fbpx Matate amor, un unipersonal catártico | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 29.04.2018
Matate amor, un unipersonal catártico

Una obra teatral protagonizada por Érica Rivas y dirigida por Marilú Marini, actrices que se acercaron a la sede de la Cooperativa La Vaca para apoyar el proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. El relato, adaptación de la primera novela de Ariana Harwicz, es un recorrido vertiginoso por el campo femenino. Crítica teatral por Lola Winer.

Por Lola Winer

Marilú Marini y Érica Rivas no se mantienen ajenas al momento histórico que se vive. Son dos de las cientos de actrices que se acercaron a la sede de la Cooperativa La Vaca para apoyar el proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El tema las interpela y las atraviesa como a todos los espectadores de la sala. En realidad, es un galpón y la mayoría son mujeres, quienes acuden a ver esta obra como un grito liberador. “Matate, amor” se lleva a cabo en Santos Dumont 4040. La cita es a las 20:00h, aunque su comienzo se demora por el flujo de gente. El espectáculo está conformado por un trío femenino: Marilú Marini dirige, Érica Rivas se engrandece sobre el escenario y la autora, Ariana Harwicz, gestó el texto en español a punto de parir en Francia.

Durante siglos se concibió que la esencia de la mujer consistía en ser madre. Sin embargo, la maternidad no es un destino obligado. La protagonista se debate entre el amor y el odio visceral hacia su hijo. El deber ser femenino entra en crisis. Érica Rivas, goza, sufre, delira. Tal es así, que deja todo en el escenario. Despliega una gran destreza física ya que constantemente lidia con su vestido de seda dorado, largo y lánguido. Un vestuario disidente con aquel campo que transita. Descalza y con los pelos revueltos conjuga una actuación brillante, que por instantes nos remite a María Elena en “Casados con hijos” o a Romina en “Relatos Salvajes”.

¿Ficción o realidad? Parece que fuera la misma protagonista quien transita un proceso creativo o de descarga por medio de la escritura ya que en escena la acompañan un cuaderno y un cuchillo. La actriz y el personaje se desdoblan constantemente cuando le solicita letra a la apuntadora o le pide al sonidista que evoque a un ciervo con el cual fantasea.

La adaptación fue resultado del trabajo de estas tres mujeres. Por momentos el relato se torna deshilachado o entrecortado, lo cual pone al descubierto la difícil labor de trasponer el texto. Si bien la obra propone un tono intimista, la inmensidad de la sala dificulta la posibilidad de sumergirse por completo en el bosque que se encuentra proyectado en el patio interior.

La muerte, la sexualidad, los deseos, los miedos, el vínculo con la naturaleza, el lenguaje, la locura, son tan sólo algunos de los temas que se exponen. Las estructuras se oprimen y se rompen.
“Matate, amor” es cíclica como la vida. Es una invitación a interrogarse sobre absolutamente todo para demoler las respuestas establecidas y advertir el escenario de poder que ocultan.

Ficha técnico artística

Autoría: Ariana Harwicz
Adaptación: Ariana Harwicz, Marilú Marini, Érica Rivas
Actúan: Érica Rivas
Voz en Off: Rodolfo de Souza
Vestuario: Mónica Toschi
Escenografía: Coca Oderigo
Diseño de maquillaje: Emanuel Miño
Diseño de peinados: Emanuel Miño
Diseño de luces: Iván Gierasinchuk
Diseño De Sonido: Jesica Suarez
Realización de video: Maxi Vecco
Fotografía: Sebastián Freire
Diseño gráfico: Juan Gatti
Asistente de producción: Milagros Plaza Díaz
Asistencia de dirección: Fiamma Carranza Macchi
Producción ejecutiva: Daniel Secches
Producción: Marilú Marini, Érica Rivas
Diseño de movimientos: Diana Szeinblum
Dirección: Marilú Marini

Funciones: viernes y sábados, a las 20h, en Santos Dumont 4040 (CABA)