fbpx Bolivia: elección histórica del partido de Evo a pesar del gobierno de facto | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 19.10.2020
Bolivia: elección histórica del partido de Evo a pesar del gobierno de facto

A la espera de resultados oficiales, la presidenta de facto Jeanine Ánez reconoció la victoria del MAS. El ex presidente Evo Morales, por su parte, festejó el triunfo del frente Movimiento al Socialismo en las primeras horas del lunes. La boca de urna augura un amplio triunfo en primera vuelta.

Luego de una jornada electoral pacífica en Bolivia, los primeros resultados extraoficiales auguran un amplio triunfo del candidato presidencial del MAS, Luis Arce, en primera vuelta. En ese sentido, la elección histórica podría superar el umbral del 50% de los votos para el candidato ungido por el ex presidente Evo Morales, destituido mediante un golpe de estado hace un año.  

En ese momento, la Organización de Estados Americanos (OEA) había cuestionado el escrutinio provocando manifestaciones violentas y un levantamiento policial que acabó con la salida, bajo amenazas a su integridad personal, del ex presidente Morales. Luego de un paso por México, y tras el triunfo también en primera vuelta de Alberto Fernández, Evo Morales recibió asilo en la Argentina. El entonces gobierno de Mauricio Macri reconoció inmediatamente a la golpista Ánez.

Si bien no hay datos oficiales de un conteo cuestionado por su lentitud, desde todos los sectores ya reconocieron el histórico triunfo de Arce, que se dio en un contexto absolutamente desfavorable para el MAS, que debió sufrir todo tipo de persecuciones y hostigamientos (dirigentes detenidos, torturados, sus casas quemadas).

El triunfador de la jornada electoral se manifestó a través de la red social Twitter tras la confirmación de la victoria. "Muy agradecidos con el apoyo y confianza del pueblo boliviano. Recuperamos la democracia y retomaremos la estabilidad y la paz social. Unidos, con dignidad y soberanía", afirmó.  

Los partidos opositores al MAS, y activos participantes del derrocamiento de Evo Morales, sostuvieron la división que primó tras el golpe. Carlos Mesa, candidato del gobierno de facto, se alzó con el segundo puesto, seguido por Luis Fernando Camacho, uno de los actores más violentos de los acontecimientos de 2019, que obtuvo el tercero puesto.