fbpx Leer a Perón: ¿Qué es la "unidad de concepción para la unidad de acción"? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Debates //// 26.11.2021
Leer a Perón: ¿Qué es la "unidad de concepción para la unidad de acción"?

El militante peronista y escritor Aldo Duzdevich propone volver a leer al líder popular fallecido en 1974. ¿Por qué volver a su obra?

Por Aldo Duzdevich

Sin duda uno de los problemas que afronta hoy el peronismo y el Frente de Todos, es la ausencia de un discurso único a nivel de militancia y funcionarios de gobierno. Hay demasiadas voces, a veces contradictorias entre sí, que paralizan la acción de conjunto.

Como el Frente de Todos es una coalición que integra el peronismo y varios partidos pequeños, sería importante que el peronismo defina cuales son sus grandes lineas de pensamiento.

Esta claro que no podemos desconocer que un volumen muy importante de militantes no se definen peronistas, sino kirchneristas. Lo cual agrega otra complejidad, porque no está claro, cuales son las diferencias ideológicas o doctrinarias entre peronistas y kichneristas. Pero bueno, para no profundizar ese debate, sobre el cual me faltan elementos, voy a cerrarlo (al menos por el momento)  con palabras de Cristina.

“Somos, fuimos y seremos peronistas”. El sábado 16 de octubre pasado, en la ex-ESMA, Cristina cerró un congreso de La Campora, con un discurso, de fuerte tono peronista, que pocos medios registraron. Comenzó su discurso diciendo que "el peronismo le pese a quien le pese, sigue hoy más vigente que nunca. Porque esa propuesta, esa idea que tuvo la impronta de incorporar a los trabajadores a la política nacional sigue presente”.

“Escuchaba desde hace mucho tiempo que el peronismo era algo más de centro...¿de dónde sale que el peronismo fue de centro?...si Perón fundo la Tercera Posición...¿cuándo se es centro de algo?...algo que tiene una izquierda y una derecha...si algo no es el peronismo es algo entre izquierda y derecha, es algo muy superador...muy superador. Que vino a dar respuesta a la postguerra, entre un mundo que se había dividido entre el comunismo, de la Union Soviética y lo que se llamaba el mundo libre. Nace el peronismo, que es fundamentalmente una alianza del pueblo, una articulación entre el capital y el trabajo, en donde el estado encarnado por Perón, sabe que debe regular y fallar a favor de los trabajadores...la parte mas débil”, describió. 

Siguió Cristina: “Se necesita refundar aquello que propuso Perón, una alianza entre el capital y el trabajo, hoy más que nunca… el capitalismo (eso lo decía Peron) solo, sin un Estado que participe, que regule, que proteja, se convierte manejado por el mercado en algo que hoy el Papa, lo llama “locomotora descontrolada”, eso es lo que nos está pasando. Necesitamos de vuelta, esa alianza virtuosa entre los trabajadores, el capital, la empresa, donde el estado tenga un rol preponderante, porque es el que ayuda a que la relación no se desbalancee en favor de los que obviamente son más fuertes”. 

“Creo que hoy esa propuesta del peronismo de articular una alianza social entre el capital y el trabajo, adquiere un volumen que excede nuestras fronteras, decididamente...una idea profundamente humanista, social y cristiana, eso es lo que fuimos lo que somos y lo que seremos.(…) Néstor tenía una explicación: 'Nos dicen kirchneristas porque nos quieren bajar el precio'... somos, fuimos y seremos peronistas”, cerró.

Está claro que Cristina no dijo: que el peronismo sea un paso previo al socialismo; tampoco dijo que el peronismo es la versión moderna del populismo; o la versión local de la socialdemocracia; y mucho menos, que es liberal-capitalismo. 

¿Por qué cito a Cristina si el título de la nota es “leer a Perón”? Porque sin ninguna duda, estas notas generan cierto debate. Y las palabras de Cristina legitiman un marco de discusión. A quienes se reconocen kichneristas o cristinistas, seguramente debe importarle su pensamiento.

No busco polemizar con el troskismo de Del Caño o Bergman. Sí, polemizo con compañeros que hacen seguidismo de las consignas del FIT. En estos cuatro años de Macri, Bergman estuvo más horas en C5N que cualquier dirigente nuestro. Y no estaba mal, cuando enfrentábamos un adversario común (Macri) éramos casi, del mismo bando. Pero, a partir del 10 de diciembre del 2019, somos gobierno y por ende oficialismo. Los del FIT siguen con su discurso anti-todo como corresponde a su ideología y proyecto. Por eso, hay que avisarle a nuestros militantes del Frente de Todos, que ya no somos oposición, y ahora los de FIT son del bando contrario. 

Como dije en mi nota anterior ¿y si probamos leer a Perón? No digo adorarlo, ni repetir como un mantra las "Veinte Verdades Peronistas" (que pocos conocen), ni reafirmar que no hubo, ni habrá otro líder como él. No...yo propongo leerlo un poco y tratar de encontrar en su pensamiento algunas claves para movernos en el presente.

Unidad de concepción para la unidad de acción

“La doctrina hay todavía que difundirla e inculcarla mucho, porque muchos hablan de la doctrina y no la han leído siquiera, o sea no han comenzado a realizar la primera tarea, que es conocerla, para luego entrar en la segunda, que es el análisis propio para comprenderla y mediante ese conocimiento y esa comprensión comenzar a sentirla y hacerla casi propia. Ese es el proceso que hay que desarrollar: que cada hombre la conozca, la comprenda y la sienta. ¿Por qué? Porque eso va a llevar a la unidad de concepción. La unidad de doctrina hace que cada hombre vea los problemas, los comprenda y los aprecie de una misma manera. Y de una misma manera de percibir y de apreciar resulta una misma manera de proceder. Eso lleva a la unidad de acción” (Pág 53)

Ese párrafo encomillado pertenece al libro Conducción Política (edición Mundo Peronista 1952). Este libro es la transcripción de las charlas de Perón en la Escuela Superior Peronista, iniciadas en marzo de 1951. Es el libro básico y número uno que debería conocer todo cuadro militante o dirigente del peronismo. Pueden bajarlo acá.    

“Dar unidad de doctrina a los hombres: en otras palabras, enseñar a percibir los fenómenos de una manera que sea similar para todos, apreciarlos también de un mismo modo, resolverlos de igual manera (...) Eso es conseguir la unidad de doctrina, para que un peronista en Jujuy y otro en Tierra del Fuego, con el mismo problema, intuitivamente ya estén inclinados a realizarlo de la misma manera” (Pag 7)

“Las doctrinas no son eternas sino en sus grandes principios, pero es necesario ir adaptándola a los tiempos, al progreso y a las necesidades. Todo ello influye en la propia doctrina, y una verdad que hoy nos parece a nosotros incontrovertible, quizá dentro de pocos años resultará una cosa totalmente fuera de lugar, fuera de tiempo y fuera de circunstancias. Por eso, será necesario no solamente desarrollarla, sino que en esta Escuela se sienten las bases necesarias para ir perfeccionándola y adaptándola a la marcha del tiempo. Si no, una doctrina que hoy puede ser excelente, podrá resultar un anacronismo dentro de pocos años, a fuerza de no evolucionar y de no adaptarse a las nuevas necesidades.” (Pag 6)

“Nuestra doctrina puede ser desvirtuada, puede ser destruida y, en consecuencia, nuestro Movimiento puede ser disociado y puede ser destruido por la mala interpretación de la doctrina y por la falta de unidad de doctrina que practiquemos los mismos peronistas.” (Pag 8)

Dos temas claves que deja esta breve lectura: por un lado la necesidad de cualquier movimiento político de difundir y compartir su doctrina, su historia, su forma de actuar, porque eso nos da la unidad de concepción, que permite la unidad de acción en cualquier dimensión de espacio y tiempo, sin que la conducción tenga que dar indicaciones a cada uno de sus militantes. 

Lo segundo, es el riesgo real en el que estamos hoy 2021. Que esa falta de unidad de doctrina, esa enorme dispersión de opiniones sobre qué interpreta cada uno del peronismo, nos esté llevando a la disociación y/o disolución. 

Nuestras universidades ignoran a Perón

En mi nota anterior mencioné como un hecho excepcional que la UNLA (Universidad Nacional de Lanus) tuviese un seminario “Introducción al Peronismo: Teoría y Realización”, basado en la lectura y estudio, en profundidad, de las obras escritas por el propio Perón. Y pedí disculpas, si en alguna de las 53 universidades argentinas existía algo similar y no lo mencioné.

La nota motivó bastantes comentarios y algunas aclaraciones, que sintéticamente reproduzco. En Rosario, Roy Williams da un seminario optativo similar. En la UNLA existe otro seminario sobre Pensamiento nacional-latinoamericano. Sin precisiones me dicen que en Sociales y en Derecho de la UBA hay también seminarios y materias optativas donde se estudia el pensamiento de Perón. Luego hay grupos de investigación en la UNTREF y la USAM. Todos valorables esfuerzos individuales de compañeros académicos. Pero el magro listado no hace mas que confirmar la presunción: “Nuestras universidades ignoran a Peron”. Para los herederos de Gino Germani, el General Perón sigue siendo un personaje facistoide y ajeno al interés académico “serio”.

Tenemos al menos, dos años de gobierno peronista por delante. Esperemos que le llegue el mensaje a los rectores que son compañeros y al ministerio de Educación, de que es necesario que nuestros jóvenes estudiantes conozcan otra versión de Perón, diferente a la que instaló el pensamiento anti-peronista por derecha y por izquierda. 

* Autor de "Salvados por Francisco" y "La Lealtad-Los montoneros" que se quedaron con Perón.