fbpx Crisis social en Colombia: “Las fuerzas del Estado están tirando a matar” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 07.05.2021
Crisis social en Colombia: “Las fuerzas del Estado están tirando a matar”

El escritor y profesor de literatura en la Universidad Tecnológica de Pereira, Diego Alexander Vélez Quiroz, habló con AGENCIA PACO URONDO sobre la crisis social desatada en Colombia. “Tenemos videos y evidencias de helicópteros de las Fuerzas Armadas Militares disparando desde el aire contra civiles", remarcó.

El escritor y profesor de literatura en la Universidad Tecnológica de Pereira, Diego Alexander Vélez Quiroz, habló con AGENCIA PACO URONDO sobre la crisis social desatada en Colombia. “Tenemos videos y evidencias de helicópteros de las Fuerzas Armadas Militares disparando desde el aire contra civiles. La gente está en las calles, la inconformidad sigue creciendo, hay una serie de peticiones solicitadas por los manifestantes que no fueron escuchadas por el Estado hasta ahora”.

Agencia Paco Urondo: ¿Cuál es el alcance de la represión que está desatando el Gobierno?

Diego Alexander Vélez Quiroz: La información circula a través de medios de comunicación y no se hacen visibles los conflictos que se están presentando en estos momentos en las calles. Desde el 28 de abril hasta el 5 de mayo, las cifras son de 1.708 casos de violencia policial, 222 casos de víctimas de violencia física por parte de la policía y 37 víctimas de violencia homicida también por parte de esta. Aún no hemos contabilizado los hechos sucedidos ayer: 832 detenciones arbitrarias en contra de los manifestantes, 302 intervenciones violentas por parte de la fuerza pública, que incluso sacaron a personas de sus casas para llevarlas no sabemos dónde; y por último, 22 víctimas de agresión a los ojos directamente. 

Las fuerzas del Estado, en este caso el Ejército, la Policía y el ESMAD, están tirando a matar en algunos casos. Hubo 110 casos de disparos con arma de fuego por parte de la policía, 10 víctimas de violencia sexual por parte de la fuerza pública, estos casos ya están denunciados. Además, en Cali, un helicóptero tomó una escuela como helipuerto obligando a la vigilancia de la escuela a retirarse. Evidentemente, esto es un acto de violación al derecho internacional humanitario. Tenemos videos y evidencias de helicópteros de las Fuerzas Armadas Militares disparando desde el aire contra civiles. La gente está en las calles, la inconformidad sigue creciendo, hay una serie de peticiones solicitadas por lo manifestantes que no fueron escuchadas por el Estado hasta ahora. 

APU: ¿La crisis se desarrolla por todo el país?

DAVQ: La policía a nivel nacional se infiltró en las protestas, tenemos videos de muchos policías vestidos de civiles generando conflictos. La mayoría de los manifestantes salieron de manera pacífica dando lugar al grito común de protestar sin violencia. 

De todas maneras, también fuimos baleados anoche en la ciudad Pereira, donde vivo actualmente. En medio de una manifestación pacífica, una motocicleta pasó disparando y, como consecuencia, asesinó a un estudiante de la universidad donde trabajo e hirió a otras dos personas.

En todo Colombia la situación es demasiado compleja debido a que la fuerza pública estaba tirando a matar, enfrentándose a la población civil desarmada. El gran problema que tenemos ahora es la falta de visibilidad en medios de comunicación. Por eso, estamos pidiendo a los amigos y conocidos en medios internacionales que hagan visibles estas denuncias. Nosotros contamos con material concreto y real de cifras, datos, imágenes y videos de lo que está sucediendo, junto con organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil que están tratando de resistir un poco la situación actual.

APU: ¿Cómo evolucionó el conflicto con el gobierno?

DAVQ: El ciclo de protestas inició con la gente en las calles debido a que las cuarentenas obligatorias por la pandemia del Coronavirus han diezmado las posibilidades de sobrevivir de los trabajadores. En las primeras protestas exigían a los gobiernos locales medidas que les permitieran seguir trabajando y, al mismo tiempo, cuidarse de la pandemia. Esto es lo que no apareció en los medios de comunicación.

Mientras muchos de los manifestantes ya estaban en las calles, el gobierno publicó el texto de la reforma tributaria que se iba a aprobar este año e inmediatamente ordenó una cuarentena total, intentando que la gente no protestara contra la reforma. Sin embargo, la gente salió a las calles contra la reforma tributaria. A lo largo de los días el malestar fue creciendo porque el Gobierno Nacional radicó una reforma en el área de salud. En esta actual reforma, lo que se busca es entregarle el control de la salud de manera total a los privados, privatizando por completo el servicio de salud. En Colombia ya es un servicio bastante precario luego de la denominada “Ley 100”, entonces la gente siguió en las calles. Luego sucedió que el Estado ordenó la militarización de las calles, y como consecuencia, las personas hemos manifestado nuestro rechazo frente a esta orden. 

En realidad, todo tiene que ver con la crisis económica y social del país. En los años que lleva este gobierno se han asesinado más de 2 mil líderes sociales, tanto en la zona urbana como en la zona rural. Luego de la firma del Tratado de Paz con las FARC, parte de este gobierno prometió, desde un inicio, deshacer esos acuerdos de paz. Por su parte, la sociedad civil trató de resistir y evitar que se deshagan dichos acuerdos de paz logrados después de 50 años de conflicto, pero este gobierno sistemáticamente fue deshaciendo los acuerdos, incumpliendo los acuerdos que el Estado hizo con los desmovilizados. 

Son causas que se fueron sumando al malestar de la gente. Actualmente estamos pidiendo que se respeten esos acuerdos de paz en general, como también que el Estado recorte de su presupuesto el número de senadores y congresistas para obtener de allí un presupuesto que nos permita solventar la crisis generada por la pandemia.

APU: ¿Cuál es la situación social que atraviesa Colombia en el plano económico?

DAVQ: Respecto a la situación actual del país, es conflictiva principalmente en términos económicos porque la pandemia ha producido grandes niveles de desempleo que ya superan el 18% de las familias más pobres. Estos sectores de la población son los más perjudicados porque viven de la venta diaria en las calles, del trabajo que se les paga día a día. La informalidad laboral en Colombia supera el 40%, es decir, la mayoría de la gente no tiene acceso a un trabajo estable, al servicio de salud, a una pensión y por supuesto eso se ha agravado muchísimo con la pandemia. Durante la pandemia, se han utilizado recursos para ayudar y alivianar la carga a los más pobres. Sin embargo, de forma increíble e inaudita se han robado hasta 60 millones de pesos de esos recursos destinados para las ayudas.  

En la burocracia estatal ese dinero no ha llegado a las personas y es por eso que se está pidiendo una renta básica. El dinero para las ayudas está desapareciendo. Por su parte, el gobierno menciona que se encuentra un poco atado de manos debido a su dependencia con el partido del gobierno, la clase empresarial del país, los grandes conglomerados empresariales. Estas dependencias le impiden al presidente tomar decisiones sensatas. De todas formas, ha mostrado, en sus 4 años de gobierno, cierta incapacidad para enfrentar las crisis. Por lo tanto, se siente el desgobierno en el país y muestra de ello es la acción de las fuerzas del Estado, tanto de la policía como del ejército, que han atentado contra la población en versiones encontradas entre los altos mandos del Estado que dicen que no han ordenado dicho accionar y los agentes de policía que lo están llevando a cabo.