fbpx Bahía Blanca: hasta en La Nueva Provincia se desploma el intendente macrista promovido por Massot
Política //// 23.12.2016
Bahía Blanca: hasta en La Nueva Provincia se desploma el intendente macrista promovido por Massot

El ex diario, convertido en trisemanario y próximo a cambiar de administración, convocó a sus lectores a una encuesta virtual sobre el primer año de gestión del intendente Gay. Los resultados fueron contundentes y adquieren mayor relevancia por provenir de consumidores de una tribuna propia.

Por estas horas ya nadie duda en Bahía Blanca que su intendente, Héctor Gay, sufrió un desplome de su imagen y evaluación pública inédito para un jefe comunal bahiense al cabo de su primer año de mandato. A los diversos sondeos que fueron comentándose por lo bajo en las últimas semanas, se agregó un dato alarmante para las huestes oficialistas: la contundente opinión volcada por los lectores de La Nueva Provincia en una encuesta virtual.
Todavía en poder de Vicente Massot pero con un cambio de administración en el horizonte inmediato, el ex diario y actual trisemanario bahiense convocó a sus visitantes virtuales a una encuesta para evaluar el primer año de gestión de Gay, que comenzó su carrera política hace dos años y tras tres décadas como principal editorialista radial de LU2, la emisora que también pertenece al Grupo Massot.
Los resultados fueron contundentes: el 55, 2 por ciento de los participantes consideró al año de Gay de “horrible” a “malo”, con leve preeminencia de la primera. A ello deben agregarse el 15, 6 por ciento que eligió el enigmático “no cambió nada” y el 14, 2 que eligió la opción “tuvo baches”, que en el caso de Gay requiere una necesaria aclaración.
Se trata de una definición a todas luces irónica, ya que el ahora intendente montó su candidatura sobre un par de promesas centrales: el clásico derechista de la “inseguridad” (que, por otra parte, aumentó ostensiblemente) y el anuncio de un “shock de asfalto”, que viniera a solucionar los problemas de baches que presentan las añosas calles bahienses. El notorio incumplimiento de esa promesa, sobre todo por lo ampulosa que había sido al enunciarse, se encuentra entre las recriminaciones constantes a su gobierno, aunque aún así no sea la peor de sus omisiones en políticas públicas.
De ese modo, reunidas las tres opciones negativas, el rechazo a la gestión de Gay alcanza por lo menos el 69, 4 por ciento de la encuesta, de la que participaron –según el escueto informe de La Nueva Provincia- “más de 3000 (lectores)”. Se trata de un número elevado si se toma en cuenta que buena parte de las encuestas realizadas por consultoras contempla, para todo el país, promedios similares. Las objeciones, claro, corren parejas: entre otras, en este tipo de ejercicios virtuales no existen garantías respecto de proporciones por niveles socioeconómicos y no hay tampoco certeza respecto de que cada voto tenga detrás a una persona diferente.
De todas maneras, este último punto agrava la situación de Gay ante el sondeo: el mismo medio reveló hace algunas semanas que el gobierno municipal tenía ya trabajando para sí a un grupo de trolls, además de los que han sido detectados a nivel nacional. O no trataron de salvarlo del mal número de la encuesta virtual, o lo hicieron pero no pudieron revertir la tendencia: ambas opciones son muy malas para el intendente Gay. A ello se agregan, como agravantes, el perfil conservador de la ciudad en general, y en particular de los lectores del jurásico medio de comunicación.
Hace apenas un año Gay obtenía el triunfo electoral con poco más del 43 por ciento de los votos. En enero, pasará a embolsar un sueldo mayor al que percibe Mauricio Macri como presidente: 251 mil pesos. Mientras tanto, a las omisiones en políticas públicas para los sectores populares y de trabajadores se han sumado papelones notorios, que incluso han tenido trascendencia nacional en más de una ocasión.
El recuento es amplio. No obstante haber incumplido su promesa del “shock” de brea, redobló la apuesta al proponer una “pista de canotaje” sobre el contaminado y parcialmente entubado arroyo Napostá. Con buena parte de los comercios en liquidación total por cierre y el desempleo en alza, se sumó también a la promesa de una “lluvia de inversiones” que su jefe político difirió de semestre en semestre. Ante un curioso y millonario extravío en el sistema de tarjetas de transporte urbano, anunció una auditoría conjunta con la Universidad Nacional del Sur, cuyas autoridades admitieron que se enteraron por él de la novedad.
Otros episodios recordados fueron su discusión con un vetusto y rebelde cañón en un festejo patrio y la inolvidable “garita antivandálica”, un refugio para la espera de ómnibus que fue presentado con bombos y platillos como indestructible pero cuyo techo se voló a las pocas horas, con la primera ráfaga de viento.
Antes, Gay había tomado notoriedad nacional por un episodio que ni siquiera posee el simpático rostro del ridículo: durante su alocución en el aniversario de la Revolución de Mayo, el intendente retomó el discurso que caracteriza a La Nueva Provincia y anunció la infiltración de “enemigos de adentro y de afuera”, que “responden a intereses personales” e “integran grupos perfectamente organizados, sin patria ni bandera, que quieren subvertir valores y adueñarse de nuestra juventud”.