fbpx Coronavirus: los Estados en la sopa mediática | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 12.04.2020
Coronavirus: los Estados en la sopa mediática

¿Qué Estados hacen visibles los medios hegemónicos y de cuáles sabemos muy poco? ¿Qué informaciones se exponen a una población vulnerable en tiempos de infodemia y para qué? ¿La interpretación hegemónica también es global? Por Norman Petrich.

Por Norman Petrich

 

 

Estado de la infodemia (la información viral)

Ante el panorama trastocado que construye el COVID-19 una pregunta relevante gana terreno: ¿Qué tipo de Estado se necesita para proteger a las mayorías?

Otra cuestión secundaria se cuela de soslayo: ¿Qué tipos de Estados hacen visibles los medios hegemónicos y de cuáles sabemos muy poco?

A continuación, una mirada sobre lo que sucede y cómo es presentado. Qué políticas claves tomaron los gobiernos a nivel Estado y su abordaje mediático (cómo fueron presentadas en los medios masivos de comunicación).

Francia: reculando en chancletas ( haciendo lo que hay que hacer)

“La salud no tiene precio, el gobierno movilizará todos los medios necesarios para hacer frente a la crisis sanitaria más grave que Francia ha vivido desde hace un siglo” dijo Emmanuel Macron poniendo en relieve algo que durante las últimas décadas se discutió, atacó y aseveró perimido: que los Estados siguen siendo los principales protagonistas de la política mundial. Cuando las papas queman, las personas buscan protección en los gobiernos nacionales.

Volviendo a Francia como uno de los representantes de esa mirada neoliberal global, resulta interesante que la afirmación de su presidente ponga en tela de juicio la totalidad de la política antisocial que venía desarrollando desde hace tres años. “Yo no tengo dinero mágico”, fue la respuesta el 5 de febrero pasado ante un reclamo del personal de salud pública, personal por el que ahora agita un reconocimiento (https://periodistas-es.com/macron-el-coronavirus-y-la-derrota-del-neoliberalismo-141202).

Estados Unidos cava fosas para su ciudadanía (la supervivencia del más apto)

A Estados Unidos no le va mejor en la lucha contra la pandemia: en un país donde su presidente priorizó la economía a la salud, existen 30 millones de personas que no poseen seguro médico y otras 40 millones que acceden a planes deficientes. Sobrevuela la posibilidad de que, ante el miedo de no poder pagar los tests y tratamientos, no se puedan detectar los contagios y el virus siga propagándose (https://www.pagina12.com.ar/253286-el-coronavirus-expone-las-falencias-del-sistema-de-salud-de-) Como toda respuesta, Donald Trump arremete contra los chinos y la OMS (a la cuál amenaza con desfinanciar), mientras la economía estadounidense es como si “en su totalidad hubiera caído por un agujero negro" según Kathy Bostjancic, principal experta en finanzas de USA por Oxford Economics. (https://www.abc.es/internacional/abci-trump-congela-financiacion-porque-equivoco-pandemia-202004080117_noticia.html)

España e Italia: aceptar la pandemia como última medida (el Estado no alcanza)

España e Italia llevan un juego de espejos que el mismo Borges temería, ya que no son tigres lo que reflejan, sino personas fallecidas. Sin embargo, la prensa hegemónica no pierde oportunidad de intentar establecer una pequeña diferencia, aunque salvaguardando cierto honor que, no casualmente, coincide con intereses políticos. Porque claro, mientras se admite que Roma no previó la crisis (teniendo suficiente tiempo y referencias para hacerlo) se rescata que actuó de inmediato aislando a los pueblos con focos de epidemia. En cambio, el gobierno español, intervino cuando el edificio ya ardía (https://www.abc.es/internacional/abci-italia-y-espana-respuestas-diferentes-para-misma-crisis-202003231546_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F).

Japón: de la negación a la negociación (Estado ambicioso, Estado ineficaz)  

Con el fracaso de Japón en su intento por llevar un ambicioso plan de contención testeando a la mayoría de la población, con resultado insuficiente para detener el virus y que llevó a hacer pruebas sólo a personas con un "alto riesgo de complicación”, además de sugerir el aislamiento (https://www.xataka.com/medicina-y-salud/espana-frente-a-italia-japon-crisis-coronavirus-esto-que-han-hecho-dos-paises-asi-les-ha-ido), a la prensa que le gusta autotitularse como “independiente” le queda muy poco terreno para intentar sostener la muestra de Estados combinados con privados que resulten eficientes en esta lucha, y que respondan a los intereses de quienes ejercen el poder real.

Cristina heroína: un meme en el que "ahorca" a sus rivales se hizo ...

Corea del Sur (Estado previsor, tampoco alcanza)

Como alguna vez lo hicieron con Chile para marcar el éxito de la economía neoliberal, hoy difunden hasta la excitación el triunfo de Corea del Sur sobre el (ahora la) coronavirus.

Difundiendo hasta el hartazgo que este país logró frenar la curva ascendente gracias al uso de la tecnología como respuesta y la colaboración de los privados, parece ser el reflejo que debemos mirar. El uso obligatorio de una app para seguimiento de la población, de identificación facial a través de las cámaras en lugares públicos, la complementación de este tipo de identificación con el análisis de las tarjetas de crédito de quienes se contagian o estuvieron en contacto con un caso confirmado, son libertades individuales que parecen ser sacrificables por la emergencia de la situación. (https://elpais.com/tecnologia/2020-03-13/corea-del-sur-contra-el-coronavirus-tecnologia.html)

No voy a poner eso en discusión sino marcar lo poco que se difunde que Corea del Sur tiene un gasto en salud equivalente al 7,4% de su PBI, y que su Ministerio, como parte de una política de prevención contra enfermedades infecciosas, realizó quince días antes del primer caso confirmado en Wuhan un simulacro cuyos resultados fueron utilizados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC), para desarrollar un algoritmo que les permitió coordinar una rápida respuesta ante la pandemia del COVID 19. (https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/03/30/5e81853efc6c83b14f8b45ce.html) Allí donde algunos quieren ver fortuna hay, en realidad, la presencia preventiva de un Estado.

Lo cual no asegura el éxito rotundo: en las últimas horas se ha encendido una alarma ya que 91 pacientes clasificados como curados han dado positivo nuevamente. (https://www.infobae.com/america/mundo/2020/04/10/alerta-en-corea-del-sur-el-coronavirus-se-reactivo-en-al-menos-51-pacientes-que-habia-sido-dados-de-alta/)

China: origen y sospecha (Estado capitalista y comunista: actuá bien y actúa mal, respectivamente)

Sobre China, país que la OMS destaca por sus rápidas respuestas que le permitieron una igual recuperación, llueven las sospechas de los medios hegemónicos de que no estaría informando las verdaderas cifras sobre la cantidad de fallecidos e infectados, tratamiento que no resulta ni remotamente parecido con Japón, aún cuando las sospechas sobre el país nipón están sostenidas por Corea del Sur. (https://www.infobae.com/america/mundo/2020/04/01/una-investigacion-afirma-que-el-regimen-chino-oculto-al-menos-40-mil-muertes-por-coronavirus-en-wuhan-la-cifra-real-solo-la-saben-ellos/)

Pero, así como de la noche a la mañana, en diciembre de 2019,la prensa parecía saberlo todo sobre China, poco pueden o quieren informarnos sobre Corea del Norte o Rusia, para nombrar dos casos.

Luego del llamado de Xi Jinping “a intensificar la cooperación internacional y fomentar una mayor sinergia para que la humanidad como una pueda ganar la batalla contra esa grave enfermedad infecciosa” (https://www.telesurtv.net/news/china-g20-llama-unidad-mundial-enfrentar-pandemia-covid-19-20200326-0021.html) y como bien afirman desde CLACSO, pareciera que los países que mejor respuesta han tenido frente a la pandemia han sido quienes decidieron proteger a la población trabajadora y vulnerable, invertir en infraestructura pública y eliminar la obsesión con el déficit público, el nivel de deuda y la caída del PBI.

 

Argentina: la prioridad es la salud (salud para hoy, hambre para siempre)

“Nadie se salva solo”, fue el mensaje del presidente Alberto Fernández a los líderes del G20 mientras los llamaba a crear un fondo de emergencia ante el virus.

“Voy a priorizar la vida por sobre la economía” también afirmó nuestro presidente y es una frase que tampoco pasó desapercibida. Fue una expresión para, como llamamos en la jerga deportiva y política, marcar la cancha. Con un Estado recibido en condiciones precarias, tomó medidas taxativas que parecieran prepararnos de la mejor manera (por lo menos es lo que van indicando los números) para el momento más duro que todavía no ha ocurrido. Con un plan de contingencia tanto sanitario como paliativamente económico, apoya sobre el Estado el gran peso del momento.

Y si bien la salud no está en sus mejores condiciones, una perla muestra el camino que queremos apuntalar: miembros del Instituto Malbrán anunciaron que lograron secuenciar los genomas completos de tres pacientes argentinos con coronavirus, lo cual permitiría identificar la versión local, preparar kits eficientes de testeos y soñar con una vacuna a corto/mediano plazo. El mismo Instituto público que fue desfinanciado y desmembrado por el gobierno anterior al echar varios de sus trabajadores que fueron reincorporados por el actual oficialismo. Esta gente es la que logra tener grandes avances científicos.

Lo otro que queda claro es que esa inversión pública, de ahora en más, debe contemplar cómo hacer frente a futuras pandemias para que no sea una constante elegir entre salud y economía. Algo que nos proteja. Como un suave abrazo que admite la inmensidad.