fbpx Telecom: despiden a un trabajador que quiso ser delegado
Sindicales //// 02.07.2010
Telecom: despiden a un trabajador que quiso ser delegado

Córdoba (Agencia Paco Urondo, publicado en ACTA) Manuel Salguero, trabajador de la empresa Telecom de la provincia de Córdoba que se postulaba como delegado, fue despedido como consecuencia de su actividad gremial. A eso se suma el agravante de que el despido fue posterior a que la Justicia ordenara cautelarmente que no se realizara su traslado a la ciudad de Salta. La CTA instó a la empresa a rectificar la medida y anunció que, caso contrario, presentará el caso ante la OIT.
“Nosotros nos presentamos ante el sindicato y el Ministerio de Trabajo porque queríamos elegir delegado en nuestro lugar de trabajo, en el Edificio Alvear de la ciudad de Córdoba. Enseguida empezó la persecución. El sindicato ni apareció y la empresa intentó trasladarme a Salta. Al final, como la Justicia falló a mi favor, Telecom me despide diciendo que no me presenté en mi lugar de trabajo”, contó a ACTA Salguero, quien se encuentra en la Capital Federal realizando gestiones con distintos gremios y federaciones del sector.
La CTA de Córdoba, así como los dirigentes de la Central a nivel nacional, también acompañaron en su reclamo al trabajador telefónico. En una carta enviada al Presidente de la compañía, Hugo Yasky, secretario general de la CTA, expresó que “no cabe duda de que este despido es discriminatorio y consecuencia directa de su actividad sindical. Es clara la violación de los convenios 87, 98 y 111 de la OIT; de la ley 23.551 y de la ley antidiscriminatoria 23.592. Invitamos a Ud. a rectificar dicha medida y a reinstalar a Manuel Salguero en su lugar habitual de trabajo en la provincia de Córdoba. Caso contrario, iniciaremos queja ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT”, dice la misiva enviada ayer.
Según explicaron los letrados de la CTA que llevan adelante el caso, después de recibir el aviso de traslado el 31 de marzo pasado, comenzaron las acciones judiciales por discriminación ya que no existía causa ni queja alguna referida al orden laboral o personal de Salguero. Un mes más tarde la Justicia se expidió a favor del trabajador y ordenó a Telecom que “se abstenga de modificar las condiciones laborales del actor hasta que se sustancie el presente incidente”.
Pero ocurrió todo lo contrario. El 23 de abril Salguero recibió el telegrama de despido. “Todo esto sucede porque con mis compañeros logramos que intervenga el Ministerio de Trabajo y se convoque a elección de delegados. Tan simple como eso. Yo era candidato porque habíamos resuelto que necesitábamos tener representación. Y bueno, así respondió la empresa. Por suerte sigo teniendo el apoyo de mis compañeros de trabajo y de muchas organizaciones sindicales”, expresa el trabajador durante la entrevista.
Además, recordó que antes del despido la empresa intentó por todos los medios convencerlo de su traslado. “Me ofrecieron irme a Salta con un mayor nivel gerencial, con beneficios superiores a lo que dice el Convenio, me alquilaban vivienda y me daban viajes en avión para que pudiera visitar a mi familia. Hasta llegaron a ofrecerme el traslado a Catamarca, que está más cerca, y hasta me daban tres autos para que los ponga de remises. Pero mi respuesta siempre fue la misma: Yo sólo quiero seguir trabajando en las mismas condiciones que antes”, indicó Salguero.
Desde ayer, el trabajador mantiene reuniones en Buenos Aires con distintos gremios del sector, tanto de la CTA como de la CGT, y recibe la solidaridad y el apoyo de sus pares de distintos edificios de la empresa. Además, existe un proyecto de resolución que lleva la firma de varios diputados nacionales y la misiva enviada por Yasky, que de no tener respuesta, avanzará hasta la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “Se trata de un caso más de falta de libertad y democracia sindical. Los trabajadores van por más, quieren defender sus derechos, discutir convenios. Y por eso estamos denunciando este caso. Y vamos a seguir en la pelea”, concluyó Salguero.
Antecedentes
En marzo de 2010, otro trabajador de la empresa con cincuenta años de antigüedad y 32 de trabajador telefónico, Oscar Quiñónez, fue despedido por su actividad gremial. Así lo denunció la CTA cordobesa y la Agrupación de la Unión de Trabajadores Telefónicos de Córdoba (UTATEC-CTA). "Despidieron al compañero Oscar Quiñonez con una causa inventada que carece de legalidad. Esto es puramente debido a la militancia sindical del compañero, convirtiéndolo en un acto discriminatorio y de persecución”, decía el comunicado de prensa enviado en aquel momento.
“Con este accionar, Telecom pretende crear un clima de terror para que ningún trabajador reclame sus derechos. Pero nosotros exigimos al SOETC (gremio que nuclea a los trabajadores del sector en esa provincia) y a la FOEESITRA que ejerza el derecho a huelga hasta lograr la reincorporación efectiva del compañero. Basta de persecuciones. Libertad y democracia sindical ya”, agregaba la misiva. (Agencia Paco Urondo)