fbpx Acto político en homenaje al Che Guevara | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 14.06.2022
Acto político en homenaje al Che Guevara

En Rosario, el embajador de Nicaragua en Argentina participó de los homenajes en conmemoración del 94 aniversario del nacimiento de Ernesto Che Guevara. Las palabras de Carlos Midence.

  • Ilustración del Che Guevara de Matías de Brasi

Estimados compañeros y compañeras, hermanas y hermanos, reciban el más fraternal saludo y abrazo de parte del Comandante-Presidente Daniel Ortega y de la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo y del heroico Pueblo de Nicaragua, un pueblo que resiste decididamente al asedio arbitrario proferido por el imperialismo. Saludamos su solidaridad e identificación con nuestro proceso Revolucionario.

Hermanas y hermanos:

Es muy grato para nosotros atender la fraternal invitación, para conmemorar, bajo la tribuna: CHE GUEVARA - UNIDAD, ANTIIMPERIALISMO Y PATRIA GRANDE” el 94 aniversario del nacimiento de uno los más grandes forjadores de la identidad política, ideológica y cultural en los términos más amplios de nuestro continente. De una de las figuras revolucionarias más emblemáticas de los últimos tiempos, sinónimo de Revolución. “(…) Y va a volver con Sandino, con el Che, Martí y Bolívar (…)”, dice Raúl Torres en su extraordinaria canción dedicada al Comandante Chávez.

Obviamente, son incontables las categorías, conceptos, ideas y prácticas que podríamos derivar de la vida, obra y gesta del Che, a saber: soberanía, igualdad, fraternidad, justicia, humanidad nueva (hombre nuevo), Liberación, socialismo, solidaridad, Humanismo revolucionario, Nuevo Marxismo latinoamericano. No terminaríamos. No obstante, para efectos de aquí y ahora, las incluidas en esta tribuna engloban la actualidad y el porvenir inmediato organizativo de nuestros pueblos en búsqueda y construcción de una plena unidad que consolide, precisamente, la Patria Grande.

Esa Patria Grande ya conjeturada por nuestros próceres y continuada por las siguientes generaciones de luchadores y pensadores: Martí, Zapata, Sandino, Mariátegui, Ugarte, entre tantos otros, para seguir con las generaciones contemporáneas de Fidel, Daniel, Chávez, Lula, Cristina, Néstor, Evo, Amlo, Alberto, que llegan hasta la actualidad.

En este sentido, Unidad, Antiimperialismo y Patria Grande, implica la expresión más estructurada de nuestra organización como alternativa. Expresa también,  un proceso de cohesión social, política, simbólica de nuestro continente. Implica no ser patio trasero de nadie, ni patio delantero, ni jardín delantero el ALBA,  la CELAC, dan cuenta de ello.

El Che y resto de luchadores han concebido la Unidad de la Patria Grande, como un proyecto de emancipación y unión continental cuyos campos de batalla, son, a mi juicio, al menos, tres:

Rechazar la dominación imperial/colonial que se manifiesta mediante diversos mecanismos, bien sea económicos (deuda, distribución internacional del trabajo), políticos (control, imposición y desmontaje  del estado, tratados oprobiosos) militares (guerra, violencia, fuerza) cognitivos (lenguaje, academia, cultura).

Confrontar a las propias burguesías y oligarquías nacionales que han sido socias  del saqueo imperialista/colonialista.

Demostrar claramente que hay otro camino, que otro modelo de desarrollo, profundamente democrático y transformador es posible. Un modelo que tiene legitimidad de origen, legitimidad de gestión y, desde luego, legitimidad de resultados, logros, avances y transformaciones.

La lucha contra el imperialismo y sus correlatos como el capitalismo y el neoliberalismo, en cuanto a la búsqueda de liberación y Unidad, para consolidar la patria grande, trae consigo que podamos superar, en cada una de nuestras naciones el síndrome vende-patria y entreguista de las burguesías nativas y apostar por el poder de los trabajadores, por la organización popular. En el caso de Nicaragua, compañeros, vamos avanzando muy bien con relación a esto.

En este sentido, preguntémonos ¿CÓMO SE CUMPLEN EN LA NICARAGUA SANDINISTA/REVOLUCIONARIA ESTOS CONCEPTOS Y CUÁL ES LA CONEXIÓN DIRECTA DEL CHE, CON MI PAÍS?

Una de las primeras conexiones que podemos citar es cuando el Che reivindica  el ejemplo de Guerra de Guerrillas en Augusto C. Sandino. Afirma: “En América se ha recurrido a la guerra de guerrillas en diversas oportunidades. Como antecedente mediato más cercano puede anotarse la experiencia de Augusto C. Sandino, luchando contra las fuerzas expedicionarias yanquis en la Segovia nicaragüense”. Otra alusión directa al General nicaragüense, es cuando escribe en una carta referida a la situación (golpe de Estado contra Arbenz) en Guatemala  que “si hay que morir, que sea como Sandino, y no como Azaña”.

Asimismo, cuando en 1959 apoya desde Cuba, a la columna guerrillera “Rigoberto López Pérez”, organizada por el comandante Carlos Fonseca. Tres hitos que lo relacionan con Nicaragua. Hay otros, como el vínculo con Rubén Darío, de quien era un gran lector de su obra poética y, cuyo poema La Marcha Triunfal, dedicado escrito por Darío en homenaje a la revolución de mayo argentina, el Che lo había  transcrito en sus cuadernos de nota.

Ahora bien, otro de los lazos del Che con Nicaragua, en particular con la Nicaragua Sandinista, Revolucionaria, con la Nicaragua actual: es el concepto y práctica de lo nuevo (hombre nuevo, humanidad hablaba el Che), no en sentido de renovación, sino de Revolución, vuelco, Cambio o Transformación. En Nicaragua, desde Sandino, hablamos de una Nueva Nicaragua (así se refería en sus escritos a su proyecto de país)  y hoy se está haciendo realidad.

Veamos: la llegada al gobierno del Sandinismo en el 2007, mediante elecciones (en Nicaragua quien instaura las garantías en términos electorales fue el Sandinismo, organizando las primeras elecciones libres, auditables, transparentes) trajo consigo no sólo la continuidad y profundización de la Revolución, sino de algo esencial en la vida democrática de nuestro país: nivelar a la Nicaragua constitucional con la Nicaragua real/profunda. Consiguiendo con ello: una Democracia efectiva, social, colectiva, para la emancipación/liberación, de resultados frente a la democracia burguesa, neoliberal, simulativa, ficticia, oligárquica, procedimental que las elites occidentales y sus socios locales han utilizado para engañar a nuestros pueblos.

Con relación a esto, el comandante-Presidente Daniel ha hecho posible una plena correspondencia entre el país constitucional con el país cotidiano, pues, la Revolución ha cumplido fielmente lo que nuestra Carta Magna determina y todo lo que esto engloba en materia de Derechos Humanos.

Precisamente, en Nicaragua estamos arribando a los 43 años de nuestra Revolución, 43 años de resistencia y avances, de madurez política, de logros tangibles en ámbitos esenciales como producción de alimentos, infraestructura, salud, educación, reducción de la pobreza y la desigualdad, seguridad, paz.

Transformaciones que han consolidado nuestra Democracia y han afianzado los principios y valores que han guiado a nuestro proceso revolucionario desde la lucha de Sandino en el primer tercio del siglo XX, en defensa de la soberanía y Dignidad Nacional, ante una de las numerosas agresiones perpetradas por el imperialismo yanqui, en su despiadado afán de intentar someter y expoliar a nuestro país.

E ahí otra de las correspondencias entre las ideas del Che, contenidas en el título de la tribuna de este acto y nuestra Revolución: Unidad, antiimperialismo y Patria Grande. Nos referimos a la Unidad y al antiimperialismo.

En este orden de ideas, podemos decir que la Revolución Popular Sandinista, aun en medio de tanto acoso imperial, prosigue articulando y poniendo en práctica planteamientos que vinculan la comprensión y el desarrollo social, con lo político, lo económico y lo identitario. La Revolución sandinista ha conseguido fomentar un clima óptimo para que convivan de forma armónica, las diversas visiones que coexisten en nuestro país. De ahí que la Reconciliación,  convivencia, diálogo,  Unidad,  Paz,  estabilidad, igualdad, sean parte de los ejes esenciales que se han incorporado a las políticas públicas, leyes, programas y proyectos impulsados en los últimos años. Por tal razón, los excelentes resultados en el mejoramiento de la vida de las familias nicaragüenses. Resultados acreditados por diversos organismos internacionales.

En Nicaragua, acabamos con las 15 horas de apagones. Asimismo hoy, es  el país más seguro de la región, el de las mejores redes de carreteras es, también un país que se ha ganado en el concierto internacional, el respeto de ser tratado como lo que es, una nación Libre, Soberana, Digna, que construye su destino.

Asimismo, podemos mencionar los resultados de la política sandinista en lo referido a: reducción de la pobreza (49.3% al 19.9%. Más de millón y medio de personas) y pobreza extrema (19.2% al 6.9%) autosuficiencia alimentaria y energética con más del 77% de la energía procedente de fuentes renovables, incremento exponencial en la cobertura de agua potable urbana de menos del 50.0% en 2007 a 91.5% en 2020 y en agua rural de 26.7% a 55.4%, igualmente en asistencia sanitaria gratuita con la construcción de la red hospitalaria más grande de Centroamérica que implican la construcción, ampliación, mejoramiento y equipamiento de 70 Hospitales,1,259 puestos médicos, 192 centros de salud, 178 casas maternas y un Laboratorio de Biología Molecular, el segundo más avanzado de la Región, según los parámetros de  la OMS.

Asimismo, educación gratuita con altos estándares de calidad hasta el nivel de posgrado con material didáctico y merienda escolar para los estudiantes, sistema de pensiones flexible a partir de  los 60 años, aumento exponencial de las exportaciones y reducción de las importaciones, superávit financiero.

Programas socio productivos exitosos como usura cero, hambre cero, apoyo a las cooperativas agrícolas y pequeños y medianos emprendimientos, lo que ha permitido aumentar la producción agropecuaria nacional, por lo cual producimos más del 80% del consumo nacional, casas para las familias necesitadas y asignaciones de títulos de propiedad. Reducción de la brecha de desigualdad de género, del puesto 92 en el 2006 al quinto lugar en el 2020 (Foro Económico Mundial). Este es el modelo socioeconómico Sandinista, basado en la lucha contra la pobreza y las desigualdades, basado en la concepción de una economía social, humana, justa (continuada por el Plan Nacional de Lucha contra la pobreza 2022-20026 que se encuentra en marcha). 

Nuestra Revolución ha forjado un nuevo paradigma de resguardo, incentivo, distribución y redistribución sustentado en la dignidad humana, la solidaridad, la cooperación, la responsabilidad ecológica y el respeto a las diferencias.

Si valoramos esto, mediante los parámetros occidentales, podemos hablar de la efectividad del proceso de transformación Democrático/Revolucionario en nuestro país. Por ejemplo, la revista The Lancet, afirma que, “el efecto de la democracia sobre la salud y el bienestar de la población se concentra en ámbitos donde tienen un mayor peso la solidez del sistema sanitario, la prevención y el bienestar en general”. E ahí la esencialidad de la Revolución y la Democracia Efectiva en Nicaragua. La Revolución Sandinista en Nicaragua, ha igualado las oportunidades y las condiciones. Cito aquí al Presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica con relación a los avances tangibles en Nicaragua: "Yo quiero reiterar que Nicaragua tiene el programa quizá más grande y mejor estructurado de toda Centroamérica, las cosas se ejecutan bien, los hospitales son realmente de primer mundo, creo que el pueblo nicaragüense debe sentirse muy complacido de la calidad de hospitales”.  

Continúa: “Creo que el agua es vida, saneamiento es dignidad y obviamente disminuye la pobreza de Nicaragua. Quiero señalar en el tema eléctrico, por ejemplo: Nicaragua va a ser el segundo país de Centroamérica en llegar a cubrir 100% de su población, yo creo no es un logro menor, es un logro muy importante para Nicaragua, el país más extenso está logrando llegar con servicio de energía eléctrica a todo el pueblo nicaragüense; carreteras de primera, conexiones a la mosquitia, yo he conversado con líderes de la mosquitia en Honduras y dicen: envidiamos lo que vemos al otro lado del río Coco, realmente vemos el progreso, como Nicaragua se está integrando cada vez más”

Ese es nuestro Modelo revolucionario, compañeros,  se sustenta en mecanismos institucionales esenciales que fomentan, no sólo ese bienestar material que venimos describiendo, sino, que percibe y canaliza las demandas de la sociedad y consigue concatenarlas con los llamados cambios culturales y los valores pos materialistas, aplicados a más participación, equilibrio ecológico, fomento de la Paz, Convivencia, diálogo en todas sus modalidades, entre otros valores que el Sandinismo los ha tenido claros históricamente, incluso antes de que el sociólogo Ronald Inglehart los teorizara en los años setenta.

Hermanas y hermanos:

Nicaragua, vive en Revolución, vive una Democracia consolidada. Nicaragua hoy es, literalmente, un nuevo país.

Que la Revolución Popular Sandinista haya encontrado un camino alternativo no puede ser un buen (es un mal) ejemplo para los imperialistas, pues hemos desnudado al modelo occidental-estadounidense, dejando claro que esa llamada democracia occidental, solo promueve  desigualdad, corrupción, privatización de los servicios públicos, beneficios para unos pocos, violencia, fomento del odio, expolio, irrespeto a los derechos humanos básicos de los pueblos.

Hemos demostrado que no tienen modelo, peor aún, que han creado un anti-modelo, uno que atenta contra los derechos más elementales del pueblo. Ese también ha sido el anti-modelo de las oligarquías y la ultraderecha violenta que históricamente ha utilizado el odio, la mentira, la descalificación, la confrontación, el miedo y el entreguismo, como únicos métodos de hacer política.       Debido a esto, no somos bien vistos por las corporaciones mediáticas internacionales y menos por quienes les prescriben la agenda.  Es por ello que al vernos resistir, al ver que optamos por ser libres, que optamos por NO ser vasallos-aliados, como dicen los sociólogos internacionales de algunos países, sino que exigimos relaciones de respeto, nos atacan, nos llenan de epítetos.   

Por tal razón la prensa corporativa está empeñada en agredirnos, mediante el ensañamiento y la aplicación de las más abyectas técnicas de manipulación: encuadre, descontextualización, re-contextualización, tergiversación, mentir por lo que dicen y mentir más por lo que no dicen, es decir, silenciamientos, formato de No-noticia, lenguaje selectivo, descalificación, desequilibrio y/o selección de fuentes,  negativización, simplificación y/o estereotipia, dicotomización: el malvado y la víctima. Todo esto forma parte del catálogo de las técnicas de manipulación, frecuentes cada vez más en contra de nuestros procesos revolucionarios.

Ahora bien, a todo esto, la Revolución Popular Sandinista, resiste y, al mismo tiempo construye las fórmulas de organización resultado de un proceso de acumulación política, Democracia y cambio que empieza en 1492 con nuestro cacique Diriangén, pasa por los indios flecheros,  Benjamín Zeledón, Sandino, Pedro Altamirano, Santos López, Carlos Fonseca que son esenciales para el imaginario colectivo de lucha y la institucionalidad política nicaragüense.

Nuestra Revolución acostumbrada a sortear las dificultades ha enfrentado en los últimos tiempos, al menos, cuatro eventos consecutivos, que han tenido fuerte impacto en la economía y la vida nacional. Nos referimos al Intento Fallido de Golpe de Estado en 2018, La Pandemia COVID-19, los Huracanes ETA e IOTA, de categorías 4 y 5 respectivamente, que generaron pérdidas estimadas en US $29,543.8 millones (2.3 veces el PIB nominal de 2020) (https://www.unicef.org/nicaragua/media/5696/file) y, desde luego, las arremetidas imperiales/coloniales que, venimos enfrentando, desde hace más de 500 años.

No obstante, esto, la Revolución, la  Democracia se ha profundizado en Nicaragua, pero no la democracia simulativa de la que hablábamos, utilizada por occidente como retórica o significante vacío, como diría Laclau, derivada del discurso de Abraham Lincoln, del pueblo, por y para el pueblo (sabido es lo que occidente ha considerado y considera pueblo. En el caso de Estados Unidos,  cuando fundan su país lo hacen encima de la esclavitud, la masacre de indígenas, el expolio, saqueo y expansión a costa de México y nosotros mismos, el pueblo era y sigue siendo la élite blanca y supremacista y sigue siendo así) sino una que se construye y se hace efectiva, en el pueblo /con el pueblo /por el pueblo /para el pueblo y desde el Pueblo que, en Nicaragua se refleja en: el Pueblo presidente, pueblo legislador, pueblo alcalde, pueblo organizado, pueblo gobernante, poder ciudadano, sujeto protagónico, popular vivo y dirigente, en tanto la ciudadanía fiscaliza, da seguimiento propone y ejecuta los programas y políticas públicas y eso, hermanos, lo hemos construido, haciendo nuestras las premisas de esta tribuna: Unidad en nuestras fuerzas, firme antiimperialismo, no confiar ni un tantito en el imperialismo, como decía el Che y,  Construcción de Patria, Patria Grande Unida, soberana, solidaria y respetuosa.

¡Viva el Che, viva Sandino, ¡Viva la Revolución Popular Sandinista, Viva la Patria Grande!

CARLOS MIDENCE