fbpx Villa Soldati: la Policía Federal acusada por un caso de gatillo fácil
Violencia Institucional //// 14.10.2016
Villa Soldati: la Policía Federal acusada por un caso de gatillo fácil

En el hecho está implicado un efectivo de la fuerza federal, quien mató de un disparo en la cabeza a Maximiliano Ayala (19).

Por Santiago Haber Ahumada
El 9 de octubre falleció Maximiliano Ayala (19), el joven fue baleado por un efectivo de la Policía Federal en Villa Soldati. Estuvo tres días internado en el Hospital Santojanni con muerte cerebral, producto de las heridas provocadas por el disparo en la cabeza.
En el mediodía del viernes 7 de octubre, en las avenidas Lacarra y Fernández de la Cruz, Villa Soldati, luego de una discusión de tránsito, el agente de la fuerza de seguridad -vestido de civil- le disparó un tiro por la espalda, sin otorgarle la posibilidad de resistirse. La bala ingresó por la nuca y atravesó la cabeza de Maximiliano.
El autor del disparo es un efectivo de la Comisaría nº36 de la Policía Federal. Fuentes de esa misma fuerza de seguridad informaron que Maximiliano intentó asaltar un vehículo en el que se encontraba el agente, quien “dio la voz de alto” y, ante la falta de respuesta, gatilló su arma.
La familia de Ayala denuncia que se trató de un caso de gatillo fácil. Según Belén, su pareja, había ido “con un amigo a cargar nafta”. Ezequiel, hermano de Maximiliano, expresó que “los vecinos dicen que fue una pequeña discusión y cuando intentó subir a la moto este muchacho le pega un balazo por la espalda, no se presentó como policía. No aparece el asesino, no nos quieren dar el número del juzgado, queremos saber de qué comisaría es, de dónde apareció esta persona, cómo puede ser que haya un asesino suelto matando gente”.
Por su parte, el padre de Maximiliano también le reclamó a la justicia que le brindaran la identidad del efectivo implicado en el hecho, y que le informaran si está detenido o no. “Cuando él le pega a mi hijo se quiere ir, sale la gente y lo agarra, pero vino la jueza y el secretario. Ahora que mi hijo murió no viene nadie y nosotros no sabemos si está detenido”, expresó.