fbpx El gobierno le respondió a la jefa militar norteamericana sobre la “base china” en Neuquén | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Ciencia y Tecnología //// 03.05.2022
El gobierno le respondió a la jefa militar norteamericana sobre la “base china” en Neuquén

El Secretario de Políticas y Planificación en Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación explicó de qué se trata la instalación que existe en la Patagonia. 

Por Leandro Andrini

Mario Santucho, conductor junto a Ximena Trodini de Crisis en el Aire (Nacional Rock), afirmó que “no hubo ninguna voz pública que polemizara, comentara, matizara estas declaraciones”, refiriéndose a las efectuadas por la militar estadounidense Laura Richardson, jefa del Comando Sur. Vale indicar que las declaraciones de esta militar (entre otras cuestiones, dijo: “La participación en el narco recorre todos los escalafones del régimen de Maduro”), generala cuatro estrellas, son de marcada injerencia en política interior, y, tal como sostiene Santucho, es llamativo el silencio sobre este aspecto.

Por tal motivo, desde el programa radial citado, estuvieron averiguando sobre la instalación de la estación espacial China en Neuquén y para ello consultaron a Diego Hurtado, quien es el actual Secretario de Políticas y Planificación en Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En esta nota se reproducen, parcialmente, las declaraciones de Hurtado que pueden escucharse completas en el recorte respectivo del programa del sábado 30 de abril.

Según Hurtado, “hay que dar información que pueda ayudar a disipar estas sospechas”. Con respecto a eso, indicó: “La antena, para investigación del espacio profundo, instalada en Neuquén, que surge de un acuerdo entre Argentina y China” y sobre la cual la jefa del Comando Sur insinuó algunas desconfianzas sobre las actividades que China podría estar desarrollando.

En primer lugar “esta antena surge de un acuerdo marco entre gobiernos, entre el gobierno argentino y el gobierno de la República Popular China” y, dentro de este acuerdo, “un acuerdo entre la provincia de Neuquén, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y CLTC una agencia espacial china para investigación del espacio profundo”.

En este acuerdo, en particular, que la Argentina –a través de la CONAE- “se beneficiará con, como mínimo, el uso del 10% del tiempo de esta antena; de hecho hoy se está usando para llevar algún proyecto del Instituto Argentino de Radioastronomía”. Además, “hace 4 años se organizó una visita de agregados científicos de varias embajadas” incluidos los representantes de Estados Unidos y España.

“Se trata de una antena, instalada en un país soberano, que tiene mucha experiencia en el desarrollo de investigaciones y en el desarrollo de tecnología aeroespacial, por lo menos desde la década de los ’60 y desde la creación de la CONAE en 1991 se intensifica en lo que tiene que ver en el área, por ejemplo, satelital, incluidas cooperaciones con los Estados Unidos –con la Agencia NASA–”. Debe decirse también que “hay una antena de las mismas características de la antena de Neuquén, pero que está instalada en la provincia de Mendoza y que fue instalada por la Agencia Espacial Europea”.

Por otro lado, Hurtado vinculó esto a la misión de los Estados Unidos “que vino a la Argentina en febrero de este año para el Comité Permanente de Argentina – Estados Unidos en temas nucleares, donde esta delegación –además de reunirse con la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Autoridad Regulatoria Nuclear– se reunió con autoridades del gobierno argentino y con la empresa Nucleoeléctrica”. Y agregó que a lo que asistimos es “a una delegación de los Estados Unidos que intenta, en algún sentido, asustarnos como si fuéramos niños respecto de cualquier colaboración en estos sectores tecnológicos con China”. En el sector nuclear, Argentina “tiene capacidades muy robustas y autónomas” las que siempre han sido orientadas hacia fines pacíficos.

El secretario extrae, a modo de conclusión o moraleja, que “nuestra política exterior debería tener un posicionamiento firme, tiene que poder proteger estas iniciativas nacionales, es decir, las posibilidades de aprendizaje, acumulación de capacidades autónomas que nuestro país pueda adquirir a partir de sus socios”. Esto es, “los socios que como país soberano podemos seleccionar en sectores estratégicos: aquellos sectores que nuestro país decide que son estratégicos como el sector nuclear, el sector espacial, el sector de medicamentos y vacunas, sectores como el aeronáutico, el naval, o los bienes de capital, por ejemplo, en electromecánica, tecnologías digitales, o semillas para citar algunos que entendemos que son las llaves para transformar nuestras capacidades productivas, para generar puestos de trabajo, para generar un país más equitativo, con más inclusión, y ampliación de derechos”.

Frente a las dudas sembradas por la jefa del Comando Sur, Diego Hurtado contrapone la posición de soberanía, y la necesidad del ejercicio político soberano. Debe remarcarse que los acuerdos que esta militar estadounidense pone en duda fueron firmados bajo el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, legitimados por el Congreso Nacional, y supeditados a los controles internacionales que los mismos implican, por lo que en sus suposiciones soslaya el ejercicio que como pueblo nos hemos dado mediante la Constitución que nos rige, aunque también como pueblo soberano nos sea dable en debatir si esta constitución es perfectible.