fbpx Grave: el Poder Judicial benefició a Etchecolatz con prisión domiciliaria | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 28.12.2017
Grave: el Poder Judicial benefició a Etchecolatz con prisión domiciliaria

Lo definió el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6, integrado por José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero. El genocida había sido condenado seis veces a pena de prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad.

El represor Miguel Etchecolatz, condenado en múltiples ocasiones a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, fue beneficiado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 con prisión domiciliaria. De esta manera, el tribunal integrado por los magistrados José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero, definió el traslado del genocida a una vivienda en Mar del Plata.

Los jueces fundamentaron la medida que causó el repudio popular a partir del cumplimiento de los requisitos del artículo 10 del Código Penal y en el artículo 32 de la ley 24.660.

"La situación del imputado -quien cuenta con 88 años y diversas dolencias- encuadra dentro de las previsiones de la normativa reseñada, tratándose del geronte con mayor edad en institución carcelaria en todo el ámbito penitenciario federal", justificaron los magistrados.

Por su parte, diversos organismos de Derechos Humanos expresaron su repudio ante la resolución judicial que benefició al represor seis veces condenado a cadena perpetua. "Etchecolatz es un genocida. Pase el tiempo que pase. Sigue sin decir qué hicieron con Julio López. Con un genocida en el barrio, todos/as estamos en peligro. El único lugar para un genocida es la cárcel común, perpetua y efectiva", denunció HIJOS Capital.

A su vez, el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) se sumó al repudio de esta medida judicial. "El TOF 6 otorga el beneficio de domiciliaria a Etchecolatz. Los jueces son Martínez Sobrino y Panelo, que condenan militantes por luchar y sancionan abogados usando decretos de la Fusiladora. Clima de época", destacaron.  "Cárcel común y efectiva a todos los genocidas! ¡Basta de privilegios e impunidad a los asesinos de los 30.000!", concluyeron.

"Si la desaparición forzada de Julio López alertaba sobre el fin del Nunca Mas, la libertad  del asesino Echecolatz (encubierta como 'prisión domiciliaria') marca un retroceso gigantesco para el proceso de Memoria Verdad y Justicia que supimos conseguir desde todo el pueblo argentino", sostuvieron organismos de Derechos Humanos en un comunicado en conjunto. Además agregaron: "El camino del 'dos por uno' que trazó la nueva Corte Suprema, que habilitó las libertades a domicilio con el fallo a favor del genocida Aleispeiti, ha abierto las puertas para este verdadero agravio a la memoria, las victimas, sus familiares, los organismos de derechos humanos y a la democracia".