fbpx Preocupación por la participación de una ONG en la educación pública | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Educación //// 12.08.2020
Preocupación por la participación de una ONG en la educación pública

Distintos actores de la educación estatal problematizaron la intervención de Enseñá por Argentina en el ámbito público. AGENCIA PACO URONDO habló con distintos especialistas para conocer su mirada sobre el tema. ¿Es posible pensar una educación libre y soberana con actores privados en el espacio público que ven en la educación también la posibilidad de negocios? 

Por Fernando Latrille

Cuando desde la ONG Enseñá por Argentina se promocionó la entrevista con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, con el título de “Reimaginemos la Educación”, no fueron pocos los actores vinculados a la educación que se alertaron ante la participación del funcionario en el ciclo de entrevistas que se terminó concretando el 14 de julio pasado. La ONG forma parte de Teach for all, una red global que vincula a 48 organizaciones asociadas independientes, dirigidas y financiadas a nivel local, con la visión compartida de aumentar las oportunidades educativas en sus países, según sostienen. ¿Es posible pensar una educación libre y soberana con actores privados en el espacio público que ven en la educación también la posibilidad de negocios ? Para eso es necesario saber quiénes son esos actores y sus propósitos.

Es de soslayar que Enseñá por Argentina tiene como socios a: YPF; Banco de la Ciudad; Bain; Organización Román; Pan American; Energy; AUSA; Frigorífico Gorina; Techint; San Miguel; Aysa; Google; Flechabus; Vista Oil and Gas; London Supply Group; Potenciar Solidario; Raizen; Cerros Domicos SA; Marval O´Farrell; Aeropuertos Arg. 2000; Despegar; Fundacion Varkey Argentina; BYMA; Experta ART SA; Gas Meridional SA; Princz; Oliva & Nicastro Abogados; Fratantoni, Diez & Asociados; Salesforce; Natura; NetSuite; EY; HSBC y Sean Summers.

Magdalena Fernández Lemos, directora ejecutiva de Enseñá por Argentina, dialogó con AGENCIA PACO URONDO y expresó: “Creemos que la educación y el educar debe construirse desde la diversidad, desde la contextualización, desde la construcción colectiva. Poniendo en el centro a los estudiantes entendiendo que cada estudiante es diferente”. Además, añadió “creemos en una educación que valore la identidad de cada estudiante, que potencie el desarrollo de sus capacidades, que genere oportunidades para que actúen como protagonistas de sus vidas y como agentes de transformación en sus comunidades. Y esa idea se plasma en algunos ejes a la hora de pensar una propuesta educativa”.

En relación a la identidad desde la ONG trabajan en un concepto “que se llama enseñar para alcanzar a todos, que tiene que ver con la idea de que existe la educación sobre las inteligencias múltiples, con los estilos de aprendizaje, no todos aprendemos igual y eso tiene que ver con las particularidades de cada uno”, afirmó Fernández Lemos. A su vez, explicó que “también más allá de qué tipo de inteligencia tenemos más desarrolladas o cómo es que aprendemos, buscamos generar climas de aulas en donde todos no sintamos incluidos, que la diversidad esté representada, esté presente y construyamos desde ahí”. “Cuando nosotros hablamos del desarrollo de las capacidades, primero entendemos que los chicos ya las tienen. Desde el lado pedagógico, salimos de una idea más conductista donde los chicos son jarrones vacíos que hay que llenarlos, sino que los chicos traen un montón de cosas que hay que potenciar. Salimos de una lógica de contenidos para ir a una lógica de habilidades”, puntualizó. Para escuchar entrevista entera.

Como escribió el docente e investigador Daniel Friedrich en su artículo bajo el título ¿Qué enseña “Enseñá Por Argentina”?, describiendo su modelo pedagógico, “según el manual de Teach For America, todos los programas comparten el modelo pedagógico de Enseñanza como Liderazgo. El mismo asume que las habilidades de liderazgo del docente son equiparables al liderazgo empresarial, por lo que adopta el lenguaje de la gestión para describir la tarea docente”. De esta manera la mirada empresarial es la que irrumpe en las escuelas donde Enseñá por Argentina tiene sus convenios.

Por su parte, el trabajo de investigación publicado por CTERA, titulado La Privatización Educativa en Argentina, en el que participaron las profesoras Myriam Feldfeber, Adriana Puiggrós, Susan Robertson y el secretario de educación de dicho espacio gremial, Miguel Duhalde describe que “los ‘profesionales’ de Enseñá por Argentina (‘PExAs’) se desempeñan en colaboración con docentes y participan en actividades de formación continua: en condición de co-docente participa en la enseñanza en las aulas junto al docente del grado, luego de recibir una breve capacitación de apenas un par de meses”. De esta manera se degrada la formación profesional del docente, que desde la mira empresarial de Enseñá por Argentina es mejor suplirse por programas de liderazgos. 

“Luego de dos años acompañando el trabajo en las aulas y de recibir formación en pedagogía y liderazgo, los profesionales de Enseñá por Argentina se integran a la Red Alumni. Desde allí continúan su compromiso con la realidad educativa, desempeñándose en diversos ámbitos de acción”, señalan en su página web. “La Red Alumni busca generar un cambio sistémico que contribuya a lograr la justicia y la equidad educativa en nuestro país”, puntualizan. Además, subrayan: "Enseñá por Argentina es una organización independiente que busca transformar el sistema educativo y generar igualdad de oportunidades para los estudiantes de los contextos más vulnerados".

Ante la pregunta a la Directora, si no les parece contradictorio buscar que la escuela genere oportunidades cuando muchos de sus socios son empresas que no han tenido el papel preponderante en la igualdad, sino más bien se llevaron ganancias fuera del país, como el grupo Techint, su respuesta es: “Yo no puedo dar cuenta de las ganancias que mencionas y el caso particular de Techint, pero sí lo que quizá puedo responder o me parece pertinente responderte, es por qué articulamos con el sector privado. A mí me encantaría que Enseñá por Argentina u otras iniciativas no tuvieran que existir, porque me encantaría que no exista la pobreza, que no exista la desigualdad”, expresó Magdalena Fernández Lemos.

Ante la repregunta planteando si no le parece contradictorio que los propios socios de Enseña por Argentina que no hacen un país más igualitario son los buscan una cierta equidad en la educación cuando precisamente han generado esas empresas la desigualdad, la respuesta de Fernández Lemos fue: “Priorizamos el actuar y transformar ahora con lo que tenemos y con quienes quieran acompañar esos procesos, nosotros nos podemos hacer cargo de esos procesos que proponemos y habilitamos, yo no me puedo hacer cargo de otras cuestiones ni del sector público ni del sector privado”.

 

Desde otra perspecitva, el profesor emérito de la Universidad Nacional de Hurlingham y exministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, consultado por AGENCIA PACO URONDO sobre la intervención del sector privado y sus intereses en la Educación Pública, señaló: “Por supuesto que el negocio de las empresas respecto de la educación es infinito, y está multiplicado en el marco de este contexto de emergencia. Microsoft y Google han hecho alianza con UNESCO, además de Amazon, Apple, Pearson y tantas más. No sólo es la venta de equipamiento, sino la introducción de contenidos curriculares, la intromisión y la universalización del conocimiento en favor de los grandes productores de contenidos, y en detrimento de la identidad de los Estados nacionales”, expresó con claridad Sileoni.

“Esas grandes empresas tienen los socios y los divulgadores locales, como la Organización que señalás- en referencia a Enseñá por Argentina-, detrás de las cuales están los grandes bancos y empresas del país”, detalló el exministro de Educación. Ante la pregunta si es posible reimaginar la educación con actores como Enseñá por Argentina, Sileoni detalló: “No creo que con ellas lleguemos a ningún lado, no creo en la filantropía empresarial, no creo en que den un paso sin pensar en sus grandes negocios. No les interesa la igualdad, no les interesa transformar la sociedad, son empresas dedicadas a los negocios y eso harán”, manifiesta.

Para Sileoni, la voracidad del sector privado, en este contexto, no significa que todo esté perdido, cuando “enfrente pensamos en un Estado Nacional activo (incluyo dentro de él al Ministerio), garante de los derechos, que defienda la soberanía económica, política y fundamentalmente que tenga claridad de cuál debe ser el rumbo educativo. Esa es una tarea abierta, en proceso, es muy ardua y difícil, pero con convicción es posible darla”, expresó.

Fundación Varkey y la vinculación con el macrismo

Uno de los socios de Enseñá por Argentina es la ONG Fundación Varkey. Como lo detalló la investigación de CTERA mencionada, arribó al país de la mano de Cambiemos en octubre de 2016. A cargo del programa “Liderazgo e Innovación”, ofreció capacitación intensiva de seis semanas para miembros del equipo de conducción de las escuelas en las provincias de Jujuy, Mendoza, Salta y Corrientes. Los supuestos convenios de “cooperación”, calcados fueron por 5,4 millones de dólares en cada una de las provincias.

En una de las cláusulas del convenio se estableció que el proveedor debía cobrar en dólares y que los ministerios de esas provincias debían pagar en esa moneda. En otras de las cláusulas se estableció que los honorarios serían pagados por el ministerio provincial con fondos girados por el ministerio nacional, aunque también dejaron en claro que si el ministerio nacional no girara los fondos en tiempo y forma sería la jurisdicción provincial “solidariamente responsable” con los pagos. La Fundación Varkey realizó negocios con la provincia de Buenos Aires, si bien el monto del contrato fue inferior al del resto de los convenios firmados por Jujuy, Mendoza, Salta y Corrientes, el total fue por 2,016 millones de dólares. En tiempos de Cambiemos, la educación fue negocio.