fbpx DDHH | Page 154 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH
22.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en ACTA) Por Pablo Antonini y Federico Chechele*. La CTA y organismos de derechos humanos, junto a testigos y colaboradores amenazados por su participación en el proceso que juzga los delitos de lesa humanidad en la Unidad 9 de La Plata, realizaron una conferencia de prensa en la sede de ATE provincia de Buenos Aires para denunciar los hechos y ratificar “la conciencia y el estado de movilización para garantizar estos juicios”.
“Queremos denunciar una serie de hechos intimidatorios sobre familiares, testigos y compañeros que apoyan a los testigos”, comenzó el secretario general de ATE y la CTA bonaerense (y también ex detenido de la U9 y testigo en el mismo juicio), Hugo Godoy. “Estos hechos no sólo están dirigidos a las personas que los sufrieron, sino también al conjunto de los testigos y de la sociedad para reinstalar el miedo como una forma de presión”.
Las denuncias refieren a cuatro casos: el testigo Juan Scatolini, cuyos familiares recibieron la “visita” de dos desconocidos el 12 de abril, primer día del juicio, dejando un claro mensaje intimidatorio; el testigo Eduardo Caldarola, que vive en España y llegó a la Argentina para testificar hace pocos días, alojándose en un lugar “que conocíamos muy pocas personas”, subrayó Godoy, pese a lo cual fue localizado y amenazado telefónicamente, lo que en la opinión del secretario general de ATE “no sólo habla de un acto intimidatorio sino del sostenimiento de una acción y una tarea de inteligencia”.
También se dio el caso de Enrique Fidalgo, psicólogo integrante del Comité para la Defensa de la Salud, la Ética y los Derechos Humanos (CODESELDH) que se encarga de la contención y asistencia psicológica a los ex detenidos declarantes. Su domicilio fue violentado y vaciado tres veces en los últimos meses, sustrayéndole abundante información sobre la causa.
El último caso, “de características mafiosas”, señaló Godoy, sucedió en la casa de Eleonora Mogilner, hija de padres desaparecidos y sobrina de Guillermo Mogilner quien ya declaró como testigo en el juicio. La noche del pasado sábado 12 de junio, mientras la organización HIJOS La Plata celebraba sus 15 años, desconocidos ingresaron a su casa, revolvieron ostensiblemente todo sin robar nada y le dejaron un cuchillo sobre su cama.
“Estas situaciones que se han sucedido y se vienen dando en forma más continuadas en los últimos días”, concluyó el secretario general de la CTA, “hacen necesario e imprescindible difundir ante la opinión pública, además de seguir solicitando la conciencia y el estado de movilización para garantizar estos juicios. Y también exigirles a las autoridades gubernamentales provinciales y nacionales que tomen las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psíquica a todos los testigos, para que estos juicios puedan seguir adelante”.
Símbolos y señas
“Evidentemente”, señaló a continuación Marcelo Ponce Núñez, coordinador del equipo jurídico de la CTA y abogado querellante en la causa, “hay elementos que todavía existen, mantienen la misma ideología del terror, y tratan de reimplantarlo en medio de un proceso donde no le está yendo bien; se están poniendo demasiado nerviosos e intentan impedirlo”.
El abogado de la CTA también consideró que en los hechos “hay una cuestión de símbolos y señas que trascienden a los 14 acusados en este proceso. Por lo tanto nosotros también queremos dar símbolos y señas de que existe una fuerte unidad de este lado”. Y convocó a “la movilización social para impedir que se debilite la voluntad de todos los testigos que restan participar, tanto en este como en los otros siete procesos que se están dando en Argentina”.
Seguidamente dieron su testimonio los testigos amenazados: “en la Argentina siguen existiendo zonas de funcionamiento opaco y un corporativismo criminal”, consideró Eduardo Caldarola, que reside en España desde hace 32 años “cuando me sacaron de la Unidad 9, me pusieron en un avión y me llevaron para allá”. “Quiero decir que me he sentido respaldado”, continuó, y “en este caso se está demostrando que la razón siempre la tuvimos las víctimas. Nunca hay que fiarse, hay que mostrar que uno no está solo y se puede defender ante este tipo de presiones, que uno sabe donde empiezan pero no sabe donde terminan”. Seguidamente, Guillermo Mogilner detalló que “lo que le paso a mi sobrina fue en la misma casa donde fue secuestrada su madre, y donde ella misma estuvo un día entero en manos de los represores. Evidentemente es gente que conocía el lugar y los hechos anteriores, no tiene otra lectura, tiene un fuerte contenido simbólico y dejan una clara señal que los dos hechos están relacionados, y que los autores de aquellos hechos y los actuales también lo están”.
“Esto no es una amenaza ni a mi ni a mi familia”, consideró, “porque yo ya testifiqué. El hecho sucedió la misma noche en que conmemoraban el aniversario de HIJOS en La Plata y por ello, atrás de esta amenaza, hay una señal a todos los que van a testificar y a los que van a formar parte de otros juicios en una ciudad donde sigue desaparecido Jorge Julio López”.
Juan Scatolini, por su parte, destacó que “esta llegada al juicio de la U9 tiene un origen. Lo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo, junto con Cachorro y otros compañeros, es empezar a configurar una idea y un apoyo mutuo para llegar al juicio. Esto nos genera una protección; ante una situación de intimidaciones, ya no estamos a la intemperie”. “Nosotros tenemos esperanza y por eso este altavoz”, finalizó, “porque después de éste vendrán otros juicios. Queremos testificar en la causa 1 y 60, queremos testificar en ‘La Cacha’. Esto tiene una línea de recorrido y por eso ponemos este punto, este mojón aquí, para que quede claro que esto no terminó, ni para nosotros ni para ellos”.
Enrique Fidalgo, en tanto, reivindicó como parte de una misma lucha su pertenencia a ATE, la CTA y el Foro por los Derechos de la Niñez, y aseguró que los hechos sufridos, lejos de intimidarlo, lo impulsaban “cada vez más a reivindicar la plena vigencia de los derechos humanos, y acompañar tanto a estos como a próximos testigos en los próximos juicios”. Responsabilidades de gobierno
De la conferencia también participaron representantes de las secretarías de Derechos Humanos provincial y nacional. En nombre de la primera, Alejo Ramos Padilla afirmó que “a veces no hay mecanismo que alcance para prevenir estas cosas pero está comprometido el programa de protección y las organizaciones. Hay que idear nuevos sistemas, pero tiene que avanzar la Justicia y la decisión de que los juicios van a continuar, y no hay amenazas que los frenen”. En tanto que por la secretaría nacional Inti Pérez Aznar consideró que “estando acá todos juntos damos un mensaje de que los juicios van a continuar, que se van a llegar a sentencias y va a haber verdad y justicia”.
Finalmente, Nilda Eloy, ex detenida e integrante de Justicia Ya!, subrayó la responsabilidad de los gobiernos nacional y provinciales de prevenir estos hechos, y se preguntó “cuántas medidas se tomaron de inteligencia, de investigación, sobre estos sujetos que están hoy en el banquillo, y tantos otros que están libres. Agradezco que haya tantos acá”, finalizó, “es importantísimo, pero sigue estando en manos del gobierno nacional y provincial que por una vez los blancos no seamos nosotros, sino ellos”.
 
En la conferencia también estuvieron presentes otros testigos como Gabriel Manera y Julio César Mogordoy, el presidente del CODESELDH, Norberto Liswki; Roberto Cipriano del Comité Contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria; la abogada de la Liga por los Derechos Humanos Guadalupe Godoy, María Laura Bretal de Unión por los Derechos Humanos; Emiliano Hueravillo de HIJOS; Elena de la Cuadra y Silvia Fontana de Familiares de Detenidos – Desaparecidos; Viviana Staiani del Centro de Víctimas de la Provincia, la decana de la Facultad de Trabajo Social, Verónica Cruz, el secretario general de la CTA La Plata-Ensenada, Carlos Leavi y el responsable de organización de la CTA provincial, Julio Ortellado, en tanto que envió su adhesión Adelina de Alayes por Madres de Plaza de Mayo-La Plata. (Agencia Paco Urondo)

22.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Se trata de Oscar Hergott, quien había adelantado su juicio respecto a los casos de lesa humanidad en una discusión con el juez Tassara. La Cámara de Casación consideró que no puede seguir conformando el Tribunal Oral Nº 5 porque decir que los casos gozan de "impunidad" es una toma parcial.
En la audiencia por el juicio de lesa humanidad cometidos dentro de la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) se confirmó que la Cámara de Casación Federal hizo lugar a la recusación del juez Oscar Hergott, que había sido solicitada semanas atrás por el abogado defensor Guillermo Coronel.El alto tribunal fundamentó su decisión en una presentación legal que había realizado el propio Hergott tras un entredicho que había mantenido con otro magistrado en los baños de Comodoro Py, y por medio del cual se adelantaba su juicio.El juez Jorge Tassara le había dicho a Hergott que “estos juicios no son serios, son una verguenza jurídica”, a lo que el apartado juez le contestó que se debía evitar la “impunidad” de estos casos.Por ello, Casación resolvió: “que el tema ha traspasado los límites institucionales. No quedó en un mero coloquio porque hubo una denuncia de una de las partes. La palabra utilizada (Impunidad) se considera como falta de castigo según el diccionario, entonces, en la contextualización de la situación es razonable el temor de las defensas a la pérdida de imparcialidad y prejuzgamiento”. Por ello el alto tribunal decidió: “hacer lugar al apartamiento del doctor Hergott”. Y, ahora, el Tribunal Oral Nª 5, por tanto, quedará constituido por los doctores Daniel Obligado, Ricardo Farías y Germán Castelli. (Agencia Paco Urondo)

18.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en Página 12)  Algunos lo conocen como Boris Furman, otros como Arrayanes, Frutillar o San Ceferino. Geográficamente son barriadas y asentamientos diferentes, pero cuando los mencionan bajo el nombre aglutinante de barrio Alto o del Alto todos en Bariloche saben de quién se habla: es la zona más humilde de la ciudad, la cara oculta y despreciada de la Bariloche suiza, turística y feliz que mide la nevada invernal por la firmeza de las pistas del Catedral y no por el frío que se cuela por las paredes de cartón. Pero cada tanto, los del Alto se hacen visibles: ayer, durante la madrugada, un policía de la comisaría 28ª, ubicada en medio del Alto, persiguió a un chico de 15 años y lo alcanzó, matándolo de un disparo que le atravesó la cabeza. El juez Martín Lozada detuvo al cabo que disparó. Pero el barrio estalló y atacó la comisaría a pedradas. La policía respondió y dejó un tendal de heridos y otro vecino muerto, esta vez de un disparo en el estómago. La furia siguió con más enfrentamientos, el saqueo de un supermercado. Una nevada y la intervención de la Gendarmería enfriaron un poco los ánimos. Calma chicha. La casa del primer chico muerto está en la esquina de la comisaría.
Los primeros datos que rompieron el equilibrio inestable del Alto son imprecisos y responden inicialmente a fuentes policiales. Según esa versión, a las 4.40 un patrullero de la 28ª detectó a tres chicos que habían robado una vivienda cerca de la plaza del barrio Boris Furman. Los tres policías corrieron detrás de cada uno de los chicos que en la carrera supuestamente iban arrojando objetos robados. Según la misma versión policial, al cabo que perseguía a Diego Alexandre Bonefoi, de 15 años, se le disparó la pistola, accidentalmente insistiría después Argentino Hermosa, jefe de la policía regional, a la prensa, incluyendo seguro y bala en recámara. El proyectil atravesó la cabeza del chico y se perdió. “Hubo una detonación y por casualidad impactó en la cabeza del chico”, dirían sus dos colegas. “Se le disparó el arma mientras forcejeaba con el chico”, diría Hermosa en una versión distinta.
 
Lozada ordenó la detención del cabo (“por homicidio, después veremos qué clase de homicidio”, dirá más tarde el juez a este diario), el secuestro del arma de los tres uniformados, pruebas de parafina en sus manos y la autopsia del cuerpo de la víctima para determinar las distancias del disparo, la dirección y el ángulo.
 
Pasadas las 9 de la mañana, la familia Bonefoi se enteró de la muerte de Diego. La casa, en la esquina de la misma calle donde se encuentra la comisaría 28ª, empezó a ser el ombligo del ánimo agrisado de todo el barrio. “Nos enteramos porque en el entretiempo del partido vimos por la ventana que había corridas en la calle –dijo el padre de Diego, Sandro Bonefoi, desconsolado–. Me tiraron a mi casa.” José Luis Calfulef, tío del chico muerto, aseguró a Télam que la policía le disparó a su casa cuando se enfrentaba con los manifestantes y mostró heridas de perdigonadas en su rostro. “Yo estaba mirando las corridas en la calle –dijo Calfulef– por una ventana del primer piso cuando entraron a tirar los policías, rompieron los vidrios, me hirieron a mí y a Fabio (un hermano de la víctima).”
 
Poco después, una ola de indignación estalló sobre la vecina comisaría. Un centenar de vecinos atacó a pedradas la comisaría que a esa altura ya había perdido cualquier lejano vestigio de representación de la ley. El comisario Hermosa aseguró que los uniformados “resistieron el ataque que ocasionó destrozos en vidrios, techo y mampostería”. Después, “se salió a reprimir, utilizando armas no letales, como balas de goma, gases lacrimógenos y bombas de humo”. La muerte de otro joven, Sergio Cárdenas, de 28 años, de un disparo en el estómago, ocurrida alrededor de las cuatro de la tarde llegó para relativizar la no letalidad de las armas. “Habíamos alcanzado a reducir la ira de los vecinos –dijo a este diario Luis Fernández, de Grupo Encuentro, una asociación que trabaja con los barrios humildes–. Pedíamos un momento de paz para que la familia pudiera velar a su hijo. Pero se conoció la segunda muerte y fueron incontenibles.”
 
Tanto el juez Lozada como el intendente Marcelo Cascón y políticos locales como organismos sociales intentaron bajar los ánimos, pero el clima se había hecho insostenible y la policía había quedado desbordada, con el riesgo de que continuara con sus intentos de contención. “Llamé a las autoridades nacionales para pedir la Gendarmería como mediadora, sacar a la policía rionegrina del medio, que estaba en los ojos del barrio, para custodiar el área y proteger la integridad de los vecinos”, describió Lozada a Página/12.
 
Por momentos, la pedrea contra la policía se intensificaba, por momentos sonaban los disparos, estallaban las bombas de gases lacrimógenos, se escuchaban las detonaciones de escopeta. Un centenar de jóvenes aparecía en una esquina, pedreaba, se disolvía y reaparecía en otra para volver a pedrear. Un supermercado fue saqueado. Los disparos siguieron sonando durante toda la tarde en forma intermitente. El Hospital Ramón Carrillo pasó a ser uno de los centros de actividad más intensa. Las guardias médicas informaron el ingreso de una docena de heridos por perdigones y la de un herido de gravedad. Las escuelas de todo el Alto cerraron sus puertas, suspendieron las clases y no estaba claro que las continuaran hoy. En realidad, nada estaba claro en el Alto, la cara oculta de Bariloche. (Agencia Paco Urondo)

17.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, desde ANADig) La señora Ernestina Herrera de Noble abandonó el país.

 
Lo patéticamente grave, según nuestras fuentes, es que no se trataría de ningún pretexto judicial. A los 85 años, la dramática actualidad de Ernestina podría inspirar al narrador menos realista. La literatura, a través de ella, está servida. Basta con transcribir, linealmente, las someras peripecias. La muchacha de Flores evocaba aquel poema de Oliverio Girondo. En 1954 se enredó con Roberto Noble. Tenía ambiciosos 29. Podía asumir el suspenso de las triangulaciones.
Noble fue el protagonista principal de la primera parte de su historia. Consiguió casarse con Noble, extrañamente, en 1967. El hombre -debe aceptarse- venía físicamente desvencijado. Se quedó viuda en 1969. La Garganta cuenta que la turbulencia del amor, con los arrebatos teatrales de absorciones y pasión, brotó, recién, en 1970. A los 45, cuando era la poderosa señora directora de Clarín (Advertencia: No ampliaremos).
 En cambio Héctor Magnetto, aún desvencijado como aquel Noble, permanece en la Argentina. Con fatal hidalguía, en la adversidad de la pelea, Magnetto afirma que va a quedarse en el país. “Pase lo que pase”. Aunque se le quiebre, aún más, a Magnetto, el fragilizado frente interno. Así Kirchner y Moreno encuentren, en la primera de cambio, acaso pronto, algún juez que se atreva a esposarlo (¿igual que a Bartolomé Mitre?). El destino dejó de ser una sospecha previsible. Sobre todo desde que fue detenido José Alfredo Martínez de Hoz. Al que el diario Clarín, paradójicamente, en nombre del desarrollismo frigerista, en “los peores años”, tanto había combatido. Con la imagen tétrica de Martínez de Hoz, detenido en la camilla, fue que le advirtieron a Magnetto, con sensatez: “Preparate, ahora Kirchner viene por vos”. ANADig,  para (Agencia Paco Urondo)

 
 

17.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Sentidog.com) Sres. Senadores, mi nombre es Daniel Lezana, soy hijo de Luis Lezana, tengo 16 años y nos adoptamos hace seis, por eso ahora puedo llevar nuestro apellido. El martes 8 de junio, estuve con mi papá en el Senado, escuchando las distintas opiniones, entonces yo, tambien quiero dar mi opinión. Yo no divido a la gente por su sexualidad, heteros, homos, travestis….y demás, posibilidades.
Mis padres biológicos eran heterosexuales y por esas cosas de la vida, con mi hermanito, terminamos viviendo en un hogar ( no quiero hablar del por qué ).Cuatro veces, intentaron adoptarme, familias heterosexuales, y me devolvieron, porque decían que era travieso, una vez me devolvieron por que les puse mucha comida a los pecesitos y se murieron, al parecer por comer mucho. Y las otras veces no recuerdo bien, solo tenía más o menos 8 añitos. CON TODO ESTO, YO NO DIGO, QUE TODOS LOS HETEROS SON MALOS, ES MAS, YO SOY HETERO, ME GUSTAN LAS CHICAS Y SOY BUENA PERSONA.
A los 10 años, apareció en el hogar LUIS, mi PAPÁ DEL ALMA, como nos llamamos nosotros. Entonces el Juez me dijo: Mira Dani, hay un Sr. Soltero, que tiene un perro grande que se llama Carolo, y quiere adoptarte. Yo no lo podía creer, había una nueva esperanza para mí, yo pensaba que iba a terminar en el hogar como muchos de los chicos grandes. Ya a mi hermanito lo habían adoptado por que era muy chiquito, él sí había tenido suerte… y,yo, ya era grande, ¿por qué nadie me quería? todas las noches me lo preguntaba, hasta que me dormía, sin respuestas.
Y así fue que nos vinimos a Bs. As., al principio no fue fácil, Luis es arquitecto, así que la casa siempre es un lío, siempre esta remodelando algo, no tiene descanso. Luis es re hincha, todo el día está diciendo: ¿estudiaste, te bañaste, te lavaste los dientes? ¡ufa! digo yo, ya estoy harto... PERO: cuando me voy a dormir por las noches, sé que el siempre sube a taparme y a darme un beso en la frente, ¿qué molesto, no? jajaja.
Cuando paso el tiempo y me animé a hablar con mi viejo de lo que es la homosexualidad, al principio, no me gustó, pero por qué no lo ENTENDÍA. A Uds. señores Senadores, les debe pasar lo mismo ¿no? ¿Uds. entienden con el corazón lo que es ser gay? Después con el tiempo, empecé a ver con mis ojos del corazón a LUIS Y GUSTAVO (su ex pareja, ahora se separaron). También soy hijo de padres separados, ojo con mis traumas. A mí, me hubiera gustado que Luis y Gustavo se casen, hubiera tenido dos PAPÁS.
Cuando vivíamos los cinco (había dos perros), todo era más divertido, Luis (mi viejo) era el malo, y nosotros éramos sus víctimas… jajaja… era muy divertido, todos estábamos en su contra, él siempre tiene que organizar todo. Según Luis, y yo me río mucho, tiene que ser madre y padre a la vez… ¡es un personaje! Todos los hijos que se crían solo con un papá o una mamá, les pasa lo mismo ¿no?, sus papás cumplen los dos roles, el mío lo hace, a veces, es re pesado. NOSOTROS SOMOS UNA FAMILIA, LES GUSTE O NO A MUCHOS, ¡ESTA ES MI FAMILIA!
Para los que piensan o creen que mi viejo, me inculca ser gay o me puede contagiar, ¡SE EQUIVOCAN!, a mí me gustan las chicas ¡y mucho!, pero ¿qué pasa si fuera gay? Creen que es porque me crió un gay… mmmm… yo no lo creo. Ahora que estoy escribiendo por los derechos de mi viejo y los míos, ¡quisiera que él se case!, como me voy a casar yo el día de mañana.
Él cuando se case lo va hacer con otro gay, que sienta como él, no se va a casar con los heteros, ¿de qué tienen miedo?, ¿los gays son una plaga que nos van a invadir? Si se casa mi papá, el boletín de la escuela lo van a poder firmar los dos, a las reuniones del cole puede venir cualquiera de ellos, quiero tener los MISMOS DERECHOS que tienen mis compañeros del colegio, y si ellos (mis papás), se separan, tener LOS MISMOS DERECHOS, que tienen los hijos de padres separados…. sus hijos los tienen y YO NO, ¿por qué?
Bueno, lo último, yo estoy orgulloso del padre que tengo, de el aprendo, que en la vida hay que luchar por las cosas que queremos, y yo querido VIEJO, ¡SIEMPRE ESTARÉ A TU LADO! Y por favor Sres. Senadores, los gays se van a casar entre ellos, no tengan miedo, NO SE VAN A CASAR CON USTEDES.
Muchas gracias.
Daniel Lezana (Agencia Paco Urondo)

17.06.2010

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Sentidog.com) La senadora nacional, Hilda “Chiche” Duhalde, se manifestó en contra del proyecto de ley que habilita el matrimonio entre personas del mismo sexo y ya cuenta con la media sanción de Diputados.
“Cuándo veo diputados que votaron a favor sólo porque tienen un hijo homosexual pienso que votaron según su problema en particular y él tiene que legislar para todo el país”, afirmó, en referencia al legislador socialista, Ricardo Cucovilo, quien expresó que su hijo es gay durante el debate en la Cámara baja.

En ese sentido, la legisladora habló de la “ley natural” y dijo que se inclina por uniones civiles. También se manifestó en rechazo de modificar la ley de adopciones para que los gays puedan adoptar. “Creo que habría que detener el tratamiento de esta ley y plantearse una consulta popular junto con la elección de 2011 y ver qué opina la sociedad, porque si bien es un tema importante y trascendente, no es urgente”, expresó, según el portal PuntoJus.com
“Si tuviera que votar la ley tal cual vino de Diputados, yo votaría en contra, porque creo en el derecho natural, porque creo que nosotros tenemos una construcción cultural que hace que lo natural sea que haya un nombre y una mujer contrayendo matrimonio. Por otro lado está en nuestra Constitución, a través de tratados, que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. Creo que los homosexuales tienen derecho a unirse, derecho a tener garantizados la sucesión en caso de no haber herederos forzosos, que tienen derecho a la pensión o a la obra social, pero prefiero llamarlo Unión Civil”, concluyó.

“Por otro lado, estamos hablando de minorías y hay estadísticas que dicen que las uniones homosexuales no duran más de un promedio de tres o cuatro años y en general tienen dificultades importantes a la hora de separarse”, manifestó. (Agencia Paco Urondo)
 

17.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en ANADig) Rosa María Juana Martínez Suárez, más conocida por su seudónimo “Mirtha Legrand”, podría ser citada por la Justicia para explayarse sobre sus gestiones ante altos jefes militares de la última dictadura, que confesó el martes durante su tradicional almuerzo en cámara. La animadora de 83 años contó que en marzo de 1977, luego del secuestro de su sobrina María Fernanda Martínez Suárez y de su compañero Julio Enzo Panebianco, le pidió ayuda a un oficial naval que no identificó y al ministro del Interior de Videla, general Albano Harguindeguy. Luego aseguró que la hija de su hermano recuperó la libertad “gracias a que yo era conocida y famosa”. El pedido para que la ex actriz declare como testigo lo realizó el abogado Pablo Llonto ante el juez federal Daniel Rafecas, que investiga los delitos de lesa humanidad en el Primer Cuerpo de Ejército.

A diferencia de los familiares de víctimas del terrorismo de Estado que declaran desde hace treinta años con la esperanza de obtener justicia, Martínez Suárez relató sus diálogos con militares un tercio de siglo después ante la mirada atónita de Gino Renni y Arnaldo André. “Es la primera vez que lo cuento”, apuntó. Primero “pedí ayuda a quien era interventor de Canal 13, y no me brindó ayuda por temor, porque todo el mundo tenía miedo de comprometerse”, afirmó. Luego recurrió “a un general de la Nación a quien circunstancialmente habíamos conocido”, en referencia a Harguindeguy. La respuesta del ministro de Videla, recordó, fue: “Bueno, déme un tiempo Mirtha, lo voy a averiguar, es muy difícil, muy difícil el caso”. La reacción del marino al que no identificó fue aún más frustrante: “Ni te vengas, ni te vengas por favor, esto es peligrosísimo”.

Luego de enumerar sus gestiones, la conductora apuntó que su sobrina “cree que estuvo en Palermo, porque escuchaba pasar trenes”, y que “cuando la liberaron le dijeron: ‘Te salvaste porque sos la sobrina de Mirtha’”. Sobre su sobrino político, militante de la Juventud Peronista, de 23 años, dijo que “nunca más supimos de él”. “Nunca más”, repitió.

Un día después de conocer el testimonio, Llonto presentó un escrito ante el juez Rafecas para que pida el tape al canal América y cite a declarar a Legrand. “El diálogo con Harguindeguy confirma que no sólo recibía denuncias y manejaba listas, sino que tenía poder para sacar a quien quisiera de un centro clandestino, por lo que debería ser investigado junto con los funcionarios de ese lugar siniestro que fue el Ministerio del Interior”, explicó el abogado. “También es importante que se aclare cómo surge el dato sobre el lugar de detención en Palermo, ya que si la sobrina estuvo en Club Atlético (donde fue visto Panebianco), ahí no había ruido de trenes. Confirmar si estuvo en el Regimiento de Patricios, en Palermo, permitiría confirmar que allí también funcionó un centro clandestino de detención”, agregó Llonto, que desde hace años reclama sin suerte la citación del empresario Franco Macri, quien también cree haber salvado al desaparecido Carlos Grosso tras reunirse con Harguindeguy. El vínculo entre el luego intendente porteño y el empresario permitió años después jugosos negocios. (ANADig, Agencia Paco Urondo)

16.06.2010

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo, Publicado por ellitoral.com)
Seis esqueletos humanos fueron hallados este lunes por el Equipo Argentino de Antropología Forense, en un campo del Ejército ubicado en cercanías de Laguna Paiva. Junto con los restos encontraron un casquillo de arma de fuego del calibre 9 mm. y se constató que en el lugar había cal.
El lugar está ubicado entre Campo Andino y Arroyo Aguiar, en el departamento La Capital, a unos 15 km al este de Laguna Paiva.
Las tareas de excavación se realizaron en un predio perteneciente al Ejército Argentino conocido como Campo San Pedro, donde se utilizó maquinaria especializada para el hallazgo de lugares donde alguna vez se realizaron movimientos de tierras.
Aunque todavía no se sabe el sexo ni el tiempo que llevan enterrados los restos óseos, la autoridad competente se encuentra realizando las diligencias pertinentes a los fines de acreditar mayores datos.
El campo en cuestión, utilizado como centro de maniobras del Ejército, tiene unas 100 has. aproximadas, y el descubrimiento surge de un primer hallazgo de un fémur en zonas aledañas.
A partir de ello los investigadores focalizaron aún más la zona y comenzaron una tarea exhaustiva que derivó en que se encontraran los seis cadáveres que ahora se analizan.
Las actuaciones del Equipo de Antropología Forense se inscriben en una causa penal promovida por la Casa de Derechos Humanos, y se encuentra radicada en el Juzgado Federal N° 2, a cargo del juez Francisco Miño.
Aunque hasta esta mañana la noticia no había sido confirmada oficialmente por el juzgado, se estima que los restos óseos desenterrados por el equipo de especialista podrían pertenecer a personas que figuran como desaparecidas durante la última dictadura militar en la provincia de Santa Fe.
(Agencia Paco Urondo)
 

16.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en BAE) En su blog  Mario Burgos, psicólogo de profesión y expreso político desde 1975 hasta el final de la Dictadura Genocida, insertó el 3 de junio un escrito que había redactado 6 años antes. “Hoy comienza el Juicio y renuevo mi esperanza de Justicia.” Se refiere al Juicio por la Masacre de Margarita Belén, Chaco, ocurrida el 12 de diciembre de 1976. Con palabras que caen verticales como plomadas, Burgos rememora ese domingo tórrido en la Unidad Penitenciaria 7, el penal de Resistencia, conocido también por el absurdo nombre de Villa Libertad. Néstor Sala, Parodi Ocampo, Fransen, Duarte, Cuevas, Tierno y Barco son los apellidos voceados por los carceleros y el eco se agiganta en los pasillos y en las celdas. Son los militantes llamados a prepararse de inmediato para un traslado. 
“En todos los pabellones –señala Burgos– comienza la discusión acerca de qué hacer. Es domingo, llevamos varios meses de aislamiento, sin visitas ni otro contacto con el exterior, corren rumores sobre asesinatos contra otros Compañeros detenidos. Todo confluye a pensar que la vida de los Compañeros llamados a traslado está en peligro.” La Ley de Fuga, ese tenebroso eufemismo aplicado por los genocidas para asesinar a presos políticos legalizados por el régimen, es una certeza incontrovertible para los detenidos en la U7. 2 de los 7 prisioneros que reciben la orden, Carlos Alberto “Carao” Duarte (24) y Luis Arturo Fransen (22) conviven con Mario Burgos en el mismo pabellón. De inmediato tiene lugar una reunión: Carlos Kunkel, por los Peronistas, Alberto Petete Assadurian por el PRT, y el propio Burgos por el resto de la izquierda deben decidir qué hacer. Los 3 representan a los demás habitantes involuntarios de aquel pabellón y saben que lo peor, lo más temido, puede suceder y, tanto ellos como el resto, no quieren que Duarte y Fransen salgan. 
Es más: Piensan que lo mejor es resistir, llamar la atención, hacer tiempo hasta el lunes para que la  presencia de algunos familiares y 1 repercusión periodística en la Ciudad impidan que los Milicos se lleven a los Compañeros en sigilo. Pero dudan. La responsabilidad es enorme: “Nunca pude saber el tiempo que nos llevaron estas deliberaciones y cada vez que se menciona a Margarita Belén vuelvo a vivir esa desazón insoportable de tener la vida de varios Compañeros en nuestras manos. Cualquiera que se hubiera cortado por la libertad podía desatar una situación sin retorno. Pero todos aguantamos en la espera. Estábamos convencidos de que iban a asesinarlos". Mientras tanto, afuera del pabellón, la presión crecía. Los guardias les hacían saber que si ellos "No sacaban a los 7 la Gendarmería entraría a sangre y fuego”. Muchas eran las vidas que estaban en juego. Toda la población del Penal peligraba ante un hipotético conato de motín y ya no sería sólo la suerte de los 7 la que se decidiría en esas circunstancias pues, con toda seguridad, la Ley de Fuga se cobraría más víctimas indefensas. 
Los “yugas” (Carceleros) hacían correr el rumor de que tropas del ejército estaban estacionadas a la entrada de la prisión y eso no hacía más que acrecentar la duda entre los 3 responsables. No había cobardía en ello. Militantes templados en las horas terribles de la tortura y el desamparo, aquellos hombres eran perfectamente conscientes de la disparidad de fuerzas. 1 cosa había sido la solitaria determinación de cada 1 frente sus respectivos verdugos, de sostener sus convicciones y sus secretos más allá de la frontera marcada por picanas, submarinos secos y esa sed asesina que les secaba las gargantas cuando los estragos del choque eléctrico estaban a punto de destruirlos; pero otra cosa muy distinta era decidir por el resto. 
“Al fin –relata Burgos– comunicada nuestra indefinición a los jefes políticos de otros Pabellones, llegó un mensaje.” El alfabeto de los presos comunes y políticos, similar al de los sordomudos, señas y gestos lanzados desde remotas ventanas y atrapados en el aire por un receptor experto y furtivo.  La escritura es concisa y no se distrae en precisiones ni malgasta adjetivos. “Los Compañeros salen  –les dicen desde el Pabellón los otros miembros de la conducción Peronistas– y el Carao y Fransen comenzaron a abrazarnos  1 por 1 sin vacilaciones, sin darnos tiempo casi a volver a discutir nada.” De hecho, el tiempo transcurriría más veloz que nunca. Ya para el día siguiente, los “yugas” tendrían  y les transmitirían la noticia de que eran 22 los trasladados y no 7 como habían creído; Que los habían llevado a la Alcaidía Policial; que allí los del Ejército los habían torturado 1 vez más; que luego los transportaron en camiones y que en 1 lugar denominado Margarita Belén los asesinaron a todos. 
“Transcribo sus nombres, sus edades y me abruma comprobar su juventud y la mía. Yo, con 26 años, me sentía joven en aquel tiempo y era más viejo que la mayoría de estos Compañeros, llenos de vida, capaces de cualquier logro con sólo proponérselo […] Pero su alegría, su inteligencia y la vida en sus cuerpos fueron alcanzados por 1 genocidio racional y determinado a eliminar todo vestigio de memoria y dirigencia, para que todo nos cueste más a los que nos queda el privilegio y la responsabilidad de estar vivos.” Los acusados por aquella masacre están siendo juzgados, señal de que los crímenes que perpetraron no les bastaron para arrancar de raíz la memoria infatigable del Pueblo. Pero también, de a poco o en ramalazos de esperanza, es posible hoy comenzar a juzgar el valor de aquellos que ofrendaron sus vidas y de aquellos que, como Mario Burgos, sobrevivieron a fuerza de mantener incólume su afán de justicia y reparación histórica. No puede haber desmemoria para todos ellos  ni actitudes que pretendan sepultar en el olvido que la Patria es siempre un torbellino de persistentes recuerdos, sangre popular derramada y escrituras trazadoras de futuro. 
¿Cómo explicar si no la pertinaz negativa de la Sra. Ernestina Herrera de Noble a brindarle al Estado toda su cooperación para dilucidar la verdadera identidad de sus hijos apropiados? ¿Acaso esa negativa no contiene 1 relato de la Patria que excluye por siempre y para siempre a quienes, como en Margarita Belén, dieron todo lo que podían dar en pos de 1 mañana mejor? ¿No hay en esa Patria para pocos 1 vínculo genético, 1 histocompatibilidad positiva, con el autoritarismo y, más grave aún, con el Terrorismo de Estado? La búsqueda y la vida laten con insistencia al compás de estos interrogantes porque, como dice  Mario Burgos, “Nuestro Pueblo siempre construye 1 después, aunque se tarde en encontrar las respuestas". El autor es Sociólogo y miembro del Conicet. (Agencia Paco Urondo)

15.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La presidenta de la Asociación de Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, visitó a la selección de Argentina en la concentración de Pretoria, donde observó el entrenamiento matutino y se reunió con el seleccionador, Diego Armando Maradona.
De Carlotto y Maradona departieron unos minutos al término del encuentro. La presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo regaló al técnico una insignia de su grupo y Maradona le dio un banderín de la albiceleste. "Todos tenemos que acordarnos de las Abuelas de la Plaza Mayo", aseguró Maradona a los informadores que se encontraban en el lugar. Posteriormente, Maradona tuvo un breve encuentro con el ex internacional Gabriel Omar Batistuta. El seleccionador se retiró posteriormente, no sin antes bromear con la prensa. Puesto de rodillas, pidió a un informador que se cambiara una llamativa camiseta.
La selección argentina apoya a la asociación de Carlotto en su candidatura para ganar el premio Nobel de la Paz, una iniciativa promovida por el preparador físico del combinado argentino, Fernando Signorini. Así lo ha mostrado con pancartas en diversos lugares de la concentración del Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de Pretoria. La presidenta de la Asociación de Abuelas de Mayo llegó el pasado sábado a Sudáfrica para reunirse, entre otras personas, con el ex presidente del país Nelson Mandela. El encuentro con el carismático ex mandatario se suspendió a causa del fallecimiento de una de sus bisnietas en un accidente de tráfico un día antes del inicio del Mundial. (Agencia Paco Urondo)

10.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Observatorio de Derechos Humanos) La decisión de Mauricio Macri de enviar a dos efectivos de la Policía Metropolitana a un Curso de Antiterrorismo en El Salvador se contraponen nuevamente con los objetivos estipulados en la ley 2894 de Seguridad Publica de la Ciudad de Buenos Aires.
Según lo publicado en el Boletín Oficial del 31 de mayo de 2010, los agentes Álvaro López y Enrique Sardella fueron designados para viajar a la Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley (ILEA), en El Salvador, para participar de un encuentro que allí se desarrollará entre los días 14 y 23 de junio de 2010. La organización del evento estará a cargo del gobierno de los Estados Unidos y según el propio Boletín Oficial, los agentes recibieron la suma de ocho mil pesos para gastos personales de parte del gobierno porteño.
El congreso se llama "Programa de Desarrollo Gerencial para Fuerzas Especiales y de Seguridad", y abordará temas como antiterrorismo, lavado de dinero, control de pasos fronterizos, delitos que en nuestro país tienen jurisdicción federal.
El capítulo III de la ley 2894, en su artículo 33, determina las funciones de la Metropolitana: a) brindar seguridad a personas y bienes; b) prevenir la comisión de delitos, contravenciones y faltas y c) hacer cesar la comisión de delitos, contravenciones y faltas, poniendo en conocimiento inmediato de los mismos a la autoridad judicial competente, debiendo actuar conforme a las disposiciones procesales vigentes en el orden nacional o local, según corresponda al hecho en el cual se haya actuado.
Organizaciones No Gubernamentales y de Derechos Humanos internacionales consideran a la ILEA una nueva Escuela de las Américas. SOAW (Observatorio de la Escuela de las Américas), por ejemplo, una ONG que "trabaja para cerrar, bajo cualquier nombre que tenga, la Escuela de las Américas del ejército de los Estados Unidos". Cabe mencionar que dicha Escuela fue uno de los símbolos del Terrorismo de Estado en Latinoamérica, y que por sus claustros pasaron mas de 64 mil soldados, muchos de los cuales tendrían una activa participación en las violaciones a los DDHH y el terrorismo de Estado de sus respectivos países.
Desde su creación, la Policía Metropolitana ha demostrado más tropiezos que soluciones. Desde la designación del Jorge “Fino” Palacios (actualmente preso por el delito de asociación ilícita) como jefe de la fuerza (primero desmentida, luego admitida y posteriormente arrepentida), hasta la falta de transparencia respecto de los métodos de selección de los policías que provenían de otras fuerzas, pasando por los espionajes clandestinos y la inclusión en sus filas de algunos ex policías federales con serios antecedentes, ahora se intenta capacitar a la nueva fuerza con conceptos alejados de una concepción democrática y de derechos humanos en violación a la Ley 2894 de Seguridad de la Ciudad.
Desde el ODH entendemos que el Gobierno de la Ciudad en lugar de reforzar las políticas públicas para resolver el problema de la inseguridad, equivoca el eje con actividades que no se corresponden necesariamente con los objetivos actuales de la Policía Metropolitana. (Agencia Paco Urondo)

08.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El proceso, a cargo del Tribunal Oral en lo Federal Uno (TOF1), comenzó con el requerimiento del fiscal federal Federico Delgado, que calificó al centro clandestino conocido como "Automotores Orletti" como un "enclave del terror". Seis represores están siendo juzgados por cometer delitos de lesa humanidad en ese centro durante la última dictadura. En tanto, el proceso por lo sucedido en "Margarita Belén" ingresó en un cuarto intermedio. La fotogalería a continuación es obra de Analía Garelli.
 
Foto 1: El represor Raúl Guglielmenetti.

Foto 2: El represor Rubén Visuara.

Foto 3: El represor Honorio Martínez Ruiz.

Foto 4: El represor Eduardo Ruffo. 
 
Foto 5: El represor Rodolfo Cabanillas. 

Foto 6: Foto general de los represores.

Foto 7: El represor Raúl Guglielmenetti (der.) y su abogado.

Foto 8: Ocultándose permanentemente el rostro, el represor Rubén Visuara.

Foto 9: No da la cara, estampa mediante, el represor Honorio Martínez Ruiz.

Foto 10: Presidente del tribunal, Jorge Gettas, los otros dos jueces del tribunal, Oscar Amirante y Adrián Grünberg.

Foto 11: Gettas, nuevamente.

Foto 12: Foto general del juicio.
(Agencia Paco Urondo)

08.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, audio) Basta de Zonceras! entrevistó a Ana María Carreaga, directora del Instituto del Espacio de la Memoria. En la charla se extendió sobre el caso Noble y defendió la extracción de sangre a Marcela y Felipe y el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Escuchar audio

(Agencia Paco Urondo)

08.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, audio) Basta de Zonceras! entrevistó a Rafael Araya, consejero de la Embajada de Palestina en la Argentina. Describió la situación en la Franja de Gaza: "es un campo de concentración al aire libre".

Escuchar audio

(Agencia Paco Urondo)

07.06.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)  A través de su historia el Pueblo de Israel preservó su memoria, espiritualidad, cultura e identidad. A pesar de la diáspora supo preservar sus valores. No voy a mencionar porque lo conocemos, su largo caminar que vive en la mente y el corazón del pueblo de Israel, el dolor y la resistencia a través de los tiempos, de las persecuciones y el holocausto bajo el nazismo.Israel tiene el derecho a su existencia, y el mismo derecho tiene el pueblo palestino, víctima de las persecuciones, de las torturas, bombardeos y marginalidad que les impone Israel, generando la pobreza, la violencia social y estructural, arrebatándole las tierras, imponiéndole asentamientos de colonias judías por la fuerza y construyendo el “muro de la infamia”, que divide al pueblo palestino.Israel, que cuenta con el apoyo de los Estados Unidos, son ambos responsables de crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino.Rechazamos y denunciamos los daños provocados contra los tripulantes en misión humanitaria de la Flotilla de la Libertad, compuesta por el crucero Mavia Marmara y otros cinco navíos, que llevaban 700 activistas y 10 mil toneladas de provisiones. El ataque de Israel provocó 19 muertes; heridos y fueron detenidos los participantes por las fuerzas israelitas. Es infame que Israel trate de justificar su accionar argumentando “autodefensa”, frente a quienes no buscaban confrontación alguna, sino llevar la solidaridad a un pueblo oprimido.Israel se ha transformado en un país agresor, violando las convenciones internacionales y la vigencia de los derechos humanos y derechos de los pueblos. Como bien lo señala José Saramago, Israel se ha transformado en el Goliat del Medio Oriente.Hay que reaccionar frente a la situación actual que vive el Medio Oriente. No es a través de la violencia la manera de resolver los conflictos; es urgente restablecer el diálogo y negociaciones para aprender a respetarse unos a otros y encontrar los caminos de paz y entendimiento entre las personas y los pueblos. Las Naciones Unidas debe sacarse el polvo y actuar concretamente y no con simples declaraciones frente a la barbarie contra el pueblo palestino, que lleva adelante el gobierno de IsraelSabemos que sectores del pueblo de Israel no están de acuerdo con las políticas del gobierno y quieren llegar a una solución justa para los pueblos y terminar con largas décadas de violencia, sufrimiento y muerte. Es necesario reaccionar contra la escalada de violencia y encontrar nuevos caminos y alternativas para construir la paz. (Agencia Paco Urondo)