fbpx Encuentro de Mujeres: "Se hizo una contra-marcha y agredieron a muchas compañeras" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 19.10.2017
Encuentro de Mujeres: "Se hizo una contra-marcha y agredieron a muchas compañeras"

Entrevista a una de las mujeres agredidas por una patota en Resistencia, Chaco, en el marco del Encuentro Nacional de Mujeres que se llevó a cabo en esa ciudad.

Por María Brun Lubatti y Julia Pascolini

APU: ¿Cómo viviste el Encuentro Nacional de mujeres (ENM) y la posteriormente la movilización?

Paula**: El ENM como todos los años fue hermoso, muy movilizante, estuvo buenísimo escuchar a un montón de mujeres contando sus historias, un montón de organizaciones, de colectivos mostrando sus reivindicaciones particulares en el marco de este movimiento de mujeres que es súper amplio. La verdad es que lo disfruté muchísimo, hubo una marcha en el marco del encuentro como la de siempre.

La mayoría de las organizaciones se fueron ese mismo domingo a la noche o el lunes al mediodía, post cierre. Después ya no hay nada del Encuentro. Las que nos fuimos un poco más tarde, fue porque conseguimos micros tarde.

APU: La marcha fue tranquila, no hubo represión por parte de las fuerzas de seguridad, a diferencia de otros años, ¿no?

P: Fue bastante tranquila, sí. Se organizó algo así como un fuego frente a la catedral, y algunos escraches leves. Algunos vecinos intervinieron y se violentaron un poco más, pero las fuerzas de seguridad no reprimieron y se dio todo con bastante tranquilidad en relación a otros Encuentros como el de Mar del Plata y otros en los que sí hubo violencia por parte de las fuerzas de seguridad. Esta vez en la marcha al menos no sucedió nada.

APU: ¿Qué pasó después? ¿Fueron atacadas por una patota?

P: Al día siguiente los vecinos de Chaco (existen debates y teorías acerca de quiénes estaban involucrados) realizaron una contra-marcha repudiando todo lo que fue el Encuentro y aprovecharon el momento en que había muy pocas compañeras para hacerla.

Esta contra-marcha comenzó alrededor de la plaza principal, alrededor de las 15:30 horas del lunes 16 de octubre. Sus integrantes se violentaron,  insultándonos, gritándonos cosas como "putas", "sucias", "hijas de puta", cosas sobre el aborto (porque claramente están en contra de la posibilidad de elección de la mujer sobre su propio cuerpo). Al principio parecía que no iba a llegar a mayores y de repente algunas compañeras fueron lastimadas.

Poco después, mientras estábamos decidiendo hacia dónde ir, llegaron un montón de pibas corriendo que estaban siendo perseguidas por las personas que estaban en esta contra-marcha. Empezamos a correr porque no parecía que hubiera muchas opciones más. Corrimos varias cuadras. En un momento parecía que no nos perseguían más y volvieron a aparecer, en ese momento ya nos estaban tirando directamente cascotes, piedrazos algunos parecía que también tenían cuchillos. Seguimos corriendo hasta que en un momento una compañera mía que estaba con un chiquito de dos años nos dice: "No puedo correr más, por favor ayúdenme”. Entonces le hicimos como una especie de cordón, de barrera, para que no le dieran los piedrazos al bebé. Quedamos seis o siete personas aproximadamente que estábamos en la puerta de un edificio tratando de resguardarnos mientras nos gritaban de todo y nos tiraban piedrazos con gomeras. La verdad es que fue súper tenso, horrible. Después de un rato recién, de que una compañera recibiera un piedrazo en la pierna y dos se salvaran de casualidad porque se taparon la cara con sus mochilas, llegó la policía.

APU: ¿Cuál fue el accionar de las fuerzas de seguridad en esta situaciòn? Y cómo cree que respondió el Gobierno provincial sobre todo?

P: Hay compañeras que dicen que estaba la decisión de no reprimir y de proteger a las compañeras del Encuentro. Es cierto que no hubo represión como otras veces y pero también sucedió que una compañera -cuando todavía estábamos en la plaza- le pide a un policía que resguarde a la compañera que estaba con el bebé y le respondió que “estaba esperando al comisario”. Por lo tanto no hizo nada. Lo que yo me pregunto es qué pasó en todo ese tiempo que nosotras tuvimos tiempo de correr algunas cuadras, ver si nos metiamos en un lugar, seguir corriendo, una, dos, tres cuadras, aguantar los piedrazos. En todo ese rato que no llegaron ¿Por qué tardaron tanto? Queda ahí la duda acerca de cuál fue el accionar

APU: ¿Pudieron identificar a los agresores?

P: Eso yo no lo sé, lo que sí hice en el momento fue filmar, sacar fotos pero después, como decían en algunos medios, si hay una diputada detrás o no, la verdad no tengo ni idea. Algunas publicaciones en redes sociales mencionaron que había una diputada radical pero realmente yo no lo se. No estaban con remeras de un partido, eran chicos jóvenes en general, parecían de movimientos religiosos.

** El apellido no fue publicado para resguardar la identidad de la entrevistada y por temor a la persecución en su espacio de trabajo.