fbpx Burocracia | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 27.05.2018
Burocracia

Porque la ficción y la realidad no pueden dejar de pensarse como tensión de una construcción, unimos cotidianeidad con arte. El relato Burocracia de Franco Emiliano Muñoz dialoga con el vídeo sobre un actual reclamo dentro de una sede de Metrogas. 

Ilustración por Federico Calandria

Por Franco Emiliano Muñoz

 

“No saben nada, los guardias de seguridad. Quieren adueñarse de todo esto”, pensó Graciela sin saber por qué, luego de media hora de espera para pagar el monotributo y de ver que los guardias iban y venían dentro de San Juan Servicios. La fila le recordaba a un dragón del Año Nuevo Chino y agradeció haber llevado el Tao para convertir el tiempo perdido en algo valioso.

A los cuarenta minutos habilitaron tres cajas más y el dragón pegó un coletazo. Cada uno de sus miembros cobró vida y empezó a adelantarse hacia la zona donde cualquier consumidor calma su ansiedad a través de la acción de dar y recibir, que puede traducirse en “vos me das dinero, yo te doy un mes más de tranquilidad”.

Graciela imaginaba todo esto mientras la distancia hacia el pago se acortaba y tropezó con el chico que estaba adelante: su uniforme impoluto de enfermero y su tranquilidad frente al nerviosismo de los demás le llamaron la atención y pensó en él como un reptil volando en paz.

“¿Por qué la luz está tan fuerte en este lugar?”, le preguntó. “¿No se dan cuenta que la gente se pone más incómoda?”. El chico dragón la miró tiernamente y le contestó “Es para que la clientela esté menos tensa”.

La respuesta dejó pensando a Graciela mientras arrastró sus pantuflas hacia la ventanilla, le extendió su credencial al encargado y dijo “Quiero pagar abril”. El cajero le recibió la tarjeta, le dio un pastillero y la bata blanca volvió.

“No saben nada, los guardias de seguridad. Quieren adueñarse de todo esto”, dijo Graciela con una voz que hizo que Zonda temblara y luego riera frente a sus palabras.“Otra vez escapando de acá, Graciela. Vamos al jardín y contame sobre tu próxima fuga”, le susurró su guía espiritual frente a las pastillas, la bata y la habitación acolchada: el enfermero con el tatuaje de dragón.

"Esto termina mal": Reclamo en Metrogas. Al usuario le cortaron ilegalmente el suminstro de gas por pasarse falta de pago. La burocracia cotidiana es ideológica.

 

Ilustrador Federico Calandria: https://www.facebook.com/calandria.federico/
Franco Emiliano Muñoz: https://bitacoradeunanacoreta.wordpress.com/