fbpx Córdoba: “Pusieron en Estado de sitio a los barrios populares”
Violencia Institucional //// 11.05.2015
Córdoba: “Pusieron en Estado de sitio a los barrios populares”

En una razia, la policía provincial detuvo a 350 jóvenes. Les aplicaron un controversial código de faltas que es criticado por organismos sociales y de derechos humanos.

Por Florencia Gordillo
Trescientos cincuenta jóvenes detenidos, todos inocentes; encuentran muerto a Nicolás Peralta en el Complejo Esperanza; un oficial retirado intervino en un enfrentamiento entre vecinos con un arma de fuego: Brian “Pimpollo” Guaima muere.  No son hechos aislados que ocurren casualmente el mismo fin de semana. Es parte de la campaña electoral de De La Sota: vender seguridad.
Sin órdenes de allanamiento, el fin de semana se realizaron mega-operativos policiales en Córdoba. Utilizaron el Código de Faltas como herramienta para perseguir y estigmatizar a los sectores más vulnerables de la sociedad. El resultado: 350 jóvenes detenidos, solo uno por un delito. Lo que pasó en los últimos días ocurre todo el tiempo, se visibilizó por la magnitud de los operativos.
El reclamo de los sectores sociales por inseguridad en la provincia derivó en la razia policial: ocuparon barrios, allanaron viviendas sin orden de un juez; los jóvenes que se llevaron detenidos arbitrariamente permanecieron hacinados en las celdas, algunos a la intemperie.  “Pusieron en Estado de sitio a los barrios populares” dijo Lucas Bruno, representante en Córdoba de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional.
En el subsuelo de Radio Nacional tuvo lugar una conferencia de prensa donde diversas organizaciones sociales firmaron un pedido de audiencia. Luego lo presentaron ante el Tribunal Superior de Justicia y la Fiscalía General de la Provincia para que se investigue sobre lo ocurrido. La fuerza policial considera que se trató de un “operativo exitoso”.
“Un ciudadano no puede ser reprimido por el Estado por ser, por pensar, por su elección sexual, por hacer uso del legítimo derecho de protesta. Lo que se necesita para que haya más seguridad es inclusión y salarios dignos” dijo esta mañana Claudio Orosz, abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.
Silvia Toledo es la madre de Nicolás Peralta. Fue a la conferencia porque quiere saber qué pasó con su hijo. Nicolás estaba castigado en una celda del Complejo Esperanza. No tenía colchón, mucho menos sábanas. El viernes a las dos de la tarde le avisaron a Silvia que encontraron muerto a Nicolás: se había ahorcado con una sábana. Su hermano fotografió el cuerpo: tiene moretones en los brazos y algunos en la cara, el cuello no tiene marcas.  “Estuvo cinco meses preso, mirá si se va a matar justo la semana que va a salir” dijo su madre. Nicolás ayer hubiera recuperado la libertad.
Un joven al finalizar la conferencia informó que ayer, mientras realizaban un corte de calle en barrio Observatorio por la muerte del “Pimpollo” Guaima, se llevaron detenidos cuatro jóvenes, tres de ellos son primos de Brian. La policía esperó a que volvieran de a uno a sus hogares para detenerlos en el camino. Brian murió el sábado. Según contaron vecinos de la zona, se produjo un enfrentamiento entre barrio Observatorio y barrio Güemes. Un policía retirado vio lo que sucedía e intervino con su arma de fuego: el disparo alcanzó a Brian.
El jueves a las 17 horas habrá una marcha que exige la destitución del Jefe de Policía que actualmente está imputado por coacción y está al frente de una estructura policial sospechada de corrupción e investigada por vínculos con el narcotráfico. “Basta de operativos de saturación policial en los barrios. Basta de represión y de gatillo fácil” son también consignas parte de la convocatoria que logró un reclamo unificado de diversas agrupaciones políticas y organizaciones sociales.