fbpx La Boca recordó a Nehuén Rodríguez, el joven atropellado por un patrullero de la Metropolitana | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 11.11.2020
La Boca recordó a Nehuén Rodríguez, el joven atropellado por un patrullero de la Metropolitana

AGENCIA PACO URONDO dialogó con Roxana Cainzos, la mamá del joven atropellado y muerto por un móvil policial hace seis años, sobre el festival que se organizó en el barrio de la Boca en el día en que Nehuén hubiera cumplido 24 años. 
 

Por Mariano Nieva | Foto: Mariano Nieva

En comunicación con AGENCIA PACO URONDO, Roxana Cainzos repasó todo lo vivido en la jornada en que amigos/as, familiares y organizaciones sociales y políticas se convocaron para recordar a su hijo Nehuén Rodriguez. Además, se refirió de cómo está la causa por estos días y del documento que se leyó al momento de emplazar el tríptico con el rostro del joven muerto por un patrullero de la por entonces Policía Metropolitana, el 15 de diciembre de 2014, en la intersección de las avenidas Almirante Brown y Martín García, del barrio de La Boca.

Agencia Paco Urondo: ¿Qué nos puede contar de lo que se vivió en la jornada del sábado pasado en el barrio de La Boca en el día en que Nehuén hubiera cumplido 24 años? 

Roxana Cainzos: La verdad fue una jornada cargada de mucha emoción. Además,  fue la primera vez que mi hijo mayor Nicolás, se animó a hablar en público y mi hija escribió una carta para Nehuén. Porque todo lo que pasó, a ellos en particular, les costó muchísimo. Por eso, recién ahora se animaron a escribir y decir unas palabras. Después me llenó el alma la presencia, a pesar de la pandemia, de las mamás que también perdieron a sus hijos/as por distintos casos de violencia institucional. Y la juventud que forma el Colectivo de Justica por Nehuén, que son todos/as chicos/as muy jovencitos/as, que además tuvieron que pasar por esto teniendo 17 años porque la mayoría eran compañeros/as de colegio de mi hijo en el Bernardino Rivadavia del barrio de San Telmo. Muchos/as de estos/as pibes/as hoy en día pertenecen a organizaciones sociales como militantes, porque tomaron conciencia y compromiso. Por otra parte, también hay artistas jóvenes que están haciendo rap y escribiendo canciones sobre lo que pasa con la policía en los barrios populares.  

APU: Cuéntenos algo más sobre el Colectivo de Justicia por Nehuén. ¿Cómo se formó?

RC: La mayoría de los/as chicos/as del Colectivo habían terminado hacia 15 días el quinto año del colegio junto a Nehuén cuando el patrullero de la Metropolitana lo atropelló y lo mató. Después se sumaron otros/as alumnos/as porque en la institución se hicieron varias actividades después de lo que pasó y se engancharon para colaborar. Y es hermoso verlos después de casi seis años del hecho que sigan las luchas por otros/as pibes/as. A ellos/as, lo sucedido con mi hijo les abrió la cabeza y a su vez me la abrieron a mí. Nehuén iba al Normal N° 3 porque yo fui ahí a ese colegio de chica y como lo quería mucho lo mandé a él también. 

APU: ¿Cómo sigue la causa por estos días?

RC: Nosotros seguimos esperando a Casación porque la justica le dio sólo tres años a Daniel Castagnasso, el policía que conducía el móvil sin sirena y que cruzó con el semáforo en rojo. Y no quedó preso porque tendría que recibir una codena mínima de tres años y un día. Por otra parte, el otro agente que estaba siendo investigado por falso testimonio, José Daniel Soria Barba, a los pocos meses fue detenido por robar droga de una quema. Además, vivimos toda una situación de injusticia e impunidad porque el fiscal que atiende la causa es Marcelo Saint Jean, hijo del ex gobernador bonaerense de la dictadura genocida Ibérico Saint Jean. Por todo esto es que también peleamos por la justicia social. Agradeciendo mucho a un conjunto de medios comunitarios que siempre nos acompañan con radios abiertas en todas las audiencias y así nos llenan de fuerza y esperanza.

APU: A casi seis años del asesinato de Nehuén y a la espera de que finalmente se haga justicia. ¿Cómo transcurren sus días?

RC: Para mí los días que van pasando son muy difíciles aunque siempre intento recordar lo mejor. Pero el dolor sigue estando más allá de tratar de convertirlo en lucha siguiendo siempre el legado que Nehuén dejó para poder salvar a otros/as pibes/as que corren el mismo riego. Porque como dice un lema “los/as chicos/as no son peligrosos/as. Están en peligro” y más con las fuerzas de seguridad que tenemos con las cuales estamos cada vez peor.

A continuación el documento completo que se leyó durante la jornada:

No es la primera vez que atacan contra la memoria del barrio. A dos días del 24 de marzo de este año, arrancaron el chapón de casi dos metros de altura con la imágen de Nehuén.

El mismo lo habíamos colocado junto a las vecinas, vecinos y organizaciones del barrio no sólo para conmemorarlo, sino también para denunciar la violencia e impunidad con la que se maneja la policía. Este acto difícilmente podía leerse en términos que no fueran el de un amedrentamiento contra quienes nos organizamos y luchamos por esta causa, que además es referencia de tantas otras.

En un contexto en donde todavía persisten las políticas de persecución a nuestros/as jóvenes, las fuerzas se imponen con manejos turbios y nos dejan su mensaje marcando que poder tienen. No casualmente esta reacción se enmarcó a días de la fecha donde recordamos y levantamos la bandera de les 30 mil desaparecidos/as.

En continuidad a la lucha de las Madres de Plaza de Mayo, las Madres Contra el Gatillo Fácil supimos construir un camino de organización donde día a día generamos conciencia oponiéndonos al sentido común impuesto, formando un espacio en el que luchamos por la memoria, por Nehuén y por todos los pibes y las pibas que son arrebatados injustamente. 

A consecuencia de este acto, no nos quedamos de brazos cruzados, en el día de su cumpleaños, como cada año, decidimos seguir luchando contra la impunidad y el olvido impuesto, por eso hoy colocamos nuevamente su imágen, porque seguimos denunciando la violencia e impunidad policial. 

Hoy y siempre ¡Nehuén Presente!