fbpx Hebe de Bonafini: “Justicia y libertad son palabras que le pertenecen al Pueblo” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 07.10.2020
Hebe de Bonafini: “Justicia y libertad son palabras que le pertenecen al Pueblo”

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo conversó con AGENCIA PACO URONDO y ofreció reflexiones sobre el panorama político, el rol del Poder Judicial y la discusión sobre la libertad de prensa, entre otros temas.  

Por Sebastián Enricci y Nuncio Petitto

La experiencia es la materia con la cual construimos nuestra realidad; lo que decidimos hacer con ella, es lo que nos construye a nosotros mismos. En un contexto de pandemia y crisis económica mundial, el lawfare y el periodismo de guerra aparecen nuevamente como pilares de un sector desestabilizador que no es nuevo en Argentina. En este marco, AGENCIA PACO URONDO conversó con la presidenta de Madres de Playa de Mayo, Hebe de Bonafini. Sus palabras definen el sentido moral de la política, y sobre todo, suponen una ternura fundamental que debería ser la motivación de cualquier persona que se proponga cambiarle la vida a alguien.

APU: Sin entrar en argumentos jurídicos, ¿Qué opinión le merece el accionar de la Corte Suprema de Justicia, o mejor dicho, la motivación política que parece haber detrás de sus acciones? ¿Cómo observa el proceso de reforma de la justicia que se quiere implementar?

HB: Ellos no son la justicia. No hay que hablar de justicia. Justicia y libertad son palabras que le pertenecen al pueblo. Vos hablá del Poder Judicial. Porque es eso. Un poder. Y está podrido. Totalmente podrido. No hay que permitirles que avancen sobre esas palabras. Yo no lo permito. Porque yo no puedo olvidarme de lo que pensaban mis hijos. De lo que defendieron con tanta entereza y claridad.
Los jueces responden a poderes extranjeros, o al interés de la oligarquía. No hay mucho más que decir. No es de ahora esto.

APU: ¿Por qué cree que tienen tanta impunidad?

HB: Vos porque te pensas que en este país, en esta amada patria, se secuestraron, torturaron y desaparecieron a mas de 30 mil jóvenes, se mandaron miles de personas a la cárcel, se exiliaron a millones y nadie nunca vio nada. Este es un país que está acostumbrado a hacer silencio. Y eso tiene que cambiar y está cambiando. Las cosas no pueden pasar más desapercibidas.

APU: Sabemos, y usted lo sabe mejor que nadie, el costo que significó para la mayoría de los argentinos la recuperación de la democracia y la importancia que tiene conservarla. Sin embargo, también es evidente que, incluso siendo el mejor sistema político posible, lleva consigo una debilidad institucional que muchas veces permite cualquier cosa ¿Por qué cree que pasa esto?

HB: La generación que creció con Néstor y Cristina fue una juventud que pudo estudiar, trabajar, ir a la universidad e involucrarse activamente en la política. No pensamos que íbamos a perder.
Por eso es bueno que esa juventud de la que te hablaba, hoy se haya puesto firme, haya crecido y se haya formado para ocupar cargos. Creo que eso hacía falta, y eso es lo que hoy está pasando. Y es lo que en definitiva puede impedir el avance de este sector al que no le interesa el otro ni tiene límites a la hora de construir su poder.

APU: ¿Cómo analiza, en líneas generales, la gestión de Alberto Fernández y su relación con la oposición?

HB: La gestión de Alberto es titánica. Por los comienzos de su gobierno yo hable con él y le dije que no iba a poder gobernar con el enemigo. El presidente se refería a ellos como la oposición, y buscaba la posibilidad de gobernar con todos. Pero no son opositores. Son lo peor de nuestra sociedad. Y lo demuestran día a día. Ellos no tienen líderes. No son una derecha intelectual. Viven del odio y del dólar. Y lamentablemente todavía tienen mucho poder.

En otra época si podíamos hablar de peronistas y radicales, pero desde que se fue Alfonsín que los radicales se trasformaron en esta suerte de sumisos de los poderes facticos que hay o tienen intereses en nuestro país.Lo que necesita el pueblo son lideres fuertes, por eso digo que le queda mejor la postura de enojado que de evangélico.

APU: ¿No adiverte también cierta mezquindad política generalizada, incluso en una parte del peronismo?

HB: Nosotros no somos un partido. Somos un grupo de gente. Y muchas veces necesitamos de gente para ganar elecciones. Esto de apoco va a ir cambiando para mejor. Porque juntarse esta bien, juntarse con cualquiera no tanto. El problema, por ejemplo, del diputado Juan Emilio Ameri, no es que le haya chupado una teta a su esposa. El problema es que el tipo no tenía idea que hacia ahí. Para que estaba ahí. Y que nos relacionen con gente que no sabe para que esta en la vida, no solo es malo, también es innecesario. Porque tenes a los medios de comunicación hablando una semana de lo mismo, y como con todo, formando en las personas una percepción mal intencionada de base.

APU: Ya que menciona a los medios, ¿Cuál es la línea que divide la libertad de expresión de, por ejemplo, personajes de la comunicación hegemónica como Jorge Lanata, Majul, y los que ya conocemos?

HB: La libertad de expresión debe estar siempre garantizada. Lanata es un facho, enfermo y peligroso. Que querés que te diga. Por eso tenemos que cuidar a nuestros líderes. Por eso tenemos que tener muchos medios de comunicación, canales claros de comunicación.La difamación por parte de los medios es muy fuerte. El día que asumió Macri, que no lo dejamos pasar por la plaza, nos quedamos toda la noche y le dijimos para la mano, el nivel de difamación, de críticas que recibimos fue impresionante. Llamadas telefónicas. Personas diciéndome que un hombre de ojos claros no podría ser malo. Una locura.

APU: Siguiendo un poco por esta línea, como viste el reclamo salarial de la Policía Bonaerense, y que opinión te merecen sus formas; los cortes de calle y lo que pasó en la quinta de Olivos.

HB: Fue algo muy grave. En Bolivia, por ejemplo, todo lo que sucede comenzó como un levantamiento policial. Había que frenarlo y me parece que el gobierno actuó bien. Las formas a las que te réferis son una muestra de poder por parte de la cúpula de las fuerzas y los oficiales antiguos y retirados. Sacaron a los jóvenes, que no cobran dos pesos, a reclamar por algo que si les corresponde, pero detrás de eso está toda la intencionalidad de la mala policía, que solo quiere mostrar su poder al no poder tranzar con un ministro como Berni.

Lo que es muy necesario y urgente, para evitar tanta crudeza, tanto asesinato de jóvenes en los barrios más humildes, esa una reeducación muy profunda de las fuerzas de seguridad. El entrenamiento militar no es suficiente. Un policía no tiene que saber solo como se acciona un arma. Necesitamos agentes preparados en un sentido humanitario.

APU: ¿Cómo examina la situación de déficit habitacional, y la toma de tierras en la provincia de Buenos Aires?

HB: En un tema muy serio y muy complejo. Lo que creo es que a Vidal nunca le hicieron un levantamiento de estas dimensiones. Y cuando la necesidad de las personas es usada para intereses políticos que no son los de solucionar esos problemas, la legitimidad de los reclamos se confunde. Creo que el estado tiene la responsabilidad de solucionar estos problemas y de garantizarles a las personas una vivienda digna. Ni más ni menos. Pero no nos dejemos engañar por las estrategias los trotskistas. Que son mas gorilas que los gorilas. Que hacen tanto, supuestamente, y nadie los vota. Que reclaman viviendas dignas para el pueblo, pero no permiten que se realicen los censos. Por algo será.Todos somos responsables de las desigualdades sociales. Yo también soy responsable de que un chico salga a robar. Porque ese chico no tiene nada. Y eso es culpa de todos. Todos los días les pido perdón a los chicos que caen presos. Porque somos nosotros los responsables.

APU: ¿Cómo ve a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en este escenario?

HB: Ella está haciendo un trabajo silencioso pero muy grande. Con toda su inteligencia y su amor de siempre. Y no deja pasar nada, es una persona que estudia mucho.
Yo fui de las que más luche para que no agarrara el cargo de vice, porque pensaba que había que guardarla para la próxima elección.

Pero Alberto está haciendo las cosas bien. Con todas las dificultades que se presentan. La pandemia y toda la tierra arrasada que dejo Mauricio Macri. Me gusta su equipo de trabajo; sus ministros. Hay gente muy preparada tratando de resolver temas muy complejos.

APU: ¿En este marco, en qué debería profundizar el Gobierno de Alberto Fernández?

HB: En principio no dar ni un solo paso atrás. No se puede tantear la realidad. Hay que ir por ella para transformarla. Es así de sencillo. No se puede poner cosas sobre la mesa que después no se cumplen. Por eso me parece muy bueno el trabajo que hace con los gobernadores para generar consenso y poder avanzar sobre cuestiones estructurales.