fbpx How i met your father: un ensayo de pequeñas nostalgias para treintañeros | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 11.06.2022
How i met your father: un ensayo de pequeñas nostalgias para treintañeros

En enero, Hulu estrenó el spin-off de una de las comedias de situación más populares del último tiempo. How i met your father apela a una audiencia específica y, tras una larga introducción, deberá desprenderse de la serie original o profundizar la línea actual. 

Por Nicolás Adet Larcher

Friends terminó en el año 2004 y las series que buscaron disputar su audiencia no tardaron en aparecer. Así nació How i met your mother (HIMYM) en 2005. Otra tira que reunía a un grupo de amigues en un bar o en un departamento para ponerse al día y vivir situaciones absurdas. Sin embargo, lo destacable de HIMYM fue que nos presentó la historia con un narrador que nos hablaba desde el futuro. Y ese conocimiento previo, que nosotros como espectadores no contábamos, le permitió jugar a gusto y placer con el misterio y el tiempo. 

La serie nació con una pregunta sobre quién era la madre. De esa manera, los flashbacks y flashforwards —que provocaron que la sitcom tuviera que destinar tres días de rodaje por episodio, cuando lo habitual es uno— fueron parte de las herramientas para potenciar las risas, el suspenso y el drama. Si algo diferenció a HIMYM de Friends fue su capacidad para no sentir culpa por las lágrimas de su audiencia. Abrazó el drama como parte de su esencia. En los momentos dramáticos que Friends decidía cortar con un gag, HIMYM se tomaba su tiempo y le daba un lugar al silencio, al dolor. 

Cuando la producción finalizó en 2014 provocó una división entre los fanáticos y abrió discusiones de todo tipo respecto a las elecciones que los personajes habían tomado en la novena temporada. Logró ser tan popular que se convirtió en parte de la cultura pop y en una fuente inagotable de referencias para crear memes en internet. 

En enero de 2022 se estrenó un spin-off llamado How i met your father (HIMYF), protagonizado por Hilary Duff. Quienes crecimos durante los noventa y tuvimos nuestra adolescencia en la primera década del 2000, podemos asociar a Duff con series entrañables como Lizzie McGuire, de Disney, o películas como A Cinderella Story. También conocimos su faceta musical en “Yesterday” o “Come and Clean”, que fueron la banda sonora de parte de una juventud que hoy tiene treinta años. Y este es el punto. How i met your father tiene la forma de una atemporalidad estética, pero se dirige a un público nacido en los noventa, y no parece estar muy interesado en ser algo más que un ensayo de pequeñas nostalgias de principios del siglo XXI.

Es muy poco probable que alguien llegue sin haber visto la sitcom original. En caso de hacerlo, es poco probable que capte los guiños que tiene respecto a códigos internos y personajes de HIMYM. Por eso, no fue extraño descubrir que la sitcom no generó conversación en las redes, ni tuvo buenas críticas en los medios especializados. La tildaron de fracasada por no haber inventado algo nuevo y por recurrir a un formato de risas enlatadas y situaciones que ya parecen haberse agotado hace un tiempo.

A Hilary Duff la acompaña un elenco de actores y actrices que intentan recrear un nuevo grupo de amigues, de nuevo en New York. La primera sorpresa es la familiaridad. Uno de los personajes vive en el mismo departamento de Marshall y Lily en HIMYM. La intro es la misma. El bar donde se reúnen a compartir momentos se parece mucho a una mezcla de la serie original y Friends. Hay referencias a nombres mencionados en HIMYM y, sobre todo, se mantiene el mismo registro de humor. Los flashbacks están, los flashforwards también, el relato desde el futuro, en el año 2050, con la particularidad de que ahora es Sophie (Duff) la que nos cuenta las aventuras de ella y sus amigues. 

El hecho de haber tomado estas decisiones parece querer decir que HIMYF intenta crear un diálogo con HIMYM, en un espacio donde conviven historias de personas diversas. No por nada sus creadores siempre comentaron que la idea inicial de la serie de 2005 era contar “estupideces de amigos en la ciudad”. Como decíamos, el ejercicio nostálgico que ejecuta HIMYF tiene en claro que su audiencia será un público de treinta años, porque ocupa gran parte de la trama en relatar los dilemas de las etapas de la vida, edad, amor y trabajo de ese grupo de treintañeros. Mención aparte para Josh Peck, que aquí ocupa un papel importante en su vínculo con Sophie y que también linkea nuestras cabezas con otra tira de nuestra adolescencia como Drake & Josh

Vale mencionar otro detalle. Friends concebía las historias de sus personajes en la etapa que va de los veinte a los treinta, porque para los creadores ese era el momento donde uno comparte más cosas con sus amigos. Si uno cumplía treinta inevitablemente venía el casamiento, hijes y la vida se destinaba con mucha más fuerza al trabajo. Algo parecido hizo How i met your mother en sus últimas temporadas, al diluir el grupo y dejar de lado las reuniones en el bar por las ocupaciones laborales y familiares. En HIMYF todo parece ser más difícil, pero no por eso quiere decir que debe estar más alejado de nuestras amistades. Los personajes tienen que lidiar con la precariedad laboral, el dinero que no alcanza, la intención de seguir sus sueños y aún así tienen momentos para compartir. 

“Los 2000 volvieron a estar de moda”, dice Sophie en uno de los primeros episodios y casi que parece un manifiesto de la sitcom, una declaración honesta y directa de los creadores hacia nosotros. No van a ver nada que no conozcan, porque en un mundo tan líquido y confuso, mirar atrás puede tratarse de encontrar un refugio. El ensayista Simon Reynolds dijo alguna vez que “el pasado ayuda a dar sentido a cosas que van deprisa”. En un presente que se desmorona, puede que volver a lo conocido no esté tan mal. En HIMYF hay referencias a Slim Shady, Dirrty de Christina Aguilera, las Spice Girls y a un escenario conocido por toda una generación durante su adolescencia. En un cruce contemporáneo con las nuevas maneras de vincularse a través de Tinder, Grindr o Instagram, también se suman menciones a figuras de la actualidad como Dua Lipa, Timothée Chalamet o Jason Momoa. Si hablamos de las relaciones en el grupo, podemos destacar el vínculo de amistad entre Valentina (Francia Raísa) y Sophie o el hallazgo de un personaje que maneja un humor absurdo como Ellen (Tien Tran), la hermana de Jesse (Chris Lowell, interés amoroso de Sophie) que intenta hacer pie en la gran ciudad y conocer una chica que la ame.

La serie terminó su primera temporada con diez capítulos y un cierre emotivo con el regreso de Cobie Smulders como Robin Scherbatsky, después de ocho años. La plataforma Hulu ya confirmó una segunda entrega, que se estrenará a principios de 2023 y contará con veinte episodios. How i met your father no renegó de su origen y nos dio un breve regreso al mundo conocido y reconfortante de HIMYM. El problema es que sólo con eso no alcanza. La primera deja el sabor de haber sido una larga introducción con pequeños homenajes y muy poca identidad propia. Ahora, la sitcom tendrá el enorme desafío de intentar desprenderse de a poco de su tira madre o profundizar una línea repetida y reconfortante sin tomar ningún riesgo. Ya lo dijo Robin, “timing is a bitch”.