fbpx La Plata: empezó otro juicio a los genocidas Etchecolatz y Garachico | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 31.08.2021
La Plata: empezó otro juicio a los genocidas Etchecolatz y Garachico

El juicio está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata, integrado por los magistrados subrogantes José Antonio Michilini, Andrés Basso y Alejandro Esmoris.

Por Paula Viafora

El lunes 30 de agosto a las 9:30, comenzó el juicio al ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense, Miguel Osvaldo Etchecolatz, por el secuestro, tormentos y homicidio de dos víctimas, y al ex jefe de calle de la Unidad Regional La Plata, Julio César Garachico, por el secuestro y tormentos aplicados a Jorge Julio López -desaparecido desde 2006-, Ambrosio Francisco De Marco, Patricia Graciela Dell’Orto, Norberto Rodas, Alejandro Emilio Sánchez y al estudiante secundario Francisco Bartolomé López Muntaner. Todos estuvieron desaparecidos en centros clandestinos que funcionaron en la localidad de Arana, una zona suburbana al suroeste de la capital provincial.

En 2006, antes de ser desaparecido en democracia, López había sindicado a Garachico como miembro del «grupo de picaneadores». El juicio está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata, integrado por los magistrados subrogantes José Antonio Michilini, Andrés Basso y Alejandro Esmoris.

El 27 de octubre de 1976, Jorge Julio López fue secuestrado de su domicilio de las calles 140 y 69 de La Plata. En el pedido de elevación a juicio, la fiscalía señaló que López reconoció entre sus secuestradores al propio Etchecolatz y a su chofer Hugo Alberto Guallama, y que en el auto pudo ver a Rodas, a quien aparentemente habían secuestrado un rato antes.

En su testimonio, López aseguró que estuvo secuestrado en el denominado Pozo de Arana, un centro clandestino ubicado en cercanías del Destacamento policial de esa localidad, y que fue picaneado junto a Rodas y Sánchez. Añadió que el 1° de noviembre lo sacó de la celda Etchecolatz "con el grupo de picaneadores": en ese grupo reconoció a Garachico, Aguiar y Urcola. También recordó que el 5 de noviembre de 1976 llegaron al Pozo de Arana Ambrosio De Marco y su pareja, Patricia Dell’Orto, de 24 y 23 años, padre y madre de una niña de 25 días. Tras el secuestro, fue dejada por los represores a sus abuelos. De Marco y Dell ‘Orto estuvieron allí hasta su muerte, a la que López ubicó entre el 8 ó 9 de noviembre. Los conocía porque militaban juntos en la Unidad Básica de Los Hornos, al oeste de La Plata.

La fiscalía resaltó también que en su relatos, López contó que la pareja fue torturada y asesinada por las mismas personas que lo sometieron a él. Dijo que pudo ver "por la mirilla" de la puerta de su celda cómo los ejecutaban de un disparo en la cabeza. Escuchó, dijo, que "Patricia pedía que no la mataran porque quería criar a su hijita". "Después lo mataron al paraguayo (Rodas) y al Pato (Sánchez)", siguió. 

El cuerpo de Sánchez apareció en 1984 en el Cementerio de Vicente López y fue identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en 2008. Tenía 31 años, estaba casado y tenía tres hijos. También militaba en la Unidad Básica de Los Hornos y trabajaba en la automotriz Peugeot, según señalaron desde la fiscalía en el requerimiento de elevación a juicio.

El caso del sobreviviente por el que Garachico y Etchecolatz llegaron a juicio -cuya identidad no fue revelada para preservar su intimidad- es el de un por entonces joven de 19 años, del mismo barrio de Los Hornos, que fue torturado junto a López y permaneció secuestrado en el Pozo de Arana en forma contemporánea a los homicidios del resto del grupo. López recordó que, por la falta de higiene, habían contraído sarna: "Pidió que les dieran algo para la sarna y le rompieron la cabeza con un bastonazo".