fbpx Volvió Tinelli con su show más politizado
Opinión //// 29.04.2014
Volvió Tinelli con su show más politizado

Su vuelta a la televisión, enfoca el objetivo principal del Grupo Clarín de cara a las elecciones presidenciales de 2015. Marcelo Huego y Lanata serán los protagonistas de una mutación entre política y show mediático, que permita influir en la opinión pública

Por Nicolás Adet Larcher
El programa de apertura de Showmatch evidenció un Marcelo Tinelli molesto y por momentos sarcástico. En su discurso de apertura – como cada año – el conductor lanzó ciertas indirectas hacia el Gobierno nacional, evidenciando su posición más combativa este año en cuanto a la politización de su programa.
“Con una imitación tapamos la capacidad impresionante de un presidente” afirmó el conductor, recordando al ex presidente Fernando de la Rúa. “Nos dicen que fue por nuestra culpa, que lo sacamos” expresó, en un tono irónico frente a especulaciones sobre el efecto de sus imitaciones políticas. Para luego agregar: "No quiero que parezca que porque uno diga 'alica alicate' gana por mí. Con la capacidad enorme que tienen los políticos...",  en una clara alusión al poder que tuvo Showmatch en 2009 frente a la mediatización de Francisco De Narváez.
La ironía discursiva de Tinelli apareció en frases como "no hay que politizar” o "no quiero un Massa o un Scioli bailando…”. Durante el programa abundaron los pases de factura por las restricciones al dólar, las importaciones y el Fútbol para Todos. Como nunca antes, Tinelli apostó todos los cañones para mostrar una emisión más politizada que nunca.
Con un nuevo ariete mediático, el Grupo Clarín apuesta todas las fichas desde su pantalla en canal Trece. La vuelta de Jorge Lanata, los almuerzos de Mirtha Legrand y el regreso glorioso de Tinelli luego de un año y medio de ausencia, serán los tres pilares que sustentarán la estrategia discursiva del grupo hasta 2015. Potenciar candidatos será el eje principal, influir en la opinión pública y ridiculizar al oficialismo en el certamen de “Bailando por un Sueño” será la iniciativa dominante.
El intento de reformulación de un efecto como el provocado en 2009, será lo que pretenderá provocar la producción de Showmatch hasta fin de año. En una parte de su discurso, Tinelli expresó que realizar un programa politizado podía traer consecuencias penales o civiles. A continuación, presentó a su abogado, Fontan Balestra, como instrumento frente a especulaciones de ese tipo. Balestra mantiene grandes antecedentes en defensa de personajes controvertidos de la política Argentina, como Amalita Lacroze de Fortabat, María Julia Alsogaray, Bernardo Neustadt, Alfredo Yabrán y hasta el ex presidente Carlos Saúl Menem. Un buen muchacho...
El arsenal mediático ya fue puesto a disposición y es cuestión de tiempo para que empiece a afinar toda su maquinaria hacia un objetivo esencial para el Grupo Clarín y el establishment nacional. Tinelli y Lanata serán los protagonistas de una mutación entre política y show mediático, que permita influir en la opinión pública. La racionalidad, será puesta a prueba.