fbpx Cesar Marcos: la clave olvidada de la resistencia
Cultura //// 06.02.2015
Cesar Marcos: la clave olvidada de la resistencia

Entrevista al sociólogo Juan Godoy, quien habla de este un hito político de la izquierda nacional. “Es un personaje silenciado por la superestructura cultural de colonización pedagógica”.



Por Santiago Asorey
Cesar Marcos es uno de los personajes centrales en la organización de la Resistencia Peronista bajó el flagelo represivo de la revolución fusiladora. Fue una de las influencias ideológicas determinantes del padre de la izquierda peronista, John William Cooke; autodidacta, fue un lector precoz de lo complejo: a sus 12 años ya estaba leyendo a Marx…
APU: ¿Quien fue Cesar Marcos, y cual fue su aporte a la resistencia peronista?

Juan Godoy: César Marcos fue un personaje central en la resistencia peronista, uno de sus principales organizadores. Un personaje silenciado por la superestructura cultural de colonización pedagógica. Pero antes de decir algo al respecto, algunos datos biográficos: Marcos nació el 3 de septiembre de 1907, mientras la Argentina se desenvolvía como una semi-colonia británica, y preparaba los festejos del Centenario para mostrar una Argentina próspera, pero unos años antes el Informe Bialet Massé había dejado en claro que esto no era así. Ese es el contexto en el que nace Marcos. De chico trabaja en el Mercado Dorrego, más tarde, al terminar la conscripción se integra a la Compañía de Archivistas en el Ejército, y ahí hay un dato que es que comienza a escribir para otros, tarea que realizará a lo largo de su vida. Durante los años de la Década Infame, sus lecturas del pasado nacional desde una posición revisionista (y latinoamericana), lo llevan a integrar el instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas. Durante la Segunda Guerra Mundial se define como neutral, como una posición soberana, y a partir de la Revolución de 1943, trabaja como Director General de Espectáculos. Durante los años del peronismo se desempeña como asesor del “Bebe” Cooke, y es uno de los impulsores junto con éste de la Revista De Frente.
Con respecto a la Resistencia Peronista, junto con Cooke, Raúl Lagomarsino organizan la Resistencia Peronista a la Revolución Fusiladora. Organiza el Comando Nacional Peronista para organizar las luchas, articularlas. Cae preso poco antes del levantamiento de Valle y Tanco, y en la cárcel sufre torturas, un simulacro de fusilamiento, incluso un dato curioso es que aparece en un matutino porteño el 11 de junio como un fusilado más de los 26 fusilados por la dictadura. Más tarde hará una comparación de los fusilamientos de 1956, con los producidos cien años antes, en 1856, por orden de Mitre sobre las fuerzas de la Confederación en Villamayor, mostrando la violencia oligárquica a lo largo de nuestra historia. Al otro año sale en libertad, la cárcel no lo amedrenta, y redobla los esfuerzos en la organización de la Resistencia. Tan así que ese año logra sacar una publicación, con un nombre que parece una anticipación a lo que vendrá, se llama “El Guerrillero”, allí escribe varios artículos con el seudónimo de Juan Caracas (Juan por Perón, y Caracas porque allí se encontraba Perón en el exilio)


APU ¿Algunos señalan a Cesar Marcos, como referente y maestro de John William Cooke, cuanto hay de cierto en esa lectura?
JG: En cuanto a la relación con John William Cooke, la relación con Marcos es fundamental en la formación del “Bebe”, porque Cooke, de padre Radical Conservador, antes del advenimiento del peronismo era anti-rosista, unitario, rupturista, pro-británico. No escapaba Cooke a la colonización pedagógica. Marcos entabla relación con Cooke en la época de la Revolución del 43. En esta relación Marcos contribuye a la adopción por parte de Cooke de una posición nacional, revolucionaria, de una izquierda ligada a los movimientos nacionales. Recordemos que Marcos es bastante más grande que Cooke, le lleva unos diez años. Así que sí, es cierto, Marcos es una suerte de referente del “Bebe”, una influencia importante. Como decíamos antes Marcos después será asesor del Cooke Diputado, y juntos organizan la Resistencia Peronista. La relación entre ambos es de un profundo compañerismo y amistad. En la gran biografía de Galasso sobre Cooke se rescata esta relación. Años más tarde, ya fallecido Cooke, Marcos es referente en una Unidad Básica que lleva el nombre de John William Cooke.
APU ¿Que representa la figura de Cesar Marcos para la generación del setenta? ¿Y que puntos de contactos encontramos entre su figura y la de la generación de la "Tendencia"?
JG: Marcos, que muere en el año 1987, abría las puertas de su casa para todo compañero que quisiera conversar con él. Es así que aparece como un referente de varios militantes de los setenta. En esos años la Unidad Básica que referíamos anteriormente sirve como punto de encuentro de varios compañeros. Sirve como un espacio de debate, discusión, organización, etc. Marcos entonces encuentra cercanía con estas juventudes nucleadas en “La Tendencia”, como asimismo de los sectores sindicales. Ahora bien Marcos consideraba que una revolución auténtica no surgía de los cuarteles sino más bien en el seno del pueblo, las revoluciones no se improvisan decía, hay que trabajarlas, dejarlas madurar…
APU ¿Cual es la relación de Cesar Marcos con las lecturas de Marx, y como se relaciona esa lectura con su visión sobre el peronismo?
JG: La formación de Marcos es particular, formalmente solo hace la escuela primaria, pero tiene una fuerte formación autodidacta. De muy chico la madre le inculca el hábito de la lectura, es así que antes de los 15 años ya leía profundamente a Marx por ejemplo, pero también otras lecturas, cantidades de libros leía… Figura interesante esta de Marcos, un lector voraz, un tipo que está en la calle, en las fábricas organizando la Resistencia, que escribe y mucho, una particularidad, en general no firmaba sus notas. Sí, hay una que firma, y que relata los años de la Resistencia que salió para el 74, era una Revista que solo sacó dos números que dirigía Hernández Arregui (el último proyecto de este gran Pensador Nacional podríamos decir), que se llamó el primer número Peronismo y Socialismo, y en el segundo Peronismo y Liberación. Es un militante, un cuadro político con todas las letras.
Este Marcos es un peronista intransigente, un tipo que lee Marx, pero no importando acríticamente las ideas del pensador alemán, sino incorporándolas en tanto y en cuanto tengan correspondencia con las necesidades nacionales, es allí que se encuentra con el apoyo a un movimiento nacional que llevó a cabo una Revolución Nacional (aunque no socialista), que quedó inconclusa. Seguramente Marcos debía haber leído también a Trotsky, a Lenin… los escritos sobre la cuestión nacional y los países semi-coloniales, y también había leído y/o seguido muy de cerca las revoluciones nacionales, los movimientos nacionales-populares de Latinoamérica. Cesar Marcos entonces es una figura central en el peronismo revolucionario, artífice de la Resistencia Peronista, consideraba que la misma había impedido, al mantener viva la llama de Perón, la falsificación de la historia que se había producido después de Caseros, y había logrado finalmente, después de largos años de luchas, la Vuelta del General Perón a la Patria.