fbpx “El paro de los lecheros fue un éxito rotundo y un ejemplo histórico de la solidaridad”
Sindicales //// 24.07.2015
“El paro de los lecheros fue un éxito rotundo y un ejemplo histórico de la solidaridad”

El dirigente del gremio de los lecheros, Heber Ríos, analizó el paro nacional llevado adelante por los trabajadores en solidaridad con los tamberos. Piden que los productores puedan negociar el precio que reciben por la leche. 

 
Por Rodrigo Lugones
Esta semana, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) llevó adelante un paro nacional, medida que fue caracterizada como "histórica" por los mismos dirigentes del sindicato. AGENCIA PACO URONDO dialogó, en exclusiva, con Heber Ríos, dirigente de los lecheros.
Con un acatamiento del 100 % en todo el territorio nacional, los lecheros consiguieron que la patronal diera marcha atrás con su intento de bajar el precio que pagan a los productores por el litro de leche; además se hicieron cargo de todas las pérdidas ocasionadas y pagarán el día a los trabajadores que participaron de la medida de fuerza.
Además, el paro sentó las bases de una articulación entre los productores y el sindicato para, entre otras cosas, evitar futuras embestidas del sector industrial. Gracias al acuerdo firmado se avanzó en la construcción de un espacio de negociación, donde el Estado Nacional esté presente, para fijar el precio del litro de leche “en tranquera”.
Actualmente el precio del producto que se retira en los tambos se fija unilateralmente de acuerdo al juicio (y la conveniencia) de los industriales. Al no haber una regulación del Estado que permita fijar precios en una mesa de negociación en la que todos los involucrados de la cadena productiva puedan tener voz y voto, los productores están a merced del peligroso criterio unilateral del sector industrial. El sindicato consiguió poner en discusión ese precio, fijando en sus acuerdos salariales el ítem que protegía el valor pagado a los tamberos. Ítem que fue desestimado por la firma Molfino Hnos. lo que terminó desencadenando un conflicto que llevó a Atilra a tomar la medida de fuerza.
“Esto viene de larga data, hace un mes atrás en la ciudad de Sunchales, la APLA se acercó a la organización sindical pidiéndonos consejo para ver cómo podían resistir esta embestida del sector industrial que les venían anunciando una baja en el precio del litro de leche”, comentó Heber Ríos, secretario general de Atilra Gral. Rodríguez.
El planteo del sindicato se sostuvo desde la perspectiva de una “alianza estratégica” con uno de los sectores más desfavorecidos de la cadena productiva de la leche: los tamberos. La distancia entre el precio de góndola y el precio que los grandes industriales pagan a los productores está en el centro de la discusión, y el sindicato optó por dar un apoyo decisivo a un sector que no está comprendido en la representación sindical de Atilra.
Ríos lo explicó en los siguientes términos: “Esta medida es un ejemplo histórico de la solidaridad de la clase trabajadora, donde los dos sectores más desfavorecidos de la cadena de producción comprenden el proceso productivo y se unen para dar una pelea contra una injusticia. El paro fue un éxito rotundo”.
La medida fue levantada, durante la madrugada del 24 de Julio, cuando las partes pudieron arribar a un acuerdo que incluyó los siguientes puntos:
1. La conformación de una mesa política y técnica para dar seguimiento y ordenamiento al sector lácteo, de la que participan las entidades abajo firmantes, representantes de los distintos sectores (producción, industria, trabajadores y transporte) y de los Organismos del Estado Nacional necesarios para llevar adelante los estudios técnicos correspondientes.
2. Las entidades de la industria se comprometen a instruir la normalización en la recepción de leche de todos los tambos, de acuerdo a los volúmenes comercializados a la semana previa a la firma de este Acta Acuerdo.
3. Las entidades de la industria se comprometen a establecer los precios del mes de julio procurando acercarse a los valores pagados en el mes de junio, de acuerdo a las realidades y posibilidades de pago de cada empresa.
4. Los abajo firmantes se comprometen a garantizar el normal funcionamiento de la cadena, el cual garantice la normal producción y distribución del sector.
5. Las entidades de la industria se comprometen a constatar la efectiva perdida que pudieran haber sufrido los productores de leche y así proceder a la correspondiente compensación y pago.
6. Las entidades de la industria se comprometen a abonar a sus trabajadores el día de pago habido y a no efectuar descuentos de premios y/o adicionales y a no aplicar sanción alguna.