fbpx Santiago del Estero: el Mocase denunció el brutal desalojo y ataque a una familia de campesinos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 15.10.2018
Santiago del Estero: el Mocase denunció el brutal desalojo y ataque a una familia de campesinos

“Durante este violento desalojo se realizaron destrozos, amenazaron de muerte, mataron los perros,  desaparecieron las doscientas 200 cabezas de ganado, dispararon balas de goma e incendiaron el rancho de la familia”, detallaron desde el Mocase. 

Por Mesa Provincial de Tierra-Mocase

El 12 de octubre del años 2018,  en el Dpto. Pellegrini cerca de las 10 hs se hicieron presentes en el Paraje de Suncho Pampa ubicado a 260 km. de la ciudad Capital de Santiago del Estero, Policía de la Comisaria de El Mojón con el Oficial Inspector José Francisco Corvalan, el Oficial Ayudante Leonel Moreno, Cabo 1ro Roberto Corvalan,  División  de Prevención de Nueva Esperanza, el Agente Roldan y otros, en total de diez (10) policías aproximadamente, junto al Oficial de Justicia  Dr. Luis Rodolfo Scillia y el Sr. Néstor Quesada con dos (2) camionetas con personas a su cargo, ingresando de manera violenta al lugar donde sólo se encontraba Héctor Reyes Corvalan, poseedor del lote,  ejecutando un desalojo ordenado por la Dra. María Cecilia Paskevicius Juzgado Civil de Tercera Nominación, magistrada que en reiteradas oportunidades emitió órdenes judiciales en contra de los derechos Campesinos e Indígenas de las familias y sus territorios.

Durante este violento desalojo se realizaron destrozos (hornos, cercos, entre otros),  amenazaron de muerte, mataron los perros,  desaparecieron las doscientas (200) cabezas de ganado, dispararon balas de goma e incendiaron el rancho de la familia, hechos gravísimos donde sufrió heridas de gravedad el compañero Héctor Reyes Corvalan, con quemaduras en todo su cuerpo y heridas de bala de goma. El mismo fue trasladado de manera urgente a la vecina provincia de Tucumán, con diagnostico grave, y se encuentra alojado en terapia intensiva. 

El conflicto por este territorio data de agosto del 2012, con el empresario cordobés Néstor Quesada, quien pretende tomar posesión del lote desde esta época. Las hectáreas en conflicto son un total de 270, y reivindicamos que al lugar lo poseen Héctor Reyes Corvalan, María Rosa Frías, Ramón Díaz, Ana Corvalan, José Luis Corvalan. Las familias conjuntamente con organizaciones zonales, la Mesa Parroquial de Tierra Nueva Esperanza vienen resistiendo, no sólo el desalojo, sino la violencia ejercida durante todos estos años por el Sr. Quesada y personas a su cargo, quienes en múltiples ocasiones realizaron amenazas de muerte con armas de fuego, daño en el campo, incendio de cercos, matanzas de animales, todas situaciones que fueron denunciadas. 

La violencia estructural que concentra casi el 75 por ciento de tierras cultivables en solo el 15 por ciento de empresarios del agronegocio, sigue poniendo en riesgo la permanencia y la vida de los sistemas campesinos e indígenas. 

Hacemos responsables de intento de homicidio contra Héctor Reyes Corvalan, de la violencia ejercida, y de todos los delitos causados a la familia campesina a Néstor Quesada, a todos los policías participes del hecho, como así también al Oficial de Justicia Dr. Luis Scillia de quienes pedimos inmediata detención.  Denunciamos los modos de actuación de las fuerzas públicas siempre resguardando a los empresarios y vulnerando la vida de las personas.

Las familias Campesinas e Indígenas de Santiago del Estero siguen resistiendo al despojo, atropello y violencia de mano de empresarios, gobiernos y sistema de justicia que vulneran cotidianamente, como hace más de 500 años, los derechos de los Pueblos a sus Territorios.

La situación sigue en estado de alerta y peligrosidad ya que el empresario junto a su banda armada sigue permaneciendo en el campo de la Flia. Corvalan.
Desde nuestras Organizaciones decimos: ¡Basta! Ni un metro más, la tierra es nuestra. Justicia para la familia Corvalan.