fbpx Adriana Serquis: ¿Por qué la energía nuclear es clave para el desarrollo nacional? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Ciencia y Tecnología //// 23.05.2022
Adriana Serquis: ¿Por qué la energía nuclear es clave para el desarrollo nacional?

Agencia Paco Urondo dialogó con la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) e investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). "La energía nuclear es parte de un proyecto de país soberano, desarrollado y con justicia social", aseguró Serquis. 

Por Josefina Figueroa | Fotos: Noelia Guevara 

Agencia Paco Urondo: ¿Qué es la energía nuclear (E.N.) y cómo se encuentra su desarrollo nacional?
 
Adriana Serquis: Hay dos tipos. Una que se obtiene por fisión, la reacción que se produce en una central nuclear, y  otra llamada energía nuclear que viene de una reacción por fusión, que se da en forma natural en las estrellas como el sol y que aun la ciencia no controla, aunque está en proceso. La que se usa en todas las centrales nucleares del mundo es la energía nuclear por reacciones de fisión y se consigue en el proceso de concentrar una gran cantidad de átomos grandes e inestables (como el 235U. o isótopo 235 del uranio) que al partirse en átomos más pequeños libera muchísima energía. Por eso se produce en lugares muy controlados, justamente para evitar las reacciones en cadena como la que puede llegar a producirse en una bomba atómica. Eso no quiere decir de ninguna manera que las centrales nucleares puedan convertirse en bombas, pero por la potencialidad, todo el material fisionable está bajo regulaciones internacionales muy estrictas. Toda la industria nuclear está bajo controles muy particulares que no tienen otras
industrias.

Agencia Paco Urondo: ¿Qué potencialidad tiene para nosotros esta industria?

Adriana Serquis: Principalmente significa soberanía energética, es decir, menos dependencia para funcionar en la vida cotidiana y producir. Por otro lado, hoy, la industria nuclear provee entre un 5 y un 10% de nuestra capacidad eléctrica y es parte de lo que llamamos energía de base. Una pequeña proporción que deberíamos aumentar para diversificar nuestra matriz energética basada más 70% en combustibles fósiles que provocan gases de efecto invernadero. Tenemos un compromiso como país de bajar las emisiones para el 2030 y llegar a casi 0 para el 2050, según el compromiso internacional de contribuir a mitigar el calentamiento global. Esto implica transicionar hacia una matriz energética más limpia y eso requiere una mayor producción de energías renovables como la solar, eólica, hidráulica y, por supuesto, la nuclear.

Agencia Paco Urondo: ¿Ser un país que solo produzca energía verde?

Adriana Serquis: Energía sustentable debe ser sinónimo de posible, redituable y accesible en cada rincón del territorio. En este sentido, creo que debemos ir a una matriz diversificada, aprovechando las capacidades en las diferentes regiones del país. Tenemos que aprovechar la energía eólica en el sur, la solar en el norte, la hidráulica en donde ya hay represas, y seguir desarrollando la energía nuclear que nos da una base continua. Con esto me refiero a que esas otras energías son intermitentes porque dependen de las condiciones climáticas y naturales (la solar de noche no acumula, por ejemplo). La nuclear nos da una capacidad estable.
Esto nos permitiría desarrollar una matriz energética más sustentable y económica para garantizar el acceso tanto de nuestra población como de todos los sectores industriales. Tener energía cara iría en detrimento del desarrollo económico y, por lo tanto, de los sectores más vulnerables. 

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo nos posicionamos respecto del mundo en cuanto al desarrollo de E.N.?

Adriana Serquis: Estamos muy bien porque nuestra industria nuclear tiene años y, por ende, hemos acumulado mucho conocimiento. Eso nos permite que las centrales nucleares nacionales sean operadas por argentinos y argentinas, y tendríamos los saberes para poder desarrollar nuestra propia central nuclear de potencia, la tendencia hacia la que está yendo el mundo. Yendo puntualmente a tu pregunta, a nivel mundial nos encontramos dentro de la lista de países capaces de controlar todo el ciclo de combustible de las centrales nucleares como las de Atucha y Embalse. Aunque no producimos uranio enriquecido de manera comercial, tenemos la tecnología para hacerlo, y ese uranio es el que utilizan las centrales nucleares de potencia, que tienen tecnologías más nuevas. Tener la tecnología nos habilita tanto a comprar como a vender.  Además, junto con Brasil somos considerados los países con mayor tecnología nuclear de la región.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Qué es el CAREM y qué lo diferencia de una central nuclear convencional?

Adriana Serquis: Es un prototipo de central nuclear de  los llamados reactores modulares pequeños y medianos. Por un lado, en un tamaño mucho menor, cuenta con sistemas de seguridad auto regulados, es decir, previenen accidentes por su propia lógica sin energía extra. La otra ventaja, en el mismo sentido, es que al ser más chico, requieren menos inversión y los podés ubicar de forma aislada (sin estar conectado a la red) en los lugares que se necesite, por ejemplo, al lado del mar para desalinizar el agua. Además, en Argentina podemos construirlo con más de un 70% de integración nacional, es decir que no necesitás importar los materiales para fabricarlo. En el mundo hay muchos proyectos del tipo CAREM, pero en construcción, son pocos. Nosotros fuimos de los primeros en comenzar la construcción, pero con nuestros vaivenes políticos no vamos a ser los primeros en terminarlos, China y Corea también tienen lo propio en construcción y Estados Unidos está por comenzar el propio, que pretenden terminar para 2027. 

Dicho esto, vale aclarar que el CAREM no es un proyecto que compita con la posibiliad de instalación de grandes centrales nucleares, como la de Atucha III, por ahora son proyectos que van en paralelo y ambos necesarios.

Agencia Paco Urondo: ¿Entonces estamos compitiendo con grandes potencias?

Adriana Serquis: Sí, y con un diseño completamente argentino. Estamos en etapa de ver todas las posibles fallas para mejorarlas y poder llegar a un producto exportable, por lo que estamos ya estableciendo interacciones con países interesados.

Agencia Paco Urondo: ¿Qué prolonga la concreción del proyecto?

Adriana Serquis: Cuando yo inicié la gestión, hace un año, el proyecto estaba un poco paralizado  y venía con un cronograma como para ser terminado en el 24/25, pero cuando empezamos a motorizarlo, cambió la persona que está a cargo de ese proyecto, empezamos a ver las incongruencias que traía. Actualmente, la gerente es una ingeniera joven del área computación científica, Sol Pedre, y ella comenzó a ver falencias. Entre ellas, encontró que la empresa que estaba a cargo de la construcción había entrado en quiebra, grandes partes del sistema no habían sido bien gestionadas, varios de los grupos de trabajo no estaban funcionando bien, y en base a eso, empezamos a pensar un cronograma más realista. A todo esto, a fines del año pasado, no pudo salir la ley de presupuesto 2022, en la que estaba contemplado el desarrollo de este proyecto. Por eso ahora estamos esperando un decreto que pueda suplir el financiamiento para este año. Asimismo, hay algunas cuestiones técnicas a resolver, pero que se están contemplando con investigación. Y se está trabajando con la cadena de valores para desarrollar la industria metalmecánica y garantizar todos los componentes que se van a necesitar para terminarlo en 2026 y ponerlo en marcha en el 2027.   En paralelo, estamos trabajando con un equipo enfocado en la parte comercial: los valores que tendría, la envergadura, etc.

Agencia Paco Urondo: ¿Cuentan con el apoyo político suficiente?

Adriana Serquis: Existe apoyo político, pero necesitamos que se materialice, por ejemplo y fundamentalmente en concretar el presupuesto. Es una inversión a sostener por unos años hasta que se ponga en marcha. Las industrias que se comprometen con los componentes necesarios deben saber que va a haber presupuesto y que va a ser rentable y próspero. Para esto, también necesitamos una industria que vaya prosperando y creciendo.
Contar con presupuesto es clave para este proyecto en particular, y para otros como el Reactor de Investigación Multipropósito para la fabricación de radioisótopos para el desarrollo de medicina nuclear de la región como también para la puesta en marcha de una sede de generación de neutrones que para el área de investigación es única en América Latina.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Competir con los grandes países que mencionaba dificulta o le da fuerza al proceso?

Adriana Serquis: Hay presiones de todos lados. Hacia adentro, es un incentivo porque tenemos enfrente una oportunidad enorme que no deberíamos perder, entonces nos posiciona. Por otro lado, desde el exterior empiezan a aparecer presiones de países que no sabemos si quieren ser aliados o si quieren entender lo que hacemos para poner trabas. En este sentido, como no existen normativas internacionales sobre cosas que no están creadas, ser partícipes de la creación de esas normativas, para que después no nos impidan exportar o tener nuestro proyecto dentro del juego, es importante. Y ahí no sabemos cómo van a jugar otros actores. Si van más rápido, pueden generarnos presiones que nos impidan avanzar en posicionar al CAREM como un producto exportable.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Ahí también se requiere apoyo político, entonces, pero más en términos de soberanía?

Adriana Serquis: Exactamente, y eso es lo que buscamos. En la interacción con Estados Unidos, en un encuentro anual, pedimos demorar que hablen del CAREM para estar más preparados al momento de presentarlo. En ese sentido, esperamos todo el apoyo porque estamos ejerciendo una defensa soberana.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Cómo se utilizará internamente el CAREM y qué cosas podría mejorar de nuestras vidas?

Adriana Serquis: Bueno, por un lado nos beneficiaría generando divisas con la comercialización. Por otro, a nivel energético, el CAREM aporta poquito (32MW), pero agregaría estabilidad para evitar cortes de luz. Una vez que lo tengamos, habría que ver qué cantidad de inversión podemos poner a disposición para crear muchos generadores y ubicarlos en diferentes rincones del país. Es decir, pueblitos que necesiten energía, o para hacer más sustentable la industria minera. Y a su vez, el extra de calor que tienen estos reactores podría utilizarse para generar hidrógeno rosa. Todo esto implica capacitación, calificación y, sobre todo, puestos de trabajo. Entonces implicaría más lugares para trabajar y desarrollar conocimiento. Desarrollarnos y apostar a la soberanía tecnológica hacen más fácil la vida de la gente.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Desarrollar tecnología nuclear aportaría a la construcción de un país más justo, soberano e independiente?

Adriana Serquis: Absolutamente, la energía nuclear es parte de un proyecto de país soberano, con mayor crecimiento y justicia social. Tener un montón de pequeñas industrias calificadas para desarrollar y vender componentes implica más trabajo nacional con agregado de valor. Me parece que nos tenemos que animar a soñar en grande porque somos capaces de poder tener una industria, tecnología y desarrollo del conocimiento puestos al servicio de la justicia social para los argentinos y argentinas.
 
Agencia Paco Urondo: ¿Hay científicas trabajando en el proyecto del CAREM?

Adriana Serquis: En el sector nuclear somos menos mujeres que en otras áreas de la ciencia. En la CONEA tenemos un 34% de científicas/tecnólogas, y muchas de ellas se dedican al área administrativa o no tan técnica. Ni hablar en las posiciones de jerarquía, donde se ven menos mujeres aún. Entonces sí, tenemos en la obra civil, electrónica, en el desarrollo de instrumentos y en la física, pero el porcentaje es poco. Creo que para mejorar eso, necesitamos generar climas de trabajo que sean más acordes a tener buenas relaciones donde no se sienta una presión por demostrar que podemos o tenemos que ser mejores.  

Agencia Paco Urondo: Entonces, cuando esté terminado, ¿vamos a poder decir que uno de los desarrollos tecnológicos nacionales más importantes de nuestra historia estuvo pensado y ejecutado por científicas argentinas? 

Adriana Serquis: No en una mayoría, como nos gustaría,  pero tener de gerenta una mujer y buscar un cambio, ya es muy positivo. Sin dudas estamos intentando promocionar la inclusión y en este proyecto (CAREM) hay científicas y tecnólogas trabajando en diferentes instancias que llegan hasta la producción del combustible que va a tener esta central.