fbpx "Como a los nazis les va a seguir pasando" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 17.05.2017
"Como a los nazis les va a seguir pasando"

Luego del escrache que recibió el secretario de Derechos Humanos de la nación, Claudio Avruj, en la provincia de La Rioja, su perfil y recuento de sus acciones (antes y durante) en la función macrista. 

Por Sol Giles

Tuve la desdicha de tener cerca unos meses a este ser despreciable que es Claudio Avruj, hasta que finalmente -junto a Hernán "Bubu" Anbinder (el hombre colorado que aparece en este video en su carácter de Director de Prensa de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y es también productor histórico de Marcelo Longobardi, prensa de Larreta y, según se jacta, "creador de todos los equipos de comunicación del macrismo desde antes de asumir en el GCBA"), me despidieron por hacer paro contra los despidos y por no escribir una nota a favor de la liberación de genocidas.

Pero Avruj no es un funcionario de turno y nada más. No es sólo un amigo íntimo de Marcos Peña. 

Sus expresiones sobre el 2x1 no fueron un desliz, un infortunio o una casualidad. Como todos, tiene una historia. Y más que una historia, un prontuario. 

Por eso como a los nazis le pasa. Por eso a donde vaya lo iremos a buscar.

Porque tenemos memoria y sabemos quién es. Y para el que no sepa, porque los medios no lo cuentan:

• Avruj se recibió de Licenciado en dirección y organización institucional en la Universidad Bar Ilan, cuyo propietario era ¡Rubén Beraja!. Apenas asumió en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, muchos sectores de la comunidad judía y organismos de derechos humanos aseguraron que jamás desempeñó méritos como funcionario ni miembro de la comunidad que justifique su cargo.

• Fue director ejecutivo de la DAIA entre 1997 y 2007 (asume por decisión de quien ocupaba ese cargo hasta entonces y continúa siendo su referente, Rubén Beraja, hombre fuertemente cuestionado por la comunidad judía por estar acusado de negociar con Carlos Menem para encubrir el atentado a la AMIA y el asesinato de 85 personas. 

• El director adjunto de Avruj de esa época era Alfredo Neuberger, quien aparece en los Wikileaks como informante de la Embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires cuestionando al gobierno de Néstor Kirchner.  Neuberger, además, fue asesor de Enrique Mathov en su recordado período como secretario de Seguridad del gobierno de la Alianza, por el que fue procesado como responsable político por los asesinatos producidos por la policía en diciembre de 2001.

• Hasta ese momento, Avruj se desempeñaba al frente del Banco Mayo, propiedad de Beraja. Luego la entidad fue vaciada por la malversación de 298 millones de dólares y Bereja fue preso. 

• Si bien Avruj no fue citado a declarar en la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA, la comunidad judía dice que debería hacerlo ya que como titular de la DAIA conoce desde adentro cómo fue el accionar de la dirigencia judía que encubrió el atentado. 

• Estando a cargo de esa entidad durante una década, Avruj jamás recibió a los familiares del atentado. La DAIA tampoco participa como querellante, debido a que Beraja está involucrado.

• Avruj tiene estrechos vínculos (personales, políticos y financieros) con Guillermo Yanco, el esposo de la ministra de las Alianzas, Patricia Bullrich. Tal es así que fundaron una agencia privada de noticias de la comunidad judía con una línea absolutamente conservadora y una relación cercana con la derecha norteamericana. 

• Avruj fue también quien le presentó a Macri al Fino Palacios (primer jefe de la Policía Metropolitana) y hasta lo llevó a Israel para que lo condecoren. Y es acusado por la comunidad de ser un férreo defensor de Palacios, acusado también por encubrir y desviar la causa AMIA, encabezar escuchas ilegales a Sergio Burstein junto a Mauricio Macri (procesado por esta causa), entre otros. 

• De hecho no fue la única condecoración que le otorgó al Fino Palacios. Durante su gestión en la DAIA, Avruj impulsó el premio honorífico que se le entregó a quien está acusado de producir espionajes junto a Ciro James “por su compromiso en la Causa AMIA”. Dicha distinción se entregó también a sabiendas que el comisario entorpeció allanamientos en las oficinas de Kenore Edul, pariente de Menem y vinculado a la denominada “Pista Siria”.

• Mientras estaba a cargo de la DAIA, Avruj integraba también la fundación Creer y Crecer, lo que sectores de la comunidad judía consideraban incompatible.

• Luego Avruj pasó a encabezar la Dirección de Relaciones Institucionales del gobierno porteño en 2007, y tres años después asumió en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, en reemplazo de Edgardo Berón.

• En 2013, Avruj fue nombrado al frente del Museo del Holocausto, cargo que ejerce de manera honoraria. Apenas asumió designó allí a una de las principales personas de confianza, Guillermo Yanko (además de ser esposo de Patricia Bullrich, hombre de estrechos vínculos con la CIA, la embajada norteamericana, fundaciones estadounidenses, etc).

• Junto a Yanko, Avruj forma parte de emprendimientos como “la cadena judía de información Vis a vis”. 

• Como Secretario de Derechos Humanos de la Ciudad, Avruj cerró y desfinanció el Programa de Atención a las Víctimas de Delitos Sexuales y fue acusado por los trabajadores del Parque de la Memoria de negarse a actualizar los haberes de los contratados.

• Tal como pronunció Jorge Elbaum (Presidente del Llamamiento Argentino Judío, Sociólogo y periodista) “los antecedentes de Avruj son coherentes con el resto del gabinete, conformado por empresarios, CEO de multinacionales y actores de las ONG devenidos en puristas gestores del Estado. Todos ellos se autodefinen como la contracara de la “militancia” y buscan difundir una pátina aséptica y desideologizada orientada a invisibilizar sus biografías y naturalizar la verdad de sus decisiones futuras”.

• En 2007 Avruj dejó la dirección ejecutiva de la DAIA para asumir como director de Relaciones Institucionales del Gobierno de la Ciudad, desde donde se creó una comisión investigadora conformada por integrantes de su Consejo Directivo, orientada a relevar sus manejos económicos financieros en su rol de director ejecutivo. Entre las dimensiones investigadas –y no divulgadas para evitar el escándalo– figuraban la edición de materiales gráficos con sobreprecios, faltantes informáticos y “arreglos” de indemnizaciones con empleados a su cargo.

Ninguna designación de ningún funcionario del gobierno macrista es azarosa o fruto de la casualidad. Para muestra sólo basta (un pilar!) de botones. Pero afortunadamente los argentinos con memoria, los organismos de derechos humanos y los militantes de la democracia somos muchos y seguiremos luchando hasta el resto de nuestros días para volver a tener un país con Memoria, Verdad y Justicia.