fbpx Matías Vernengo: "El déficit fiscal es consecuencia, no causa de los problemas externos" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 02.08.2022
Matías Vernengo: "El déficit fiscal es consecuencia, no causa de los problemas externos"

AGENCIA PACO URONDO dialogó con el economista Matías Vernengo (@NakedKeynes) sobre la situación económica argentina. Su propuesta: "Hay que tener tasas elevadas si se quiere acumular reservas", aseguró. 

  • Entrevista a Matías Vernengo

Por Enrique de la Calle

Matías Vernengo (@NakedKeynes) es economista y se desempeña como docente en Estados Unidos. Estudioso del fenómeno de la inflación, Vernengo reflexiona sobre los motivos que la explican y ensaya algunas posibles soluciones. Su debate con sectores de la heterodoxia argentina: "Para resolver la inflación hay que acumular reservas, para acumular reservas hay que tener tasas de interés elevadas", aseguró. 

APU: ¿Por qué Argentina tiene inflación?

MV: Eso sucede porque tiene un conflicto distributivo que es difícil de resolver en el contexto de un problema externo que es una herencia larga. Viene de los problemas de la salida de la Convertibilidad; aunque se resolvió el problema de deuda no se pudo acumular las reservas suficientes. En los años 90, con el consenso de Washington, Menem y un peronismo de perfil neoliberal pudieron sostener el tipo de cambio (gracias al Plan Brady), con reformas muy brutales que bajaron los salarios. A la salida de la convertibilidad, se hizo un gran trabajo de reducir la deuda externa. Lo que paso fue que en los años 2000 es que no pudimos acumular reservas. Brasil tiene 250 mil millones de dólares, México, 200 mil. Y no fue porque no tuvimos superávit en la cuenta corriente, tuvimos más que Brasil. Eso genera problemas porque hay una presión para devaluar. Eso se agudizó con Macri, que sacó los controles y aumentó la deuda. Además, el kirchnerismo permitió recomponer la cuestión salarial, tenés un conflicto distributivo, que te impacta sobre el tipo de cambio, que no podés sostener porque no tenés reservas. A eso se suma ahora la inflación mundial, en Estados Unidos tenés inflación pero es de 8% y no creo que se vaya a acelerar mucho. La argentina se acelera por todos esos problemas que mencioné. En Estados Unidos no hay resistencia salarial, los sindicatos no tienen gran peso, no hay capacidad de resistencia y por lo tanto la inflación no sale de control.

APU: En esa descripción no le otorgaste ningún rol al déficit fiscal o a la emisión monetaria. ¿Es así?

MV: Los debates que plantea el liberalismo en cuanto a que se emite demasiado y por eso hay inflación son antiguos. Los problemas argentinos tienen que ver con la falta de dólares. Es un problema externo. Si la emisión hiciera algo, imagínate la inflación que tendría que tener Estados Unidos. La base monetaria creció brutalmente desde 2008 y más aún con la pandemia. Y la inflación no salió de control. En Estados Unidos, los monetaristas son periféricos, a diferencia de lo que se cree en Argentina. Cuando los demócratas y los republicanos tienen que poner gente en lugares importantes eligen neokeynesianos, no monetaristas.

APU: Pero sí dirías que más emisión puede alentar el crecimiento y ahí sí repercutir sobre la cuestión externa, al demandar la economía más dólares (que no tenés).

MV: Puede ser por la vía real o por la vía financiera. Si la devaluación es más grande que lo se paga en interés, conviene tener dólares. El modelo de crisis cambiaria es un modelo de Paul Krugman que desarrolló en los años 70. Él formalizó una idea muy monetarista, que dice que el problema de las crisis monetarias es que si la gente imprime demasiado para financiar un déficit fiscal tenés una devaluación de la moneda. La escasez relativa de la moneda frente a la moneda externa. Yo hizo un texto y se lo pasé, donde digo lo siguiente: el problema siempre es externo. Si mirás lo que pasa con los acreedores de la Argentina: no les importa si tenemos superávit en las cuentas fiscales, si la deuda no se paga con pesos, se paga en dólares. Lo que pasa es que cuando tenés un problema externo, solés tener una devaluación, y en general las devaluaciones son recesivas. Entonces, la recaudación fiscal cae y tenés déficit. El problema fiscal es resultado, no causa de los problemas externos. Ves el problema argentino: ¿No tenemos pesos para pagarle a la gente? ¿No es que los pesos sobran? El problema es que no tenemos dólares.

APU: Decías que los economistas norteamericanos, en general, no son monetaristas. Pero el FMI sí suele pedir ajuste fiscal y monetario. ¿Por qué?

MV: El FMI es el representante de los acreedores internacionales. Lo que ellos quieren un ajuste fiscal, para achicar la economía, importar menos y acumular dólares. Que se muera la gente mientras acumulás reservas. Ellos saben, no comen vidrio. Pero el FMI es el representante de los acreedores internacionales, entonces obviamente van a defender ciertas ideas que juegan a su favor.

APU: Vamos al qué hacer. ¿Cómo se sale de una situación de inflación tan alta, como tiene la Argentina?

MV: Mientras no se resuelva el tema externo y la acumulación de reservas la situación no se va a resolver. De vuelta: no estamos acumulando reservas. El primer paso es dar remuneración a los pesos mayor que la devaluación esperada. Si la devaluación es mayor te conviene comprar dólares.

APU: Ese es un tema incómodo para muchos economistas heterodoxos. Se puede acumular dólares por comercio internacional, exportando más de lo que se importa, o por la vía financiera, a través de tasas reales positivas. ¿Así hizo Brasil para acumular reservas, por ejemplo?

MV: Así lo hizo Brasil: tasas de interés elevadas. Mirá el gobierno de Lula. Lo dije en 2019 cuando asumió Alberto Fernández, hay que tener tasas de interés elevadas. Hay un esquema del neodesarrollismo, que propone tipo de cambio elevado, para exportar más, ajuste fiscal para estabilizar y tasas bajas para el crédito y el crecimiento. No estoy de acuerdo con ese esquema. Al contrario, para mi, la política fiscal puede ser todo lo laxa que te permita la situación externa. Por supuesto, apuntar a la sustitución de importaciones, en el caso argentino, resolver el déficit energético. Después, hay que tener una tasa de interés elevada y sostener el tipo de cambio. Te dicen que así no vas a crecer porque así no alentás las exportaciones. Pero las exportaciones que vamos a tener por un largo tiempo, lamento decirles, son comodities. Y hay que crear mecanismos de crédito doméstico. Para mi, un problema del kirchnerismo es que no pudo acumular reservas y eso nos dejó con mucha vulnerabilidad.

APU: El argumento contra las tasas altas es que frena la economía, porque no hay crédito local.

MV: Es una falsa dicotomía, las tasas elevadas no afectan a nada si el gobierno tiene capacidad de gastar en pesos. Podés gastar hasta que no te genere problemas externos. Se pueden dar créditos subsidiados, el problema de la reactivación de la economía no tiene que ver con las tasas. Si hay más demanda, el empresario produce, no se fija en la tasa de interés. Muchas veces, las empresas invierten con fondos propios, no prestados. Los bancos públicos pueden dar créditos baratos, si es necesario. Pero tenemos que acumular reservas y para eso es necesario desdolarizar la economía, que la gente tenga incentivos para tener pesos y no dólares. Así vas a bajar la inflación, no hay otro camino. Y no creo que podamos tener la inflación baja de Estados Unidos. No me preocupa tener 25%, el tema es que a nosotros se nos fue muy lejos.