fbpx Okupas llegó a Netflix: alta definición, nueva música y la misma magia | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 24.07.2021
Okupas llegó a Netflix: alta definición, nueva música y la misma magia

A más de 20 años de su estreno en el año 2000, la miniserie dirigida por Bruno Stagnaro fue subida a la plataforma de Netflix. En alta definición y con la música de Santiago Barrionuevo, líder de El mató un policía motorizado, su fórmula nunca se agota.

El 18 de octubre del año 2000 llegaba a la pantalla de Canal 7 Okupas, miniserie dirigida por Bruno Stagnaro, y ya nada sería igual. Sus once capítulos marcaron una ruptura con la ficción nacional del momento. Si bien se la retransmitió un par de veces más, con mayor o menor éxito en distintos canales, hasta su estreno en Netflix sólo estaba disponible en YouTube, con una calidad de audio y vídeo bastante precarias. Por suerte, el pasado 20 de julio, finalmente, fue subida por primera vez a una plataforma de streaming y Netflix fue la elegida. 

La serie llega en alta definición y con nueva banda sonora, ya que su música original, que incluía artistas locales y extranjeros, debió ser modificada por cuestiones de derechos de autor para poder ser incluida en la plataforma. Santiago Barrionuevo, de El mató un policía motorizado, es quien se ocupa de la difícil tarea, luego de ser convocado el año pasado por Stagnaro. 

De esta manera, el fenómeno que nunca se agotó encuentra una nueva forma de seguir perdurando a través del tiempo. La representación del contexto, el territorio y la amistad siguen siendo la fórmula. En el catálogo de Netflix también podemos hallar la película Pizza, birra, faso, estrenada en 1998 y un antecedente directo en materia de “Nuevo Cine Argentino”. Además, Netflix anunció que volverían a incluir Esperando la carroza. Tres títulos, en especial el último, que demuestran un trasvasamiento generacional en la materia. 

Su trama puede abordarse desde muchas aristas pero, principalmente, Okupas es una historia de amistad. Más allá de lo actoral y lo estético, hace una lectura acertada de una sociedad que estaba a pocos meses de estallar. La serie es la demostración de lo que la ficción, pero sobre todo la industria en materia de entretenimiento y cultura argentina tiene para dar.