fbpx Sabino Vaca Narvaja: “Es fundamental para nuestra región adoptar una mirada continental para el relacionamiento con China” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Dossier //// 23.08.2021
Sabino Vaca Narvaja: “Es fundamental para nuestra región adoptar una mirada continental para el relacionamiento con China”

El Centro de Estudios Soberanía (en Instagram: @Soberania_CentroDeEstudios) publicó un dossier dedicado a China y sus relaciones con América Latina. En este caso, una entrevista a Sabino Vaca Narvaja, embajador argentino en China. 

Por Joaquín Ribera

Sabino Vaca Narvaja es el embajador argentino en China desde 2020. En una entrevista exclusiva con el Centro de Estudios Soberanía reflexionó sobre los vínculos entre el gigante asiático y Argentina: "En la actualidad, China es nuestro segundo socio comercial. El intercambio comercial fue de alrededor de 16 mil millones de dólares en 2019, con un déficit comercial que fluctuó entre los 5 y 6 mil millones de dólares. El año pasado, aún en pandemia, durante cuatro meses consecutivos China pasó a ser nuestro primer socio comercial superando a Brasil", contó. Límites, potencialidades y desafíos de una relación estratégica. 

Pregunta: ¿Cómo caracteriza las relaciones sino-argentinas? ¿Sobre qué ejes se profundizó la asociación estratégica integral con China en los últimos años?

Sabino Vaca Narvaja: La percepción política china de nuestro actual gobierno es muy positiva, porque está en su memoria que el proceso histórico donde se profundizaron las relaciones fue durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández en el periodo de 2003 al 2015. Durante la presidencia de Néstor Kirchner y Hu Jintao, la relación bilateral se elevó a Asociación Estratégica. Ya con la presidenta Cristina Fernández la relación pasaría a otro nivel cuando en 2014 se firmó la Asociación Estratégica Integral.

Argentina y China son Socios Estratégicos Integrales, lo que implica que existe entre ambos países una serie de mecanismos de coordinación bilateral como el Diálogo Estratégico para la Coordinación y Cooperación Económica. El Gobierno estudia la incorporación a la Franja y la Ruta y se están retomando muchos proyectos que fueron iniciados en la última gestión de Cristina Fernández y luego quedaron en pausa por distintas razones.

El gobierno chino agradece a nuestro país el apoyo y solidaridad brindado al inicio de la pandemia. Después de la primera carta personal que el mandatario argentino le envió al presidente chino, hubo varios intercambios más en los que el tema central fue la cooperación en el marco de la crisis sanitaria global.

El presidente Xi elogió la estrategia desarrollada por el gobierno argentino, poniendo la vida y la salud en el centro de la gestión, al igual que lo hicieran ellos. Esto se materializó en una cooperación sin precedentes, clave para mantener la robustez del sistema sanitario argentino.

Nuestra cooperación fue una cooperación sin precedentes, y esa coordinación fue clave para mantener la robustez de nuestro sistema sanitario. En total fueron 42 vuelos y los cinco barcos que se llevaron a cabo en 2020, estamos cerca de las 1500 toneladas de insumos médicos (Respiradores, Barbijos, Guantes, etc.). Esto aún continúa y este año el gobierno chino ya donó 25 respiradores y un Hospital Móvil.

Hemos conseguido cuatro millones de dosis que ya fueron entregadas por la empresa estatal Sinopharm y estamos trabajando para adquirir otras tantas, como así también para lograr la producción local de vacunas a través de un convenio con la mencionada firma.

Asimismo, se están incorporando a todos los Ministerios y la Secretaría de Asuntos Estratégicos una serie de nuevos proyectos con una perspectiva federal.

En el Ministerio de Turismo, por ejemplo, se desarrolla un plan integral centrado en la apertura de nuevas rutas aéreas, y se está trabajando en forma coordinada con nuestra Cancillería para agilizar las visas de turismo y la promoción en redes sociales chinas. El turismo de China creció enormemente, actualmente está catalogado como el turista que más gasta promedio por día en el mundo. En el caso del Ministerio de Obras Públicas se está trabajando en diversos proyectos de infraestructura, tales como corredores viales, acueductos, etc. También son claves los Corredores Bioceánicos ya que permitirán mejorar la conectividad con China a través del corredor del océano Pacifico.

En materia ferroviaria existen diversas iniciativas, con el objetivo de la reactivación y rehabilitación de los principales ferrocarriles de carga que conectan al noroeste, oeste y sur argentino con la región portuaria del este. Y se estudia la inversión en la extensión y rehabilitación del Belgrano Norte de pasajeros, la incorporación de material rodante de los trenes de pasajeros Belgrano Sur, Sarmiento y Tren de la Costa de la línea Mitre que conectan a CABA con el sur, oeste y norte de la provincia de Buenos Aires.

El Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat está trabajando para buscar alternativas de financiamiento chino para un ambicioso plan de construcción de viviendas, que busca instalar plantas de construcción modular en distintas regiones claves de nuestro país.

Iniciativa de la franja y la ruta (一 路)

Pregunta: ¿Cuál es el rol de América Latina en la estrategia china y cuáles son los proyectos prioritarios en los que puede participar Argentina?

Sabino Vaca Narvaja: China busca reducir el papel del comercio internacional en su economía y refuerza para eso su mercado interno. Mientras busca fortalecer el mercado nacional, procura dinamizar el comercio global y regional. En el último Plan Quinquenal (2021-2025), China esbozó un nuevo modelo económico de "doble circulación" o también "economía dual", que tiene como pilar el desarrollo basado en el mercado interno y orientado a la promoción recíproca del mercado nacional y el internacional, por medio de proyectos como el de la Nueva Ruta de la Seda y por otro, a través de la creada Asociación Económica Integral Regional (RCEP) la cual junta a los diez miembros que conforman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Japón, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Australia- es el mayor acuerdo multilateral de libre comercio a nivel global, mega tratado que ha sido definido por la élite gobernante china como una victoria del multilateralismo.

Recientemente, Argentina ha ingresado oficialmente al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), entidad que ofrece financiamiento a países, provincias y empresas para proyectos de infraestructura a través de distintos medios, principalmente préstamos, pero también inversiones de capital y garantías.

China encuentra en países como la Argentina los insumos necesarios para sostener sus índices de crecimiento, desarrollando proveedores alternativos y consolidando su seguridad alimentaria y energética. Adicionalmente, incorporarnos a la IFR (Iniciativa de la Franja y la Ruta) tiene decisiva importancia en la medida en que nos ofrece la posibilidad de acceder con profundidad al espacio subnacional chino, ya que las provincias chinas están en plena sintonía con las políticas nacionales. Debemos considerar que algunas de las provincias chinas poseen mercados, sistemas financieros y avances tecnológicos de igual o mayor peso que muchos países del mundo.

China se encuentra en un proceso de internacionalización de su moneda lo cual es consecuente con su etapa actual de desarrollo al ser una potencia financiera, por eso está trabajando en varias estrategias, una de ellas fue el swap de monedas, otra es la de promover el intercambio directo entre las monedas de los países con los que comercia. Nuestro Banco Central se encuentra articulando en ese sentido.

Otro ejemplo del camino a seguir es en el plano financiero: recientemente nuestro Banco Nación firmó un acuerdo histórico con la primera reaseguradora China en ingresar formalmente en Argentina, la China Reinsurance Company Limited (PICC). Esto va a permitir bajar los costos de los servicios de seguros locales generando ofertas alternativas a las empresas europeas o estadounidenses que hasta ahora eran las únicas del mercado.

Argentina cuenta con abundantes recursos naturales, turísticos y humanos para ofrecer a China y el mercado chino es enorme. Esto conlleva a la complementariedad económica entre los dos países. Además, China es nuestro principal inversor en obras ferroviarias como el Belgrano Cargas, el ferrocarril Roca, las represas de Santa Cruz, los parques fotovoltaicos y eólicos, etc.

Agenda Comercial

Pregunta: Argentina exporta bienes agroalimentarios e importa bienes manufacturados ¿Cómo se reduce el déficit estructural?

Sabino Vaca Narvaja: La población actual China ronda los 1400 millones de habitantes y es por eso por lo que el Estado chino necesita garantizar la seguridad alimentaria de su población y por ello, Latinoamérica se ha convertido en un proveedor confiable de alimentos. Pero no solo se acota a lo alimentario, sino que también le provee minerales claves para apuntalar su desarrollo tecnológico, en sectores como las baterías o la informática. Es fundamental para nuestra región adoptar una mirada continental para el relacionamiento con China.

En los últimos 10 años, la presencia china en la región ha crecido al punto de convertirse en el primer o segundo socio comercial para la mayoría de los países latinoamericanos.

En la actualidad, China es nuestro segundo socio comercial. El intercambio comercial fue de alrededor de 16 mil millones de dólares en 2019, con un déficit comercial que fluctuó entre los 5 y 6 mil millones de dólares. El año pasado, aún en pandemia, durante cuatro meses consecutivos China pasó a ser nuestro primer socio comercial superando a Brasil.

El déficit comercial es producto de que centralmente exportamos productos agropecuarios concentrados primariamente en porotos de soja y carne bovina e importamos productos manufacturados. El desafío en lo comercial es ir ganando valor agregado en nuestras exportaciones, además de que exportar minerales le suma valor agregado -por ejemplo, instalando fábricas de baterías de litio o de vehículos eléctricos- estaríamos industrializando nuestros minerales y avanzando en un desarrollo estratégico.

La relación con China, como con cualquier otro socio comercial, no debe basarse solo en la extracción y aprovechamiento de los recursos naturales que posee nuestro país, como dije con anterioridad, necesitamos diversificar los productos con valor agregado e intensidad tecnológica que exportamos a China. Es indispensable atraer inversiones de los principales empresarios chinos, pero haciendo que esa inversión no se oriente sólo a la explotación primaria.

Por ejemplo, nuestro país cuenta con unas de las mayores reservas de litio y con una capacidad instalada a nivel de la industria automotriz que rápidamente podría reconvertirse a dicho fin.

Argentina y China están trabajando en diferentes proyectos de inversión en el área de energía, en los cuales se ha logrado avances importantes. Estamos trabajando para montar la IV Central Nuclear. Hay asimismo otras iniciativas en marcha, como las obras de construcción de las centrales hidroeléctricas de Santa Cruz (principal inversión de ese tipo en la región) y una serie de proyectos en curso vinculados a las energías renovables, como los parques eólicos y solares distribuidos a lo largo del país, que analizamos ampliarlos.

Consolidar a la Argentina como un actor de referencia en la región en materia nuclear y continuar con los lineamientos estratégicos en este sector, nos permitirá explorar proyectos conjuntos con China incluyendo la exportación de bienes y servicios nucleares. Argentina cuenta con grandes capacidades en la materia, además de un entramado de organismos y empresas como NASA, CNA, CONUAR.

La Embajada argentina en China, en sintonía con la agenda del gobierno, está desarrollando un plan federal para enlazar de modo directo, en el nivel subnacional, a las provincias chinas con sus homólogas argentinas en función de los perfiles productivos y la complementación entre las partes. Para cumplir con el objetivo propuesto, estamos trabajando de manera coordinada con Cancillería, el ministerio del Interior y el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Hermanamientos

Pregunta: ¿Crees que los hermanamientos son una herramienta para federalizar las relaciones sino-argentinas?

Sabino Vaca Narvaja: La importancia de las provincias chinas radica en su escala, poseen las dimensiones de uno o dos países de nuestra región y cuentan con sistemas financieros propios y empresas muy poderosas. De las 31 provincias chinas, 25 superan el PBI de la Provincia de Buenos Aires y más de la mitad de aquellas incluso lo duplican o triplican.

Henan, por ejemplo, es una provincia donde predomina el sector agropecuario; cuenta con una población de 120 millones de habitantes y tiene el mismo PBI que Argentina; Shandong, de perfil minero, cuenta con 100 millones de habitantes y tiene un PBI similar a la anterior. En todos los casos, son claros ejemplos del potencial de acercamiento existente entre las provincias chinas y las nuestras. Se ha avanzado en la creación de un banco de proyectos por provincia y otro de oferta exportable para seguir ampliando mercados y potenciar los ya existentes.

En los primeros meses de la actual pandemia los hermanamientos entre provincias resultaron exitosos debido a la cooperación que existió a través de las numerosas donaciones chinas recibidas por las provincias argentinas.

Necesitamos poner en marcha un plan de coordinación e intercambio con énfasis en el estímulo de la relación de nuestras provincias con sus pares de aquel país, para hallar opciones de cooperación descentralizada que “descompriman” la agenda de intereses nacionales en el diálogo bilateral y logren, a la vez, un impacto directo en la comunidad local.

Pregunta: ¿Respecto de abrir nuevos consulados? ¿Cuál será el beneficio?

Sabino Vaca Narvaja: Esperamos en el corto plazo poder abrir un nuevo consulado en el centro geográfico de China. La decisión se vincula con la decisión del gobierno chino de reimpulsar la política de "Go West" la cual comenzó en los 2000 y ha sido fuertemente retomada ahora en el marco de la iniciativa de La Franja y la Ruta.

Beijing ha intentado resolver las crecientes desigualdades internas que derivan del proceso de transformación económica y crecimiento, expandiendo el desarrollo desde la franja costera hacia las zonas menos prósperas del centro y oeste del país. Para Argentina, esto es traduce en la posibilidad de poner en marcha un plan de coordinación e intercambio con especial énfasis en el estímulo de la relación de nuestras provincias con sus contrapartes chinas.

La provincia de Sichuan posee una ubicación estratégica ya que se encuentra sobre el trazado de la Ruta de la Seda, lo cual la hace receptora de importantes proyectos de inversión. Sichuan y principalmente su capital, Chengdu, se han convertido en un centro comercial, tecnológico y cultural. La mayoría de nuestros consulados están en la costa este de China y creemos que hacía ahí es donde va a ir parte de la prosperidad y el desarrollo

La apertura de un nuevo consulado en el corazón de China permitirá estimular también la cooperación y el diálogo entre entidades subnacionales de los dos países de una manera ordenada y eficiente.

Rol de China

Pregunta: En un escenario multipolar, a un año y medio de la irrupción de la pandemia por Covid-19, ¿Cuál debería ser la relación de Argentina con la República Popular China y los Estados Unidos?

Sabino Vaca Narvaja: Estamos en el pico mundial de la demanda de vacunas, tal como sucedió en un primer momento con los insumos esenciales como barbijos y respiradores. China resolvió asumir el rol de jugador responsable en la arena internacional y, como consecuencia de ello, ha decidido estar presente en las soluciones a los principales problemas globales, como la actual pandemia. Lo vimos anteriormente cuando el gobierno chino anunció que daría ayuda humanitaria a más de 80 países, y lo vemos ahora nuevamente con el apoyo otorgado a COVAX, la iniciativa global para que todos los países puedan acceder a una vacuna contra el coronavirus.

Argentina cree en un mundo más equilibrado y, por eso, apuesta a un mundo multipolar. Argentina no tiene por qué elegir entre EE.UU. y China ya que, para nuestro país, ambos socios son relevantes. Mantendremos una relación madura con EE.UU., a la vez que buscaremos profundizar nuestra cooperación con China.

Podemos rescatar la original perspectiva en materia de política exterior delineada por el primer gobierno peronista, resumida en la idea de una “tercera posición” nacional e independiente, que establecía distancia por igual de los dos bloques que en ese momento se disputaban la hegemonía mundial. Reitero, unas relaciones diplomáticas inteligentes deben basarse en la defensa de la soberanía, pero asumiendo que la autonomía de un país periférico es dialéctica, es decir, la autonomía no es un estado puro ni absoluto en el que un país es autónomo o dependiente, sino que existe en diferentes grados. Necesitamos sostener una mirada autónoma y tomar cierta distancia del conflicto entre estos dos países. Tanto uno como otro son socios relevantes para la Argentina.

Dicho esto, la relación con Beijing representa claramente una oportunidad para Argentina. El vínculo entre ambos países está en un gran momento, sustentado en un marco de buen entendimiento y confianza recíproca, y la búsqueda del beneficio mutuo entre las partes. Nuestro gobierno tiene una visión compartida con China con relación a un orden político y económico internacional más justo y legítimo. Esto nos lleva a favorecer distintas acciones y estrategias comunes en los diversos espacios multilaterales en los que tenemos oportunidad de coincidir y, asimismo, este entendimiento se ha visto reflejado en el respaldo que ambos países se han prodigado con relación a sus reclamos soberanos.