento de mujeres que no se cansa de decir 'Ni Una Menos'".
 
APU: ¿Cuáles son las propuestas que piensa impulsar en la Legislatura?

MB: Me voy a referir solo a tres proyectos que le estamos dando mucha importancia. En primer lugar un proyecto de ley que declare la emergencia laboral en la Ciudad. Vamos a impulsar la prohibición de despidos y suspensiones, porque las cifras de desocupación y precariedad alcanzan números alarmantes e históricos, en especial entre las mujeres y los jóvenes.  Me quiero referir al Subte, pronto se termina la concesión y será un gran debate. Hay que extender la red subterránea en la Ciudad y que deje de ser un negocio en manos de empresas como Roggio que reciben millones y no invierten. Para que sea un servicio eficiente, seguro y de calidad proponemos anular la concesión a cualquier empresa privada, y que el subte sea estatal y esté controlada por los trabajadores y los usuarios. Acabamos de presentar un proyecto al respecto en con la firma de todos nuestros legisladores en la Ciudad. Por último, está claro que por donde se lo mire el PRO busca destruir la educación pública. A los chicos que necesitan estudiar ni siquiera les dan las vacantes que necesitan. Vamos a impulsar en la legislatura el proyecto del FIT de construcción de escuelas y junto a Patricio Del Corro, madres, padres y sindicatos, hemos presentado un amparo en la justicia para que haya vacantes para todos, causa que ha avanzado mucho en los últimos días.
 
APU: En este año y medio su espacio político confluyó en diversas acciones con el kirchnerismo, ¿a qué se debe esto? ¿Se modificó la interpretación que de los gobiernos kirchneristas han tenido?

MB: Nosotros definimos si participamos de tal o cual reclamo según sea justo o no desde nuestra perspectiva de defensa de los derechos de los trabajadores, de los sectores populares o contra cualquier restricción a las libertades democráticas. Por eso este año hemos confluido en la exigencia de la libertad de Milagro Sala o cuando quisieron obligar a declarar en la Justicia a Hebe de Bonafini. También en acciones que han llevado adelante algunos sindicatos dirigidos por sectores kirchneristas como las movilizaciones y paros contra los despidos en estatales, trabajadores acusados por este gobierno de ricos de ser “grasa militante”. También en las movilizaciones docentes en defensa del salario y la paritaria nacional. Sin embargo siempre hemos sido críticos de las conducciones de estos sindicatos. Así como hemos denunciado que en el Congreso han sido en variadas oportunidades los senadores del FPV y algunos de sus diputados quienes dieron gobernabilidad a CAMBIEMOS. Estamos convencidos de que a Macri no se trata de ponerle un límite. Hay que derrotarlo: son ellos o nosotros.
 
APU: Como recién decía, en numerosas oportunidades ha manifestado su apoyo al pedido de liberación de Milagro Sala, ¿por qué cree que el macrismo y el Gobernador Morales insisten en sostener su ilegal arresto?

MB: Desde que Gerardo Morales asumió la gobernación de Jujuy ha sido constante la criminalización de  la protesta social. Jujuy se ha convertido en un laboratorio de ajuste y represión. En el caso de Milagro Sala han mostrado un particular ensañamiento. Digo particular porque no hay ningún argumento sólido para mantenerla presa. Lo que están haciendo es ilegal. Cuando defendemos a Milagro Sala lo hacemos en nombre de defender las libertades democráticas, Milagro está detenida por un motivo político. La de Gerardo Morales es una justicia de tipo menemista, absolutamente adicta. ¿Por qué persiste Morales? Justamente porque quiere sentar un precedente para el conjunto de los trabajadores y sectores populares, sobre los que pretende descargar nuevos ataques a sus condiciones de vida y ajustes.
 
APU: Si bien las encuestas marcan que es muy probable que realice una gran elección, es interesante que algunos analistas indican que podría irle aún mejor si se presentara por otro espacio político. ¿Cómo analiza su actualidad como referente político, donde su figura parece exceder el grado de apoyo que logra su fuerza?

MB: Sería una contradicción enorme que alguien indicara eso. Soy una militante de izquierda y no intento juntar votos opinando según lo que indican las encuestas de ocasión, o por aliarme con tal o cual para coyunturalmente crecer en votos, esa experiencia ya se hizo en la izquierda y fracasó rotundamente, además. Si me he ganado ese respeto o apoyo que señalás es por haber sido siempre consecuente, eso me lo dicen en la calle. Pero la fuerza que tengo para luchar cada día por encarcelar a los genocidas, a sus cómplices civiles, contra las grandes multinacionales que atacan a sus trabajadores y trabajadoras, se debe precisamente a que tengo una organización como el PTS conmigo, una de las fuerzas que integra el Frente de Izquierda. El PRO hace mucha ideología con eso del “ascenso” producto del esfuerzo individual. Yo te digo lo contrario, cada una de esas peleas por las que me paran y me dicen “no aflojés”, las puedo dar porque tengo la fuerza organizada de miles de mujeres, de miles de compañeros, que peleamos por transformar este sistema de raíz. Cuando se empiezan a priorizar las alianzas electorales al solo efecto de juntar votos, se pierde la independencia política, y eso para mí es fundamental.