fbpx 5 perlas del 1º de Mayo: desde Cristina Fernández, a los sachet de agua pasando por el whisky con café de Perón y la oposición | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Dossier //// 30.04.2022
5 perlas del 1º de Mayo: desde Cristina Fernández, a los sachet de agua pasando por el whisky con café de Perón y la oposición

Datos y hechos curiosos de un día que pasó a la posteridad, y fue un parte aguas en la historia del Movimiento Peronista a la luz de lo que ocurrió después.

Por Federico Tártara

Sachet de agua

Quienes concurrieron a Plaza de Mayo ese trágico 1º de Mayo de 1974 recuerdan que se les entregaba una manzana, un sachet de leche que tenía agua, y que eran palpados de armas. En relación a los sachet, el objetivo era evitar que una multitud fuese “envenenada” con agua o, como era común decir en ese entonces, con un “café violento”. Desde la revista "El Peronista" se mofaron de la movida, y se la endilgaron a José Lopez Rega. “Luminosa idea”, dijeron.

Terminado el acto: Whisky y Café

En la memoria de muchos quedaron las palabras del Oscar "Bisonte" Alende sobre lo que le dijo Perón ese día. Cuando el dirigente radical le deslizó lo duro que había estado, Perón respondió: "Un lavado de cabeza no viene mal". Este diálgo apareció reproducido en la nota del Diario Noticias al día siguiente bajo el título: "Los políticos quedaron impresionados por el enfrentamiento". El Presidente invitó a los dirigentes de la oposición (Alende, Abelardo Ramos, Greco, Sueldo, entre otros) a tomar un whisky y café para conversar y debatir de política.

Banderas en tu...bombo

Cuando se ven las fotos de la gran movilización llama mucho la atención la diferencia entre las letras de las palabras "Montoneros" que aparecían en las banderas. Sucede que cada una de ellas fueron armadas in situ, en la plaza. Cada una de las letras fue ingresada dentro de los bombos y entre las ropas, ya que desde la organización del acto se prohibía que hubiese "banderas políticas", aunque sí estaban habilitadas las sindicales, y las banderas argentinas.

Cristina Fernández

La "Reina del trabajo y la Unidad Nacional" elegida esa tarde fue María Cristina Fernández, de nombre similar a la actual vicepresidenta de la Nación. Para ese momento, la otra Cristina tenía 21 años, media 1,67 de altura, y representó a la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias. Era maestra y vivía en Lomas de Zamora. Las princesas fueron: Nidia Mónica Roldán, de 19 años, del Sindicato de Televisión y Graciela Liliana Lage, de 20 años, de la Asociación Textil. Las ganadoras compitieron entre 37 reinas y fueron coronadas por la vicepresidente de la Nación, Estela Martínez de Perón durante el acto. El máximo líder se corrió hacia la derecha, junto con Lopez Rega, y las compañeras ingresaron de a una para su estar frente a las masas peronistas. “No queremos carnaval, Asamblea Popular”, cantó la Tendencia.

La conducción de la JP estaba en la Habana, Cuba.

La conducción de la JP estaba en Cuba, luego de una larga gira por distintos países de Centroamérica, como Panamá, donde se reunieron con Omar Torrijos, y en México donde tuvieron encuentros a nivel gubernamental y de las juventudes. El 29 de abril llegaron a Cuba, y recorrieron distintas provincias para finalizar en la capital del país con el clásico acto por el 1 de Mayo de 1973. Fueron de la partida: Juan Carlos Dante "Canca" Gullo (JP), Roberto Vidaña (JP), Mario Mazzorca (JTP), Juan Pablo Ventura (JUP). ¿Se perdieron el acto de sus vidas

Bonus Track: la visión de Cristina sobre ese 1 de Mayo, 40 años después