fbpx Susana Thénon: biografía de una poeta multifacética | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 14.02.2021
Susana Thénon: biografía de una poeta multifacética

AGENCIA PACO URONDO entrevistó a la autora Victoria Alcala con motivo de la reciente aparición del libro, Loba esteparia. "El juego es doble: por un lado, busco el diálogo entre disciplinas y por otro, la danza sirve como metáfora de la transformación del sujeto en distintos niveles."

Por Gito Minore

* Por decisión de la entrevistada y el autor, el artículo contiene lenguaje inclusivo.

El sello Lamás Médula lanzó la biografía de Susana Thénon, una poeta cuya obra además de conmover, se ha vuelto objeto de análisis de nuevas camadas de investigadorxs. Victoria Alcala, especialista en literatura y danzas argentinas, se volcó a la tarea de narrar esa vida intensa en un libro de múltiples recorridos.

AGENCIA PACO URONDO: Hace pocos meses acabás de editar Susana Thénon, loba esteparia, biografía de la poeta a la cual desde el 2016 venís investigando a raíz de tu beca doctoral en el CONICET ¿De dónde nace esta atracción hacia su vida y obra?

Victoria Alcala: La atracción fue por casualidad y por destino. Me topé cuando estudiaba Letras hablando con un editor en la Feria del Libro quien me la recomendó cuando le comenté mis intereses. Paralelamente venía investigando la relación entre cuerpo, poesía y danza. Cuando miré sus poemas, fue inevitable sentirme convocada. Me di cuenta de que lo que estaba sugerido en su obra me alcanzaba para trabajar ciertas categorías teóricas pero quería ir más a fondo con su creación: cuáles fueron sus impulsos, cómo abordó lo interdisciplinario, qué sentiría, qué le pasaría en el cuerpo. Ahí tuve que meterme con su vida, sus manuscritos, sus afectos.

APU: Tal como decís en las primeras páginas de tu libro, vos situás esta biografía “entre dos bordes extraliterarios”, los cuales son sus cartas y diversos testimonios de sus allegados, ¿cómo vinculás estos bordes que elegís para narrarla con los márgenes en los que ella instalaba su producción?

V.A.: Lo hago en una especie de apuesta por creer que entre esos pliegues está la vida misma, intentando recrear y brindarle al lector qué es ese misterio que le sucede a un creador en su recorrido más íntimo y personal: entre la vida cotidiana, los mandatos, la hoja en blanco, los conflictos internos, la invención de la poesía, etcétera. La idea fue ir articulando voces en un entramado que muestren otras facetas de Thénon. Todos los capítulos están entramados por ese ir y venir entre poemas, testimonios y cartas. Entre ellos se pueden establecer figuraciones, trazar otros caminos interpretativos.

APU: Algo muy notorio en tu trabajo es que además de estos registros marginales que acabamos de nombrar, el libro en sí mismo, contiene dos prólogos, un epílogo, anexos, líneas de tiempo e incluso un relato ficcional creado a partir de citas de la autora. ¿Cuán importantes fueron todos estos espacios liminales para aproximarse a Susana Thénon?

V.A.: En mis bocetos, el libro comenzaba con esos márgenes. Fue mi punto de partida imaginario. Me daba cuenta que para abordarla tenía que ser una obra abierta y polifónica, porque eso me dejaba su poesía. Hay mucho por decir de ella, muchas miradas y personas que pusieron lo suyo para que su voz se levante todavía más. Todos estos materiales que rodean el texto central son pistas para el lector. Es poner a disposición los lineamientos con las que tuve contacto para que también pueda tomarlas y animarse a indagar. La línea del tiempo es completamente operativa: como el relato no es estrictamente lineal, ayuda a la comprensión cronológica de los sucesos. O, al menos, una tentativa para pensar una biografía más taxativa.

APU: Además de especializarte en Letras lo hiciste en Danzas, lo cual te ofrece un punto de vista muy interesante para investigar a Thénon, poeta en la cual el vínculo entre el cuerpo en movimiento en su poética es fundamental. Contanos un poco como cohabitan ambas experiencias en tu obra.

V.A: Creo que ambas experiencias cohabitan en la obra porque no puedo pensar, sentir, escribir sin ellas. Hay en Thénon un hermetismo inicial que me incomodaba, su poesía me llevaba a lugares conocidos. La forma en que va descubriéndose a través de la danza, especialmente de Scaccheri, es muy fascinante: creo que eso es lo que hace el movimiento en las personas, la danza te cambia de lugar, te cambia la voz, produce o refleja un movimiento psíquico interior. En el libro cohabitan de diversos modos: observo la poesía desde el cuerpo, el cuerpo desde la quietud o desde el impulso, el movimiento en el lenguaje, la apertura hacia los ritmos, hacia lo coreográfico, hacia otros medios y artes. El juego es doble: por un lado, busco el diálogo entre disciplinas y por otro, la danza sirve como metáfora de la transformación del sujeto en distintos niveles.

APU: En los últimos años ha habido una revitalización de Susana Thénon sobre todo por parte de nuevas autoras y artistas, ¿por qué creés que se da este fenómeno?

V.A: Porque por suerte la poesía tampoco se baña dos veces en el mismo río... Las cosas cambian y necesitamos que los artistas así nos lo recuerden y lo pronuncien.