fbpx Tras los anuncios de Alberto Fernández, recrudece la interna radical en PBA | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 11.09.2020
Tras los anuncios de Alberto Fernández, recrudece la interna radical en PBA

Luego de que el presidente comunicara una reasignación de partidas de coparticipación, la interna de Unión Cívica Radical por la presidencia en la provincia de Buenos Aires se tensó como nunca antes. ¿Posse se planta al sector vidalista?

Durante el anuncio del presidente Alberto Fernández, en el que se comunicó una reasignación de partidas por coparticipación hacia la provincia de Buenos Aires, varios intendentes opositores se mostraron junto al mandatario. Luego de la conferencia de prensa, los jefes comunales indentificados con la anterior gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal, como Diego Valenzuela, Nestor Grindetti y el propio Jorge Macri, se manifestaron incómodos y disconformes con la medida que afectaba a su socio político en la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. Diferente fue la reacción del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que reconoció la medida como una deuda histórica hacia la provincia y además aseguró que "en estas condiciones (por la situación previa al anuncio), la provincia es inviable". 

Este entredicho evidenció la fuerte interna que se vive al interior de Juntos por el Cambio en el distrito más poblado de la Argentina. La pandemia de coronavirus pospuso la elección a presidente en el radicalismo de la provincia de Buenos Aires. Allí Posse se propuso disputar la conducción del partido al sector que responde a Daniel Salvador, actual presidente y ex vicegobernador durante el gobierno de María Eugenia Vidal. El vidalismo propone al legislador bonaerense Maximiliano Adad, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Adad representa a sectores consolidados del radicalismo en el interior de la provincia. Posse, por su parte, concentra apoyos en el gran Buenos Aires y en la propia ciudad de Buenos Aires, donde cosechó adhesiones de los referentes de la Unión Cívica Radical en ese distrito. Tanto Martín Losteau como Enrique Nosiglia le dieron su bendición en la disputa. 

Queda claro que Martín Losteau se ve ahora en una contradicción ya que como senador responde a los intereses de los porteños en el Congreso y ya se manifestó encontra de la decisión del presidente Alberto Fernández. 

De todas maneras, el radicalismo porteño busca hacer pie en un partido que estuvo totalmente alineado con las decisiones del gobierno de Vidal y por lo tanto de la conducción del PRO. Es este el argumento principal de Posse en su disputa: quebrar la hegemonía del PRO en la alianza de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires.