fbpx "Nos criamos escuchando a Los Redondos, Callejeros o Charly, y parece que muchos colegas no interpretan sus consignas" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 18.04.2021
"Nos criamos escuchando a Los Redondos, Callejeros o Charly, y parece que muchos colegas no interpretan sus consignas"

Durante la primera parte de la pandemia, en Córdoba vieron la luz varios proyectos musicales, entre ellos Colifas Rock, banda integrada por Matias Vega, Jere Llorens, Gastón Orrego, Juan Guevara y Augusto Chávez. AGENCIA PACO URONDO conversó con ellos sobre muchos temas, entre ellos, las relaciones entre arte y política.  

Por Yael Crivisqui

Durante la primera parte de la pandemia, en Córdoba vieron la luz varios proyectos musicales, entre ellos Califas Rock, banda integrada por Matias Vega en el bajo, Jere Llorens en la batería, Gastón Orrego en guitarra, Juan Guevara en voz, y Augusto Chávez en guitarra, y AGENCIA PACO URONDO conversó con ellos.

Agencia Paco Urondo: Cuéntenme sobre la historia de la banda.

Juan Guevara: La idea de la banda surgió en plena charla de pandemia y cuarentena entre Gastón y yo, con las ganas de volver a hacer música. En mi caso, tuve la experiencia de 3 años en otra banda, y hacía 2 años y medio que no hacía música y en plena charla de cuarentena Gastón me tiro la idea de armar una banda, yo ya tenía una bajista y otro guitarrista más con quien venía hablando de hacer música, solo faltaba, como el “arquero” (batería), así que al toque publicamos en un grupo de Facebook de bateristas de Córdoba y en cuestión de minutos me escribió Jere interesado y ahí se sumó. Pero esa no fue la primera formación, porque se fueron dando modificaciones de integrantes, hasta darse la formación actual. Al principio fue el guitarrista y luego la bajista, hasta que se sumó Café (bajo) recién salido de otra banda y por último el Facha (primera guitarra). Ya con esas 2 incorporaciones se formalizó y oficializó COLIFAS. El nombre surge debido al estilo que hacemos, ya que ese término bohemio –COLIFAS- es utilizado en este ambiente musical. 

Lo bueno de la banda es que cada integrante tiene experiencias en escenarios, tanto Café como yo compartimos en su momento lo que fue El Corte, Gastón había armado su propia banda en el 2018, Jere actualmente tiene otra banda “Tela de Juicio” y el Facha venía de tocar con “La Fiesta”, y ahora estamos pensando sumar algún instrumento más como el saxo y el teclado, y ya tenemos pensado en alguien.

APU: Cuando la gente los va a escuchar: ¿con qué se encuentra?, ¿a qué le cantan?, ¿qué los moviliza a componer?

JG: La identidad musical de la banda es variada, obviamente que el principal estilo es el rock, pero tratamos de fusionar y mezclar estilos como murga, cumbia, tango, cuarteto, balada, etc. para apostar a un público más amplio y romper con lo básico. 

Las letras las compone Gastón y fundamentalmente hablan de la vida y de las cosas que nos van pasando y que a veces nos marcan o cuestan afrontar. Del volver a levantarse después de una pérdida o de intentar llegar más allá de lo que creemos que podemos dar. Después también tenemos temas más sociales porque creemos importante también tomar postura en algunos temas de la agenda que se nos impone. Eso es algo que también resaltamos mucho en vivo porque siempre hay espacios entre temas para expresarnos al respecto. También remarcamos nuestras raíces, el barrio y las amistades, son protagonistas de este camino y no hay mejor forma que homenajearlos en una canción. 

Nuestra influencia musical es variada, mayormente nos identificamos mucho con Callejeros, Los Gardelitos, La Renga, Los Redondos, Sueño de Pescado, entre otras, como base de rock, pero también tomamos como influencia La Bersuit, Los Piojos, Se Va el Camello, la misma Mona Jiménez, a la hora de fusionar y mezclar otros estilos. 

APU: Cómo los encontró la pandemia hace un año atrás, y cómo los encuentra hoy. ¿Cuál es la revisión que hacen de la coyuntura a nivel profesional y laboral?

JG: La pandemia en su principio nos dificultó juntarnos, solo nos comunicábamos por el grupo de WhatsApp, pero algunos ni siquiera nos conocíamos personalmente. Ya cuando se “calmó” y comenzaron otras fases ahí activamos con los primeros ensayos. 

En lo laboral a la mayoría los dificultó, sobre todo a Jere, que trabaja del turismo. En lo profesional, como banda tenemos sus idas y vueltas, pero somos conscientes de que primero está la salud y compartimos las medidas protocolares y somos muy cuidadosos, pero se extraña a la gente parada, saltando, los pogos, esa mística del rock. Además, con los rebrotes, más las nuevas medidas sanitarias, el área del arte es el más perjudicado.  Hoy vemos que esta pandemia es de nunca acabar, surgen “alternativas” para combatirlas, pero aparecen nuevas cepas, rebrotes, etc. Sin embargo, como te decía, somos conscientes que quienes debemos combatirla somos nosotros mismos como sociedad, cuidándonos y tomando todas las medidas protocolares.

APU: ¿Cómo ven el circuito local? Teniendo en cuenta el contexto actual, con las restricciones debidas a la emergencia sanitaria, desde espacios para tocar, oportunidades para producir y grabar, etc.

JG: En estos últimos años se vio un gran cambio dentro del circuito local, hay una gran movida de bares, productoras y estudios de grabación, que permite darle protagonismo a las bandas under de Córdoba. A eso se suma la unidad amistosa y casi familiar entre las bandas y en el gran apoyo de la gente que hace el aguante a pulmón. Hace 2 o 3 años atrás era muy difícil tocar en un bar, tenías que andar chupando medias solo por tocar a cambio de 2 consumiciones y ni siquiera te reproducían tus canciones; entonces era muy difícil de llegarle a la gente y más, siendo realista, que la movida musical en nuestra provincia es el cuarteto, que está manejada por una gran mafia que ya todos sabemos: te manejan el 80% de los lugares y todas las emisoras más escuchadas. Y uno se pone a pensar cómo puede ser que tenemos a Palazzo que es del “palo”, que tranquilamente si se pone en la movida puede tener radios y lugares apostando a las bandas locales, pero bueno “cuando el billete hace que baila”, como dice el Indio, ya sabemos sus consecuencias.

Pero volviendo al circuito local, es para aplaudir esta gran movida de los bares y las productoras locales, que comenzaron estos últimos años, valorizando, apoyando, difundiendo a las bandas locales, abriendo puertas, puedo decir que es un gran momento, pese a la pandemia y a las restricciones, se las pudieron arreglar y salir adelante, abriendo puertas. Por ejemplo, al principio de la pandemia transmitían show vía streaming de algunas bandas locales, después organizaban recitales acústicos y ahora últimamente recitales a banda completa. 

APU: Les preguntaba antes un poco sobre el pasado (año atrás que parecen una eternidad por su intensidad) y el presente. Ahora, tienen alguna proyección a futuro, pensando en algún anhelo, algo que tengan ahí pendiente…

JG: Como recientemente nos sumamos al circuito under, por el momento la idea es continuar con los ensayos perfeccionando los temas que ya tenemos y hacernos llegar a la gente. Está en proceso la grabación de un EP para poder tener nuestro primer material así nos pueden escuchar tranquilamente. Ya una vez con el EP a disposición, está la idea de grabar algún video, y como objetivo principal presentar de forma oficial, con una gran fecha en algún lugar de gran capacidad, metiendo toda la fiesta (pero obviamente esta manija de presentación dependiendo también de la coyuntura sanitaria que vivimos) pero mientras tanto continuamos con ensayos, componiendo temas nuevos y en la grabación del EP. 

APU: Muchas de las bandas de Córdoba, ustedes entre ellas, asumen posiciones político/sociales, porque la música es parte también, y hay público que lo entiende así y público que no. En ese sentido, ¿se puede separar la obra del artista?

JG: Tomo la frase de Aristóteles y le agrego algo más: “El hombre y LA MUJER, es un animal político”. Somos seres que vivimos haciendo política, pero el error está en que siempre mezclan la definición de política con lo partidario. En el arte expresamos nuestros sentimientos, nuestras posiciones políticas.  Nosotros como banda tenemos nuestras diferencias en lo partidario y podemos diferir algunas posiciones, pero siempre nos respetamos, estamos en democracia y esto es lo más lindo de ella: que podemos debatir libremente. Y así como tenemos diferencias, tenemos coincidencias que son las mismas luchas, apoyamos las causas populares y repudiamos las injusticias, en eso nunca la vamos a caretear y siempre vamos a mostrar nuestras posiciones en lo social y político. 

Por ahí no entiendo cuando algunas bandas toman la posición o se declaran apolíticos, que ellos no van a mezclar la música, haciendo oídos sordos a causas que hoy en día no podemos mirar para el costado. La música y el escenario son herramientas de expresión y concientización que tenés con la gente. La memoria es algo que nunca nos puede faltar, igual respeto cada posición de las bandas, pero es algo que no comparto: nos criamos escuchando a Los Redondos, La Renga, Callejeros, Charly, y a veces pareciera que no interpretaran sus letras, sus consignas. 

APU: Por dónde los encuentran quienes los quieran escuchar. 

JG: Nos pueden escuchar, por el momento, por nuestro canal de YouTube que es "Colifas", ahí están subido nuestro primer video que es “La Casa Antes del Final” y “Mano a Mano”, dos temas que grabamos en el estudio de Cesar (Tecladista del Corte) que junto a chino (Guitarrista de El Corte) nos dieron una mano en la producción. También en nuestras redes como Instagram: Colifas.rock y en Facebook: ColifasOf. Ya una vez que tengamos nuestro EP, podrán escucharnos por otras plataformas también.