fbpx DDHH | Page 154 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH
01.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) 
Pájaros abatidos
los misiles caen del cielo
con destrucción socavan
 y aniquilan los sueños.
 
Niños de grandes ojos
y de profundo mirar
yacen en tierra muertos
sin futuro ni edad.
 
¿Qué verdugo sin alma
asesina a estos seres?
 
Memoria de holocausto
campo de concentración
las barbaries cometidas
por una raza mejor.
 
¿Te da eso derecho
a erigirte amo y señor
junto a tu poderoso hermano
junto a tu hermano mayor?
 
Deberías mejor que nadie
entender de la injusticia
de muerte y tortura
de fuego e indignación.
 
Nada has aprendido
del miedo ni del dolor
de todo lo que sufriste
por ser un hombre mejor.
 
Como la Parca caminas
lado a lado con la muerte
muy pegado al imperio
en pacto con la muerte.
 
Veronika Engler (2007) (Agencia Paco Urondo)

01.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)
Abuelas de Plaza de Mayo denuncia que la Sra. Ernestina Herrera de Noble busca remover a la jueza Sandra Arroyo Salgado por haber avanzado con una investigación independiente y en cumplimiento de órdenes de los tribunales superiores.

Con indignación, observamos que la estrategia de la defensa de la Sra. Herrera de Noble apunta a derribar la actuación del Banco Nacional de Datos Genéticos en éste y en todos los casos de apropiación de niños durante la dictadura. Así , han llegado a poner en duda todos los análisis efectuados en el BNDG desde 2006 en adelante. Es decir que están cuestionando la identidad de 18 nietos y nietas que fueron restituidos desde entonces.

Abuelas de Plaza de Mayo defiende el procedimiento judicial y da fe de que Marcela y Felipe Noble Herrera entregaron sus prendas íntimas voluntariamente. La requisa no llegó a producirse ya que ambos entregaron sus prendas de manera voluntaria. Queda claro que este procedimiento se llevó a cabo respetando el género de cada uno y tal como lo establece la ley.

Los abogados de la Sra. Herrera de Noble sabían que si Marcela y Felipe se negaban a entregar muestras de sangre o a consentir que se usaran las del Cuerpo Médico Forense, el desenlace iba a ser el que finalmente se produjo, puesto que se ejecutó una orden confirmada por la Cámara de Casación que así lo disponía y que era conocida por todas las partes.

Debe destacarse que si el juez Conrado Bergesio hubiera actuado en forma diligente y de acuerdo a la ley, estas penosas circunstancias se habrían evitado. Cabe recordar que Bergesio fue apartado de la causa luego de que la Fiscalía advirtiera su “falta de imparcialidad” y que el viernes último fue denunciado penalmente por Arroyo Salgado por los delitos de denegación de justicia, incumplimiento de los deberes de funcionario público y prevaricato. Asimismo, la jueza lo denunció ante el Consejo de la Magistratura de la Nación.
 
Por último, con preocupación observamos que dirigentes políticos sin más información que la brindada por una de las partes, se han involucrado irreflexivamente en una estrategia de obstrucción a la verdad y a la justicia, que no es más que una reedición de la estrategia desplegada en 2002 cuando se apartó de la causa al juez que inició la investigación.

Abuelas de Plaza de Mayo
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1º de junio de 2010
(Agencia Paco Urondo)

31.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Publico.es) Un grupo de trabajo compuesto por cinco expertos de Naciones Unidas (ONU) ha pedido a España que siente en el banquillo al franquismo. A través de un comunicado, reconocieron que las investigaciones iniciadas por Baltasar Garzón para investigar los crímenes cometidos durante la dictadura, "son supuestamente inadmisibles, por la Ley de Amnistía de 1977 y la expiración del plazo de prescripción". Pero recordaron que esa ley choca con la Declaración sobre la Protección de todas las Persona contra las Desapariciones Forzadas.De acuerdo a esa normativa, el Estado "tiene la obligación de investigar, perseguir y sancionar a los responsables de desapariciones", incluso cuando la amnistía "haya sido aprobada por referéndum o por una consulta". "Debe ser reconocido el derecho a la verdad de las familias de las víctimas de las desapariciones forzosas en España", agregaron los expertos. En su opinión, "la reconciliación entre el Estado y las víctimas de las desapariciones no puede ocurrir sin que se clarifiquen cada uno de los casos".El grupo ve, asimismo, "con preocupación" la suspensión de Garzón y la considera "un paso en el proceso de criminalización de los jueces en España". (Agencia Paco Urondo)

31.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires (ODH) adhiere a la denuncia realizada por Roberto Andrés Gallardo y Elena Liberatori, Jueces de la Ciudad, el jueves 27 de mayo, y en la puerta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), donde afirmaron que tanto ellos como otros colegas están sufriendo una persecución política y judicial impulsada por el Poder Ejecutivo porteño.
Los magistrados debieron participar de una audiencia pública en la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, y en el marco de la demanda por "conflicto de poderes” que presumiblemente se generó en torno a la postulación de Daniela Ugolini al máximo tribunal (ver documento difundido por el ODH en su momento).
El Gobierno porteño elevó ante el Tribunal Superior una presentación contra Roberto Gallardo, Guillermo Scheibler, Patricia López Vergara y Guillermo Treacy, todos del fuero Contencioso Administrativo, y a partir de su intervención en el proceso que evitó, por lo menos hasta ahora, la cuestionada designación de Ugolini.
En ese marco, ambos jueces sostuvieron que la demanda del Ejecutivo surgió por entender que su actuación "excedió el marco de nuestras competencias al suspender cautelarmente la designación de esa funcionaria” y generar, en consecuencia, en un "conflicto de poderes”.
El ODH expresa su más enérgico respaldo a la independencia judicial y manifiesta su repudio a cualquier tipo de maniobra política y/o judicial que atente contra ese principio, y se expresa a favor del normal y ordinario trámite de las causas judiciales, que deben recorrer todas las instancias previstas en los códigos de procedimiento vigentes, con el objeto de no afectar el derecho a la igualdad de otros justiciables. (Agencia Paco Urondo)

31.05.2010

Salta (Agencia Paco Urondo, publicado en ANRED) Más de 200 personas, la mayoría mujeres y niños/as, salieron hoy a cortar la Ruta Nacional Nº 34 para exigir la liberación del referente de la Unión de Trabajadores Desocupados. En la movilización la policía provincial desató una gran represión y lanzó sobre las personas balas de goma y gases lacrimógenos. Hay un detenido, el dirigente Eduardo Paliza y el comisario a cargo del operativo en este momento intenta llevarse a más personas detenidas. El lunes 31 de mayo habrá en Buenos Aires una movilización a la Casa de Salta en solidaridad.

Desocupados de General Mosconi fueron reprimidos por efectivos de infantería de la policía de Salta este mediodía, según informa la Agencia de Noticias del Norte Argentino COPENOA. Hay detenidos y heridos entre ellos mujeres y niños. La policía está ingresando al Barrio 17 de Agosto en casas de pobladores en busca de manifestantes, lo que esta originando enfrentamientos entre la policía y vecinos, según denuncian los pobladores y periodistas en la zona. Unos trecientos manifestantes se encontraban sobre la ruta nacional 34, desde el mediodía, pidiendo por la libertad del dirigente de la Unión de Trabajadores desocupados de Gral. Mosconi, José "Pepino" Fernández y el bloqueo fue reprimido por la policía de infantería a las 12.30.
El Gobierno salteño de Juan Manuel Urtubey persigue a la población organizada de UTD de General Mosconi y en especial a su referente Pepino Fernández. El miércoles 19 hubo una gran represión y persecución a los que manifestaron para que la provincia libere los fondos del Plan Federal de Emergencias Habitacional y para que las empresas petroleras y constructoras que están lucrando en la zona incorporen a los trabajadores locales. El martes 26 de mayo, Fernández fue a declarar debido a la causa abierta que quedó de aquel atropello y el Juez Nelson Aramayo lo detuvo.Hoy hay represión en la ruta con balas de goma, gases lacrimógenos, ya hay un detenido y es posible que haya más.
Cuando la población de General Mosconi se entera que a Pepino Fernández lo trasladaban a la Comisaría 42 de Tartagal, salieron a cortar la Ruta Nacional 34 repudiando la persecución política y judicial de uno de los referentes del país que pelea desde hace mas de 10 años contra el desempleo de los trabajadores. En declaraciones exclusivas para ANRed el hermano de Pepino, "Jipi" Fernández, expresó que "la política de Tolerancia Cero del actual Gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey es similar o peor que la persecución que teníamos cuando estaba en el poder Juan Carlos Romero". Es decir que hace más de 10 años los/as trabajadores/as de Salta continúan teniendo trabas de parte de los gobernadores para poder salir a flote de su situación laboral.
Recordemos que el pueblo de General Mosconi en Salta, fue uno de los primeros en manifestarse en contra de las políticas neoliberales de los 90 cuando cierra YPF y deja sin trabajo a gran parte de los habitantes de la zona. Es allí en donde empiezan a realizarse los primeros piquetes reclamando empleo a través de la UTD, y esta modalidad luego fue tomada por todos/as los desocupados/as del país. Gracias a la organización se logro durante los años crear cooperativas donde trabajan con madereras, costura, construcción de viviendas, huertas y viveros de manera autogestiva. También trabajaron para su comunidad ampliando y refaccionando escuelas y salas de primeros auxilios.
Contacto: 03875482282 (Chiqui UTD)   http://www.utdmosconi.org/ (Agencia Paco Urondo)

31.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, dijo que los repuestos ilegales están manchadas con sangre. Y aseguró que si los robos y hurtos en la ciudad de Buenos Aires disminuyeron es gracias a los operativos para desbaratar desarmaderos y organizaciones ilícitas que venden las autopartes.
El ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, aseguró que la disminución de robos en la ciudad de Buenos Aires está directamente relacionada con los operativos para terminar con la compra-venta de autopartes ilegales. “Son repuestos manchados con sangre”, graficó Alak tras haberse realizado un gran operativo en el que se secuestraron unas 15 mil piezas de repuestos, armas, y 25 vehículos robados. Este último trabajo de la Justicia fue en Avellaneda, pero la suma de todos los operativos permitió el secuestro de más de 15 mil autopartes, 25 autos robados y armas de fuego; la clausura de siete desarmaderos y la detención de dos personas.“Todo esto constituye el motivo principal por el que el robo y hurto de automóviles en la Capital Federal bajó un 19,45% entre el primer trimestre de este año y el mismo período de 2009”, consideró hoy el titular de Justicia y Seguridad.Y expresó Alak: “Si el Estado combate el comercio de autopartes ilegales, y los ciudadanos no abonan ese comercio evitando su compra, estaremos frente a la posibilidad cierta de seguir reduciendo el robo de autos, una verdadera cuna de delitos violentos y muerte”. En esa línea, y según informaron desde la cartera de Alak, los allanamientos de ayer en Avellaneda fueron ordenados por el juez federal de Quilmes Luis Armella, y estuvieron a cargo de la Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes de la cartera de Justicia, con apoyo de personal de la Policía Federal Argentina.En tanto, en un local, los inspectores hallaron cinco vehículos con sus numeraciones identificatorias originales erradicadas y reemplazadas por otras falsas, además de otros 20 autos completos que registraban pedidos de captura por haber sido botines de asaltos a mano armada. En uno de esos coches, expertos de la Policía Científica detectaron rastros de sangre, lo que da cuenta de que se trata de un vehículo cuyo propietario resultó herido durante el atraco.Al respecto, el ministro de Justicia, Julio Alak, dijo que “ese es el ejemplo más dramático de lo que habitualmente utilizamos como una metáfora: que los repuestos ilegales pueden estar manchados con sangre porque pueden ser el resultado de un delito violento con heridos o, incluso, con personas que perdieron la vida en ese episodio”. “Por eso trabajamos en forma sistemática para desarticular el negocio de los repuestos ilegales y llamamos a la población a abstenerse de comprarlos”, agregó Alak.

ESTADÍSTICASEl informe del Ministerio de Justicia señala que “las estadísticas de la División Sustracción de Automotores de la Policía Federal, indican que mientras en enero, febrero y marzo de 2009 se registraron 4689 robos y hurtos de vehículos, en idéntico lapso de este año las cifras cayeron a 3776 unidades; lo que representa una baja del 19,45 por ciento”. El ministro Alak explicó que “los controles de la Policía Federal y las acciones constantes contra los desarmaderos desalientan el delito, sobre todo el de aquellos destinados a la reducción y venta clandestina de las autopartes”.En torno a las cifras obtenidas, se precisó que “en 70 allanamientos realizados desde mayo del año pasado en distintos desarmaderos y locales de venta de repuestos en el área metropolitana, se secuestraron 1.200.000 autopartes provenientes del robo de autos, con un valor de mercado aproximado superior a los 25 millones de dólares”. “En esos procedimientos –agrega el comunicado -, se radicaron 45 denuncias penales”. En torno a las inspecciones realizadas, el documento oficial indica que desde abril de 2009 se completaron un total de 249 en las zonas de Pilar, Oeste y Sur de la Provincia de Buenos Aires; y la gran mayoría en jurisdicción de la Capital Federal, en especial en la zona de Warnes.En esos procedimientos se confeccionaron 110 sumarios administrativos y 45 denuncias penales. Las mayores infracciones obedecieron a la falta de habilitación del desarmadero, la carencia de stikers en las autopartes o intercambio de stikers entre ellas; y al registro irregular del movimiento de ingreso y egreso de las autopartes comercializadas.También se efectuaron operativos conjuntos con la Administración Federal de Ingresos Públicos, en los que participaron más de 120 agentes y 25 móviles de esa repartición y la Policía Federal. Allí se verificó la situación fiscal de 42 comercios y se labraron 13 actas de infracción; al tiempo que también los agentes relevaron la situación laboral de 108 trabajadores. (Agencia Paco Urondo)

27.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) No escribiremos aquí acerca de si el suceso denunciado por un alumno de la escuela Vucetich, ha sido real o no. Más bien nos dedicaremos a analizar la naturaleza de esas prácticas y sus interpretaciones posibles.

A menudo, o cada vez que se inicia un periodo de formación en las escuelas de policía, en toda la Argentina, asistimos a la noticia de que tradicionales bailes en las fuerzas de seguridad han vuelto ha ocurrir. Estos ritos de iniciación, interpretados por los propios cuerpos policiales bajo el eufemismo de “excesos”, tienen lugar durante los primeros días del inicio de actividades, así, ellos se transforman en una suerte de bienvenida o anticipo de lo que el curso policial será.
Curiosamente, el acceso selectivo a un proceso  de formación que abriría puertas y mundos, se transforma, en vez de en una fiesta cívica,  como lo es el inicio del ciclo lectivo en cada una de las escuelas de la Argentina (basta ver el regocijo que le provoca a Santo Biazati hacer el copete de esas noticias), en un hecho tormentoso, lamentable y triste entre tanto otros, conformando así las pálidas historias institucionales de las fuerzas de seguridad.
Mientras el acceso y el inicio a los procesos de formación inicial, primaria, media, superior y universitaria implican una serie de simbologías dignas de ser celebradas, sea porque marcan un hecho singular y de vital importancia en la constitución del sujeto, de su subjetividad, por lo que estar escolarizado implica, “estar en camino de…” y “hacia…” cada quien podría agregar el sentido y el significado que le venga en gana pero, de seguro implican sociabilidad y sociabilización.
Desafíos  y características de la formación policial
Durante el año 2006, el Consejo de Seguridad Interior desarrolló una investigación acerca de los procesos de formación básica de las cuatro fuerzas federales –PFA, GNA, PNA y PSA- y de las policías de Formosa, Misiones, Corrientes y Chaco. De allí se pueden extraer las siguientes conclusiones acerca de sus características y desafíos futuros que de manera alucinante pueden extenderse a varias policías no incluidas en esa investigación, sin riesgo de equivocar diagnóstico y conclusiones. De manera sucinta esos rasgos pueden enumerarse en términos de:

  • la presencia de una impronta militar en la formación policial, más como tradición que como efectiva formación
  • el carácter juridicista de la formación teórica, en desmedro del aprendizaje de teorías y técnicas relativas a la conflictividad social
  • una significativa distancia entre la formación subalterna y la formación superior
  • una relativa distancia respecto del sistema formal de educación, sobre todo en la formación de los cuadros subalternos.

El sistema educativo de las fuerzas de seguridad debería asumir como desafío de la formación, la elaboración de un diseño curricular que cumpla con ciertos ítems indispensables. En este sentido resultaría importante definir el perfil profesional que la fuerza requiere. Ese proceso de definición debería ir acompañado del establecimiento de las objetivos, expectativas, asociadas a los perfiles profesionales y, por tanto, de las habilidades y actividades que son necesarias en el proceso formativo para lograr esos objetivos. ¿Qué perfil tienen hoy quienes egresan de las escuelas de policía? Es una gran incógnita 
En cuanto al régimen de enseñanza, en términos generales, también cabe señalar la necesidad de evaluar en términos de perfiles formativos y capacidades institucionales requeridas:

  • el carácter militar de la instrucción policial
  •  el carácter militar de las relaciones institucionales
  • el carácter militar de las relaciones pedagógicas y el ceremonial policial.

Es decir, ¿en qué medida ese carácter de las relaciones institucionales se articula con los requerimientos pedagógicos del sistema formativo  y qué función cumple en el mismo? Esta parece ser una pregunta que no encuentra respuesta más allá  de la lógica de la cultura institucional.
Cuestión de contrastes
Ingresar a una escuela de policía puede implicar un recorrido inverso al que se experimenta en la escuela, dentro del sistema educativo formal. Ingresar a una institución cuya formación está orientada a formar policías no necesariamente dice algo definidamente peyorativo sobre ella. Ahora, si esos procesos de formación básica se constituyen en implantar nuevos sujetos que no sociabilizan sino con otros sujetos iguales a ellos, a la sazón, policías; si ese proceso en vez de sociabilizar, aísla; si ese proceso cierra mundos en vez de abrirlos y si para todo ello se utilizan dudosos mecanismos en los que prevalecen el respeto al autoritarismo y la obediencia a la jerarquía, si para aprobar los cursos lo que se pondera es una supuesta condición natural, la de haber nacido para Ser Policía, más que una capacidad de aprender un conjunto de saberes y técnicas para desarrollar una tarea,  podríamos aseverar entonces que dicho proceso es disfuncional a los fines para lo que la función policial es requerida en tiempos de democracia.
En el último baile conocido, los sucesos habrían ocurrido en la escuela de policía Juan Vucetich, a los dos días de haberse iniciado el curso de policía 2010. Lo que se destaca con una preponderancia excitante es el testimonio de uno de los compañeros de quien radicara la denuncia. Ante la pregunta del cronista de Canal 13 o TN (no recuerdo bien a que medio 50% independiente respondía) acerca de si había sucedido o no el hecho denunciado, éste alumno de la Vucetich respondió mejor de lo que cualquier instructor de policía podría haber hecho luego de ensayar toda su vida esa situación. El muchacho quería decir que el episodio no había tenido lugar y en ese sentido creía que todo era una invención de su compañero de curso, entonces afirmó:
-         “Para mí que el chico no se animó a decirle al padre que no aguantó el ritmo de la escuela.”
No haremos aquí una disquisición sobre la consonancia entre la noción de “baile”, el episodio denunciado, y la de “ritmo”, convocada por el testimonio para ilustrar que el denunciante no aguantó algo que seguramente implicaba movimiento. Cultura institucional
Lo que sí debemos analizar es la existencia de un trabajo que se realiza sobre los alumnos de las escuelas de policía y que gira al rededor de esta idea que el  muchacho ha captado tan bien, a tan pocos días de su ingreso a la escuela Vucetich.
Se trata de contornear personalidades inapropiadas, inconvenientes para la función policial, moldear UN carácter específico para la tarea policial. Los cursos de formación policial tratan de demostrar que quien se postula para la función policial está preparado –o debe estarlo- para atravesar los rigores que luego experimentaran en la calle, entonces ¿para qué ahorrárselos?, echan a rodar todo un andamiaje de rigor y vértigo, les hacen sentir durante el proceso de formación básica todo lo que luego, la propia institución se encargará de propinarles, ese recorrido es de sufrimiento físico y sometimiento psíquico, solo aquél que demuestra condiciones para soportar esas interpelaciones (bailes, torturas, ingesta de alimentos de dudosa vigencia, vejaciones públicas de variado tipo) y las soporta, es quien posee esa mentada condición, intrínsecamente natural o esforzadamente obtenida, que lo constituye en Sujeto Policial.
No hay Sujeto Policial que lo sea sin atravesar ese cuerpo de dolor convertido en instrucción y semilla de rencor, resentimiento y necesidad de venganza. Los instructores policiales les recitan a sus instruidos a modo de mandamiento “Lo que no entra por la cabeza, entra por las rodillas. El problema, como ya se sabrá, no son los pibes, sino el sistema intacto que funciona así desde hace años, no en una escuela de una provincia aislada, sino en las escuelas de policía de la Argentina.
Conozco estos dispositivos porque he trabajado en ellos, buscamos alguna vez reformarlos, los he estudiado y analizado. Excepto la Policía de Seguridad Aeroportuaria que tiene mando civil y esta en proceso de reforma, la gendarmería, la federal, la prefectura y las policías provinciales en su gran mayoría, trabajan bajo estos preceptos. Y cuando uno les pregunta si existen bailes o si han sido bailados, los pibes responden que “no, bailes no hay, ¿bailes?  Lo que hay son prácticas, movimientos vivos que ayudan a templar el carácter, para que cuando vayamos a la calle no sea tan duro lo que nos encontramos.”
Entonces ahí uno se da cuenta que la cultura institucional ha hecho bien su trabajo, los pibes están formateados desde la formación básica, como cuando en vez de nombrar a un cadáver como cadáver dicen occiso, en vez de sí o no , dicen afirmativo, negativo;  en vez de chorro o delincuente dicen caco o mal viviente, en vez de hombre o mujer dicen femenino, masculino.  Y cuando un periodista le pregunta si él cree que a su compañero lo han bailado, el pichón de policía que ya ha internalizado La Cultura Policial a través de alguien cercano que pertenece a la fuerza,  responde:
-         “Para mí que el chico no se animó a decirle al padre que no aguantó el ritmo de la escuela.”
  
(Agencia Paco Urondo)

26.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en El Argentino.com) La vigencia de los derechos humanos es uno de los aspectos en los que el país está avanzando. Y no sólo porque hemos podido remover algunos importantes obstáculos que impedían alcanzar la justicia respecto de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, sino también porque se escucha un discurso oficial proclive al esclarecimiento de la verdad, que influye sobre la conducta de los otros poderes del Estado y de la sociedad. Mucho es lo que se ha avanzado, pero sería necio negar que es también mucho lo que aún nos falta. 
 Sin embargo, para que se entienda a fondo hay que poner énfasis en la importancia superlativa que el factor económico desempeñó en la instrumentación del plan sistemático de desaparición y muerte que ejecutó la dictadura. Ese plan sirvió para generar terror y desmovilización en nuestra sociedad, y poder desplegar sin resistencia un programa de optimización de la renta a través de una fabulosa concentración económica. Así se produjo una de las más fuertes exclusiones sociales que se hayan conocido en la historia de nuestro país.Pero si en los setenta el poder económico concentrado se sirvió de la institución militar para defender sus privilegios, hoy podemos decir que actúa más sutilmente, corrompiendo políticos inescrupulosos o valiéndose de los que incautamente son funcionales a la defensa de sus intereses.Es decir que arrastramos secuelas de la dictadura que no se agotan en los delitos de lesa humanidad, sino que se traducen en miseria, baja calidad en salud y educación públicas, en cárceles que no son otra cosa que depósitos de pobres, en el abuso policial y otras faltas de garantías, que deben también ser causa de nuestra militancia de hoy en la defensa de los derechos humanos.Es elemental para ello institucionalizar una fuerza que nos permita construir una sociedad justa. El enemigo no paró de trabajar en el ’83, sino que continuó socavando las instituciones de la democracia, y fue en la década del ’90 que reformó la Carta Magna, elevando al rango constitucional el sistema de partidos políticos y otorgándoles el monopolio de la representación popular.Paralelamente fue la década del Consenso de Washington, fin de las ideologías y una extraordinaria práctica expulsiva de militantes de los partidos populares, portadores de demandas sociales que sus dirigentes no estaban dispuestos a escuchar, ya que se habían convertido en pulcros técnicos, que bien podrían mimetizarse con cualquier gerente de una multinacional, que sólo estaban dispuestos a administrar eficientemente la miseria de acuerdo a la lógica del dios mercado.Pues bien, debemos decir que en esta etapa, las cosas algo han cambiado. En parte, gracias a la impronta del gobierno, y también, gracias a la movilización popular. El cambio fundamental se debió a volver a poner a la política en el lugar decisorio, desplazando a la economía, más exactamente al liberalismo económico, del lugar sagrado que había detentado en las últimas décadas. Además, puso en evidencia el agotamiento de las fuerzas tradicionales, las que se han mostrado impotentes para la construcción de un sujeto social, capaz de empujar un programa de avanzada y permitiéndonos, al mismo tiempo, concientizarnos acerca de la necesidad de poner toda nuestra energía militante en la construcción de nuevas y modernas herramientas políticas que transformen la realidad, en un sentido de progreso.Es decir que nuestra fragmentación, atomización y lo que podríamos denominar cuentapropismo del reclamo –fruto de nuestra insoportable intolerancia y estupidez, de los hombres y mujeres del campo popular con nuestra tendencia a sobreactuar las diferencias, en vez de agruparnos en defensa de intereses comunes para entender que la pluralidad de lo diverso es nuestro principal capital– debemos comprender que es la unidad en la diversidad lo que nos dará la fuerza suficiente para poner en retroceso a las fuerzas de la reacción.Atravesamos un tiempo en el que luchamos por volver a tornar en derechos lo que el neoliberalismo tornó servicios, a los que sólo acceden los que pueden pagárselo. La salud, la educación, la Justicia y hasta la seguridad fueron, en los ’90, convertidos en objetos suntuarios, a los que podían acceder muy pocos. Y es un enorme legado de más de 30 mil compañeros desaparecidos volver a hacer de cada derecho un motivo de militancia.Considero que ejercitar la memoria sobre lo ocurrido, en una sociedad peligrosamente desmemoriada, es el único antídoto para evitar que el horror se repita entre nosotros. Por último, creo que hemos dejado atrás un siglo muy rico, en el que se avanzó en importantes declaraciones y sanciones legislativas, que han sido muy útiles para concientizar a la sociedad en la necesidad de universalizar la vigencia de los derechos humanos. Ahora el desafío que tenemos por delante y que va a requerir nuestra energía militante es hacer que todas esas declaraciones se cumplan efectivamente en nuestra realidad cotidiana.Sabemos que el trabajo es complejo, pero somos optimistas, porque también sabemos, como nos enseñó Gandhi, que la única lucha que se pierde es la que se abandona. Y nosotros no estamos dispuestos a hacerlo.
*Dirigente del Partido Socialista - Diputado nacional (Agencia Paco Urondo)

23.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en El Argentino)
"A mi solo me matareis, pero mañana volveré y seré millones"
El que lo grita tiene por nombre Tupac Amarú. Y a su lado contemplan la muerte que también les vendrá muy pronto, su hijo y su mujer, Bartolina Sisa.El salvaje colonizador creyó que los mataban para siempre, como también lo creyeron en los campos de exterminio, los genocidas de dos siglos después.Asesinando, desapareciendo, robando niños.
Destrozado en su cuerpo, entero en su lealtad, Tupac Katari quizá soñó en ese mismo instante que apenas faltaban treinta años para el grito de la Revolución de Mayo en esta parte de América.Pero él se adelantaba y estaba ahí. Dando su vida por la libertad y por los derechos sociales de los pueblos que representaba.Así nacen las naciones, siempre. Uniendo el derecho a la libertad con el derecho a ser incluido socialmente.De ahí venimos.
Y ahí están hoy, entre nosotros, los pueblos originarios, las naciones originarias, los compañeros y compañeras, los hermanos y hermanas, "nuestros paisanos, los indios", con sus banderas, con sus pies cansados, con su historia milenaria a cuestas, con sus propios reclamos, sus legítimas reivindicaciones y sus justas interpelaciones.Ahí están en la histórica Plaza.
No como algo ajeno al Bicentenario, como algunos creen. Por que ellos, los que hoy marchan, son también Nosotros. El que nos debemos.El "Nosotros" mayor que enarboló San Martín llamándolos "mis hermanos".El "Nosotros" que pronunció Juan José Castelli al pie del Tiahuanaco.El "Nosotros" que escribió y sostuvo Monteagudo desde Chuquisaca tempranamente.El "Nosotros" de Manuel Belgrano y Mariano Moreno.Que hable de una vez José Gervasio Artigas junto a su compañero lugarteniente, Andrecito Guayquiraró, gobernador guaraní de las Misiones.Que hable Juana Azurduy, peleando junto Martín Miguel de Guemes y a la que sus hermanos, los indios, llamaban "la Pachamama".
De allí viene el "Nosotros" de la Patria despojada.Es esa unión la que hay que restablecer.Desde el antiguo mandato que dejó aquel grito emancipador, desgarrado y libertario.Desde entonces fue el mandato de una historia quebrada, mancillada, masacrada, para los pueblos de América.Un mandato para construir la Patria india, criolla, mestiza, morena, inmigrante, que seguimos siendo. Pese a quien pese.Conmueve saber que más de un siglo y medio después, Evita volvió a decir: "Volveré y seré millones".La palabra se alza nuevamente y se hace ver y oír en este Bicentenario.
La Corte Suprema de Justicia así lo sostiene en el fallo de ayer, admitiendo el recurso extraordinario presentado por el Poder Ejecutivo para que se aplique la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.Esta vez los antiguos y modernos inquisidores no parecen tener la última palabra.
Y como la historia entró en tiempo de descuento, del lado de la justicia, ayer también la Cámara Nacional de Casación rechazó todas las mañas y artimañas que pretendían evitar los estudios de ADN para determinar el origen primero de Marcela y Felipe, los hijos adoptados por Ernestina Herrera de Noble.Es la Revolución del Bicentenario. Con todas sus raíces culturales a flor de piel.
Sin excluidos, sin hijos apropiados, sin monopolios, sin prepotencias. Es nuestra manera de empezar a recoger la botella o la tinaja que contenga el sumak kawsay, el buen vivir de nuestros pueblos antiguos.
No para caer en la tentación de la moda pasajera, de la observación rutinaria del que cree saberlo todo, del estudioso de las cosas en estado de olvido eterno.Por el contrario, para que ese arte del buen vivir de aquellos y de estos pueblos, nos enseñen a valorar otra forma de vivir la vida. Más bella, más cuidadosa de la madre tierra, más digna y honrada.
Quienes fueron escondidos en el Centenario o puestos en la vidriera de lo "salvaje y domesticado", hoy llenarán las calles de la gran ciudad haciendo oír sus voces en entera libertad.Esta vez, la patria somos todos.
(Agencia Paco Urondo)

21.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, gacetilla de prensa) ABUELAS DE PLAZA DE MAYO invita a su Stand Bicentenario en Avenida 9 de Julio esquina Yrigoyen cuya apertura está prevista para hoy a las 18, junto con el resto de las actividades del Paseo del Bicentenario.
En el espacio montado en plena 9 de Julio, donde se conmemoran los 200 años de la Revolución de Mayo, el Stand Bicentenario de Abuelas funcionará todos los días –hasta el martes 25 de mayo– entre las 13 y las 22.
Los eventos programados en el Stand Bicentenario de Abuelas son los siguientes:
Sábado 22
15:00: Se proyectará Botín de guerra, presentada por el director de la película, Coco Blaustein.
18:00: El periodista Andy Kusnetzoff entrevistará a Francisco Madariaga, último nieto restituido.
Domingo 23:
15:00: Se proyectará el capítulo tres de Televisión por la Identidad, presentado por Claudio Meilán y Miguel Ángel Cólom, el productor y el director del ciclo respectivamente.
18:00: Alberto Díaz, director del Centro de Biotecnología Industrial (CEB) del INTI; Ricardo Ferraro, profesor de Política Tecnológica en la UBA, y Alejandro Krimer, coordinador de Proyectos del CEB, darán la charla “La ciencia al servicio de la gente”.
Lunes 24:
15:00: Se proyectará la película Quién soy yo (dirigida por Estela Bravo) y será presentada por un nieto restituido.
19:00: Arturo Bonín, actor integrante de Teatro por la Identidad, junto con Cristina Fridman y Susana Cart, fundadoras e integrantes de la Comisión de Dirección de Teatro por la Identidad, darán la charla “El arte y el teatro como puente”.
Martes 25:
16:00: El periodista Víctor Hugo Morales entrevistará a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto.
Los esperamos y agradecemos la difusión de la información. Agencia Paco Urondo)

21.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (INADI) se pronunció en relación a la denuncia que el Observatorio de Derechos Humanos (ODH) presentó en sus oficinas el 22 de marzo (Expediente 1841/10), a partir de unas declaraciones que el Jefe de Gobierno le había realizado a un programa de televisión. En el marco del reportaje que le realizó el periodista Matías Martin para el programa Vértigo, transmitido por Telefe, Mauricio Macri, ante un comentario sobre la Guardia Urbana, había expresado: "los de la Guardia Urbana no hacían nada, eran unos gorditos vestidos de verde que no pasaba nada".
En relación a este punto el INADI concluyó que "la verbalización de una afirmación en el sentido realizado por el Sr. Maurici Macri, en su carácter de Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, constituye una afirmación carente de justificación racional alguna que, en boca una autoridad nacional, puede convertirse en vehículos de futuros actos discriminatorios, en los términos del artículo 1ro. de la Ley Nro. 23.592". También consideraron que "los dichos del Sr. Mauricio Macri, en su carácter de Jefe de Gobierno de la Ciudad de Bs. As., transmiten un estereotipo estigmatizante de los miembros de la Guardia Urbana, susceptible de constituirse en vehículo de conductas discriminatorias". (Agencia Paco Urondo)

19.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) *El autor es dirigente de la Izquierda Democrática
El lunes, La Nación de los Mitre, Pág. 7, publica una solicitada de una gravedad inusitada, firmada por la denominada “Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia,"  pero que pasó inadvertida, pese a que exige a la Corte Suprema terminar con su supuesta parcialidad en el tratamiento de causas relacionadas con los juicios contra los crímenes de lesa humanidad del terrorismo de Estado.
A juicio del constitucionalista Roberto Gargarella "Desde las solicitadas en favor de Videla que no se veían algunos de estos nombres juntos. La más complicada derecha jurídica vuelve a funcionar de modo coordinado”.
Es buena la reflexión, cuando estos dinosaurios, con inmenso poder económico y político, ¿por qué no de acción directa, si siempre han defendido y fundamentado todas las formas del terrorismo cívico-militar?, condenan los fallos pues “les han negado (a los genocidas) derechos y principios que rigen desde siempre para todos los ciudadanos”, y –casi irónicamente, pero amenazantes, luego de las acusaciones-- da por descontado que las decisiones de los miembros de la Corte se producen porque “están sufriendo, en este momento, inicuas presiones por parte del Ejecutivo, de miembros del Legislativo y de los grupos de presión que recordábamos más arriba, esto es, de todos aquellos que pretenden convertir al justicia en su propia venganza y la paz en el regodeo de su triunfo”.
Quien lee en las versiones on line de los matutinos tradicionales  las apelaciones de lectores anónimos (muy similares a las interferencias en el avión presidencial) de “Maten a la yegua”, “Montoneros y marxistas asesinos, vamos a volver” o “Aprovechen mientras puedan, que ya les llega la hora”, no debería dejar de relacionar estos hechos con pintadas de similar tono en calles de la Capital y algunas provincias, mucho más agresivos que las –vistas ahora-- tímidas consignas esgrimidas por algunos sectores durante el conflicto con la patronal rural, o las cadenas de mail cada vez que hay una oportunidad de hostigar al gobierno nacional, como de las que ayer ha puesto distancia la Iglesia, consciente que se intenta convertir el tradicional tedeum porteño en un acto antikirchnerista. 
Estos sectores se están moviendo. No sabemos cuantos, cómo y hasta que punto, y sería bueno que los organismos de seguridad e inteligencia –y por su intermedio toda la ciudadanía-- tuvieran una noción clara de la situación: hasta donde llega el nivel de organización concreta, para la acción concreta de los cruzados de privilegio que sueñan con la revancha y reivindicar para reeditar matanzas gozosas, robo de niños y violaciones para extirpar cualquier resistencia a su modelo para el privilegio, de hambre y exclusión para el pueblo argentino.
No nos cabe duda, que movieron los hilos tras los “suicidios” de testigos militares clave en los juicios contra la impunidad., pese a que se encontraban detenidos, y en cárceles de extrema seguridad.
No nos cabe duda, que tienen que ver con el asesinato de Silvina Suppo de Destéfanis, ex prisionera de la dictadura, y una las testigos claves de la Causa Brusa en la ciudad santafesina de Rafaela.
Y sobre todo, por su tremendo potencial simbólico, no dudamos que, en plena democracia, en medio de la mas importante ofensiva por el juicio y castigo desde los Juicios a las Juntas, son los responsables de chantajear a la sociedad con una “desaparición” impune. Sí un DESAPARECIDO, como ya lo había sido durante casi tres años en la época de la dictadura, pero ahora sin rastros desde el 18 de septiembre de 2006: Julio Jorge López, testigo decisivo en la condena del carnicero Miguel Etcehcolatz, mano derecha del “general” Ramón Camps.
Grave, muy grave. Y no caben la postergación ni demora de una investigación a fondo en relación con todos estos hechos, no solo en forma aislada, sino como eventual parte de un plan de acción concreto, y en marcha. Tampoco hay lugar para miradas distraídas en ningún sector del arco político democrático. (Agencia Paco Urondo)

18.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Este viernes a partir de las 18, en Avenida 9 de Julio esquina Yrigoyen, se realizará la apertura del Stand Bicentenario de Abuelas. La instalación -que combina texto, fotografía y diseño- se podrá visitar hasta el martes 25 de mayo a las 22, cuando concluya la programación del Paseo del Bicentenario. Las actividades que se desarrollarán en el stand de Abuelas, arrancan con la proyección de la película Botín de guerra, presentada por su director, "Coco" Blaustein, y culminarán con una entrevista abierta a la presidenta de la Asociación, Estela de Carlotto, a cargo del periodista Víctor Hugo Morales. Más info: Abuelas de Plaza de Mayo, Prensa: 4384-0983 int. 104, difusion@abuelas.org.ar(Agencia Paco Urondo)

17.05.2010

Bogotá, Colombia (Agencia Paco Urondo, por Camilo Sánchez, publicado en El País de España) Con las elecciones presidenciales del próximo 30 de mayo como escenario de fondo, dos recientes informes sobre la situación de los derechos humanos en Colombia en 2009, publicados por la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, respectivamente, trazan un balance bastante desalentador para el Estado colombiano. Gustavo Gallón (Cali, 1952), director de la Comisión Colombiana de Juristas, ONG con carácter consultivo ante la ONU, viajó la semana pasada a Madrid, donde se reunió con funcionarios del Ministerio de Exteriores de España para "mantener la atención" sobre la coyuntura en Colombia.
"El proceso de reparación a las víctimas del paramilitarismo está estancado en un 99%. Se van a cumplir cinco años de la Ley de Justicia y Paz con los paramilitares y no existe una sentencia en firme que permita reparar a ninguna víctima", señala el jurista colombiano. En el caso de la reparación por vía administrativa, "ha habido una propuesta del Gobierno que establece unos topes de reparación a las víctimas absurdos, que equivalen al 2% o 3% de lo que sería una reparación judicial. Para hacerse una idea, en caso de homicidio se les reconoce a los deudos 9.000 dólares, pagaderos a 10 años".
 
Para Gallón, la extradición de los jefes paramilitares a Estados Unidos ha logrado entrabar aún más el esclarecimiento de la verdad y la reparación de las víctimas. Las confesiones de los jefes paramilitares han quedado fragmentadas y el acceso a los procesos judiciales se halla muy limitado. El último informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala su preocupación por la existencia de casos de complicidad entre miembros de las fuerzas del Estado y grupos paramilitares. "Esta es una vieja práctica del Ejército que actualmente se relaciona con la directiva secreta 29 de 2002 del Ministerio de Defensa, a través de la cual se le paga a particulares por información que permita la captura o muerte de combatientes irregulares. Estos particulares, muchos de ellos paramilitares o ex paramilitares, se han aliado con militares en servicio, quienes no reciben la recompensa directamente, pero al asociarse se reparten los beneficios de la misma", afirma Gallón.
 
Las cifras y estadísticas, tanto las que provienen del Gobierno como de organizaciones no gubernamentales, coinciden en que el Estado colombiano ha avanzado en algunos campos: el número de personas secuestradas por grupos irregulares pasó, según cifras oficiales, de un promedio de 3.000 anuales en años anteriores, a 125 en 2010. O el número de homicidios por año, que llegaron a 30.000, bajaron a 15.000 durante 2009, según las cifras aportadas por el jurista colombiano. Estos datos, sin embargo, deben ser vistos en su conjunto, de una forma global: "Qué sacamos con que se hayan reducido los homicidios, cuando la violencia política ejercida por agentes del Estado contra particulares se duplicó. Además de eso, el nivel de desplazamientos llega a los cuatro millones, que es una cifra sólo superada en el mundo por Sudán", concluye Gallón. (Agencia Paco Urondo)

17.05.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Alternautas) No es importante el personaje que da patada inicial a esta reflexión, de verdad, es alguien a quien no considero crucial ni importante en tanto creador de pensamiento, pero si es importante a la hora de replicar conceptos muchas veces errados. Cuando la semana pasada escuche a Fernando Bravo decir “…no como un verdadero indígena y un verdadero incivilizado…” y corregirse luego a la voz de ”…perdón, quise decir salvajes y me salió indígenas…” sentí que se me revolvían las tripas de furia y el estómago de asco. No es un acto fallido, es un reflejo de la lamentable y ominosa forma de pensar de un sector existente no sólo en nuestro país, sino en nuestra América. Es doloroso, vergonzoso que aún exista esta línea de pensamiento que se cuela en el uso coloquial del común.
 
Sí, del común, reconozcan cuantas veces oyeron a alguien no necesariamente malo, diciendo “son negros pero de alma, no de piel” o ”es morochita pero linda”, “es indio pero culto”, “es peruano pero honesto”, “es uruguayo pero sincero” y así interminables expresiones de intolerancia cotidiana que aparecen en personas a las que no consideramos candidatos a formar parte de Ku Klux Klan o de alguna de las micro organizaciones derechosas y racistas que han poblado nuestra historia, que las hubo y muchas, y que además, mal que nos pese han tenido el respaldo de ciertos poderes. Esas expresiones existen por culpa del cipayaje político y conceptual en el que nuestro sistema se ha parido. Con criollos que aman a una Europa que los desprecia y los despreciará tanto como los romanos despreciaban a los bárbaros que poblaban el viejo continente y cuyos descendientes hoy nos llaman sudacas y nos ven pintorescos. Ese mismo cipayaje que hoy sigue tachando de serio a Estados Unidos.
 
Será que no se ve, será que no se entiende? A pocos días de cumplirse el bicentenario Argentino, en un año en el que en nuestra casa grande se cumplen varios Bicentenarios, seguimos escuchando estas expresiones. Bravo es un reflejo de la educación eurocentrista y amante del hemisferio norte en la que fue formado o deformado para ser más específicos. Un latino, producto de este bello y fértil sur que ama lo que no es y rechaza las raíces, pero ojo, no es él sólo. “Vivimos como indios” claman voces frente a los baches y las fallas de las pequeñas ciudades…ojalá, pienso yo, usando este término moruno (Oj Alá = Alá así lo quiera, para que se acuerden de donde viene) mientras pienso en las rutas de los incas, cuya perfección asombraría a los primeros constructores europeos, o las boleadoras, cuya técnica real del tallado en piedra aún no ha sido explicada, o los sistemas de cañerías que encontraron los conquistadores y que, por supuesto no supieron descifrar.
 
¿Cuál es el principio que prima en quienes piensan así, en quienes dejan surgir el racismo desde sus entrañas mediante un tropezón de lengua? ¿Será aquel por el cual se tallaron cruces sobre los muros de los templos aztecas, mayas e incas? ¿Será ese por el que se reformó nuestro himno para que no figurasen las naciones originarias y no se sintiera herida la infanta? Tal vez, entonces deban replantearse, quienes piensan así, el abandono de ciertas amadas palabras de nuestro acervo, dejarán de hablar de guita, de pilchas, dejarán el che de lado y tantas cosas más, ya que pertenecen a los idiomas (no lenguas) de nuestras Naciones Originarias, las mismas que hoy marchan hacia Plaza de Mayo, en busca de un bicentenario que de verdad sea para todos. Sin Infantas, sin cipayos que se hinquen ante corona alguna, libres y dignos frente a tanto facho de lengua. Es hora de aprender. Estamos frente a una oportunidad única, espero que facho aprenda… uy perdón quise decir Fernando y me salió Facho. (Agencia Paco Urondo)