fbpx La Policía Metropolitana baleó a un joven
Violencia Institucional //// 09.11.2015
La Policía Metropolitana baleó a un joven

Los vecinos denuncian que un efectivo de la policía metropolitana disparó tres tiros a un joven en La Boca. Se encuentra en grave estado.

 

El hecho de violencia policial sucedió ayer por la tarde en la intersección de Martín Rodríguez y Villafañe en el barrio porteño de La Boca. Un joven, que cuida autos en el restaurant Il Matarello, salía de una panadería, discutió con un oficial de la Policía Metropolitana quien le disparó a corta distancia tres tiros: dos en las piernas y uno en la nuca. Lucas Cabello, de 20 años, se encuentra internado en grave estado en el hospital Argerich.

La pareja de la víctima se encontraba cerca de lugar con la hija de dos años; ambas presenciaron los disparos a quemarropa del oficial de la Metropolitana. Vecinos que también fueron testigos intentaron realizar la denuncia en la Comisaría 24 de La Boca, pero los policías se negaron a tomarla. 

Asimismo, las personas que estuvieron presentes denunciaron que la policía quiere instalar una versión falsa: la del tiroteo. Por la noche vecinos de Lucas cortaron la esquina cercana reclamando por justicia. Se trata de un nuevo acto de violencia institucional en un barrio donde la Metropolitana ya fue denunciada por la muerte de Nehuen Rodríguez el 15 de diciembre del 2014. La Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) del Ministerio Público Fiscal esta interviniendo en el acompañamiento a la familia de la victima, junto a la abogada Gabriela Carpineti.

Familiares y vecinos desacreditaron la versión policial repudiando en la redes sociales el hecho: "La policía baleó en la cabeza a un pibe y... ¿ustedes creen la versión de la propia fuerza? Lucas no es un delincuente, es un vecino de La Boca, un barrio donde los pibes sufren violencia institucional y social a diario, donde no hay clubes para que pateen una pelota, donde cierran o vacían los programas de contención, donde los psicólogos de las salitas no dan abasto. Sus viejos laburan, él se la rebusca acomodando autos los fines de semana en el restoran más caro de La Boca que, paradójicamente, está en la misma cuadra donde él vive y donde este policía de la Metropolitana le pegó tres tiros por una discusión."